Los daños de trabajar más de 6 horas

La propuesta es trabajar menos de 8 horas para obtener mejores resultados en nuestra vida y también en el ámbito laboral
Caracol 1260 | Marzo 9 de 2013
Por Ángeles Pino / El Universal, México / GDA

¿Sientes que vives para trabajar y no al contrario? Muchos de nosotros podríamos considerarnos hasta sortudos por tener un empleo en la situación económica mundial actual, pero se nos olvida que en realidad somos productores de cambio, creadores del progreso y de la realidad actual, pasada y futuro. Entonces nos preguntamos... ¿qué hace que se nos olvide?

Pueden ser muchos los factores que hacen se nos olvide evaluar críticamente cómo estamos viviendo nuestra vida y uno de esos elementos es el desgaste que implican jornadas de trabajo de muchas horas.

Esto de acuerdo con Christian Bronstein y Eric Winer, quienes compartieron los resultados de una investigación sobre los efectos que tiene la jornada laboral establecida de 8 horas de nuestra sociedad actual y cómo ésta puede ser modificada para llevar una vida más productiva y sana.

La propuesta es: trabajar jornadas de 6 horas. Y es que seguir laborando durante mínimo 8 horas diarias o 40 semanales, es pensar en el ser humano sólo como una pieza más dentro de la cadena de producción donde nos encontramos en las últimas cadenas, sólo como engranes que benefician a otros.

¿Cómo nos afecta? Convirtiendo todo en una rutina donde nos volvemos esclavos del tiempo, porque no nos sobra ni un poco para preocuparnos por nosotros mismos; es decir, una cultura que no pone nuestro valor por encima del mercado, no nos considera individuos y no nos da oportunidad de combinar, de equilibrar instancias que nunca debemos olvidar: la personal, la civil y la productiva.

El que no vivamos dentro de una esclavitud declarada, no significa que no vivamos en una esclavitud. Para salir de ella, debemos ser conscientes que necesitamos defender nuestro derecho a la libertad frente a las jornadas laborales actuales, pues son una forma de esclavización diaria y continua que repercute con nuestra calidad de vida.

La idea es trabajar 30 horas semanales sin que exista una reducción salarial, como una prueba concreta de progreso social y cultural, que es la respuesta a una necesidad social de salvarnos de una crisis civilizatoria. Esto porque la retribución no debe basarse en trabajar más o menos horas, sino simplemente en lo que es justo.

Algunos países empiezan a hacer caso y están en la creación y debate de leyes que puedan favorecer la idea. ¿Cuáles son esos puntos que abordan y nos beneficiarían?

1. Reducción del desempleo - Si se estructuran dos turnos laborales, damos chance que exista un mayor número de personal, pues dejamos de sobrecargarnos de trabajo y damos oportunidad a otros.

2. Vida y familia afectiva - Si sólo dedicamos 6 horas diarias a trabajar, tenemos oportunidad de estimular la convivencia con la familia, pues así los padres de familia tendrían más tiempo para pasar con los hijos y así cumplir con el derecho que ellos tienen de vivir en una ambiente familiar sano y pleno. Es regresar a los padres a su familia. Por decirlo más fácil, reducir la jornada laboral nos permite equilibrar la vida laboral con la familiar.

3. Avances tecnológicos - Con todos ellos se ha creado una reducción de tiempo y esfuerzo en muchas tareas que antes eran todo lo contrario; es entonces que la reducción de horas debería ser uno de los resultados de esos beneficios de la tecnología. Cabe destacar que a pesar de que ahora las máquinas hacen mucho del trabajo, la jornada laboral sigue siendo la misma de 1926. ¿Puedes creerlo? El empleador no debe ser el último que gane de la producción que se incrementó con la ayuda tecnológica, el reparto de los beneficios debe ser para todos.

4. Estudios y capacitación - Después de trabajar 8 horas, el tiempo no laboral que nos sobra es realmente poco para dedicarle espacio a cualquier otra actividad que nos interese; incluso puede tratarse de tareas académicas.

Hay que darnos cuenta que las nuevas tareas laborales van de la mano con una actualización de índole intelectual, por lo que nosotros cada vez debemos estar preparados; la pregunta es ¿a qué hora lo hacemos?

Como no lo hay, lo que se genera es un estrés constante por la necesidad de capacitación y el riesgo de quedar desactualizado e incluso fuera del sistema laboral, lo que se traduciría en perder el sustento económico.

Si reducimos el horario de trabajo, tenemos tiempo de capacitarnos, actualizarnos y llevar un equilibrio entre el trabajo y nuestros intereses fuera de él. El fin es tener una integración coherente entre formación y empleo.

5. Salud 0 Entre menos horas, más salud porque no existirán tiempos muertos de ocio, los que pueden generar una carga negativa en el ambiente; así no existirá un estrés constante por "mantenerse ocupado".

Ahora, 8 horas diarias de trabajo implica un impedimento para dedicar tiempo a actividades relacionadas con la salud física y psicológica.

6. Incremento de la productividad - Estudios han comprobado que los países que tienen jornadas laborales más cortas, tienen también un mayor grado de productividad por hora trabajada. Esto acaba completamente con la creencia de que entre más horas se trabaje, se es más productivo; de hecho, es todo lo contrario, se ha probado que entre menos horas se trabaje, más productividad hay en cada una de ellas.

7. Recursos energéticos e impacto ambiental - En los empleos donde no se tenga que hacer dos turnos de trabajo, se laborará menos tiempo, se producirá más y se hará un ahorro significativo en los recursos energéticos utilizados. Esto disminuye el impacto ambiental y también costos.

8. Hacinamiento - Que existan dos turnos es la posible solución para hacer un uso más inteligente y eficiente del transporte público y privado; que al mismo tiempo soluciona la saturación del transporte en las llamadas "horas pico"; simplifica la movilidad y disminuye el impacto ambiental.

9. Investigación y desarrollo creativo - Las actividades culturales y creativas, en general, quedan relegadas por el poco tiempo libre que existe. Sólo hay que pensar: "¿Queremos tener una sociedad de individuos libres y creativos e independientes, capaces de apreciar y aprender de los logros culturales del pasado y contribuir a ellos..?, ¿Queremos eso o queremos gente que aumente el PBI? No es necesariamente lo mismo": Noam Chomsky.

10. Es de interés colectivo - Esta propuesta no es un tema individualista, sino un reclamo por una cultura nueva que esté orientada a nuestro beneficio, donde el derecho a una vida plena siempre esté por encima de la vida laboral, hoy explotación.

"Una cultura en donde se trabaje para vivir, y no se viva para trabajar".
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: