Ley de matrículas para inmigrantes espera aprobación final en Florida

Es casi seguro que se apruebe porque 21 de los 40 senadores han expresado públicamente su apoyo.
El Nuevo Herald | Abril 30 de 2014
El Senado de la Florida allanó el martes el camino para la aprobación final de un polémico proyecto de ley que permitiría a los inmigrantes indocumentados pagar tasas de matrículas iguales a los residentes del estado en los colleges y universidades de la Florida.

Al usar una medida de procedimiento, los senadores llevaron la iniciativa a votación en el pleno esta semana más tarde. Es casi seguro que se apruebe porque 21 de los 40 senadores han expresado públicamente su apoyo. Otros tres han votado a favor del proyecto en su discusión en las comisiones.

La acción del martes, aunque sencilla, marcó una importante victoria para los partidarios, quienes han luchado durante años para persuadir a la Legislatura a que apruebe la medida.

“Ahora estamos en la recta final”, declaró el senador Jack Latvala, el republicano por Clearwater que patrocina el proyecto de ley.

El presidente de la Cámara de Representantes, Will Weatherford, dijo que él también se sentía esperanzado.

“Estamos en el umbral de un momento muy enorgullecedor como estado”, dijo Weatherford, un defensor de la iniciativa de ley en la cámara baja.

La maniobra en el Senado, que mantuvo viva la propuesta el martes, fue tan sutil que pasó prácticamente sin notarse por los estudiantes inmigrantes indocumentados que observaban en la galería del Senado.

El proyecto de ley del Senado (SB 1400) se había estancado después de que el presidente de Presupuesto del Senado, Joe Negrón, republicano por Stuart, se negó a escucharlo en su comisión. Latvala trató entonces de agregar el lenguaje a diferentes propuestas educacionales del Senado, pero no tuvo éxito.

Con el tiempo a punto de expirar el martes, el poderoso presidente de las Reglas del Senado, John Thrasher, presentó una moción para dejar a un lado las reglas del Senado y permitir que la cámara alta tomara la versión de la Cámara de Representantes del proyecto de ley (HB 851).

El presidente del Senado, Don Gaetz, preguntó si había objeciones. No hubo.

Gaetz aprobó la moción y siguió adelante con la agenda.

Si cinco miembros del Senado hubieran levantado sus manos, la moción hubiera requerido una votación favorable de dos terceras partes. Eso sólo hubiera puesto fin a las oportunidades de la iniciativa de convertirse en ley.

Gaetz también pudo anular la moción. Pero a pesar de sus objeciones a la política, había dicho que no impediría que llegara al pleno.

“Una mayoría de los miembros del Senado desea que se escuche el proyecto de ley”, dijo el martes Gaetz. “Como funcionario que preside el Senado, es mi deber regirme por la voluntad del Senado”.

El senador Tom Lee, un oponente que considera que la propuesta es para “atraer” a los votantes hispanos, estuvo de acuerdo en que el tema lo debe decidir el pleno de la cámara.

“A pesar de los sentimientos de la gente con respecto a la medida, existe la creencia de que la mayoría [los senadores que apoyan la propuesta] ha recibido el abuso de la mayoría [los que se oponen], y que la injusticia necesita ser rectificada con un voto de continuación o no ante el pleno del Senado”, dijo el republicano de Brandon.

Latvala espera que el pleno del Senado discuta la medida el miércoles antes de hacer la votación final el jueves.

En algunas universidades estatales, los estudiantes indocumentados pagan cuatro veces la matrícula que pagan los residentes de la Florida.

A nivel nacional, al menos 17 estados tienen cláusulas similares en sus leyes que permiten a los estudiantes inmigrantes indocumentados pagar el precio de matrícula para residentes del estado.

Las cláusulas a considerar en el Senado ya cuentan con el apoyo de la Cámara y del gobernador Rick Scott. Las mismas incluyen un compromiso con relación al llamado diferencial de matrícula que permitiría a la Universidad de la Florida y la Universidad Estatal de la Florida aumentar la matrícula hasta un 6 por ciento por encima del precio estipulado por la Legislatura de la Florida. Todas las demás universidades tendrían que cobrar la matrícula establecida por el estado.

Scott, quien ha hecho una prioridad del proyecto de ley durante las últimas semanas, expresó su apoyo el martes en el Arsenal de la Guardia Nacional en Fort Lauderdale.

“Tenemos que bajar la matrícula para que todos nuestros estudiantes — de bajos ingresos, de ingresos medios, todos — puedan permitirse el college y la universidad”, dijo.

Mientras tanto, el vicegobernador Carlos López-Cantera se mantuvo presionando en Tallahassee.

“Nos sentimos optimistas de que estará listo para el viernes”, dijo, entre sus conversaciones con legisladores y cabilderos en la rotonda del Capitolio.

Activistas estudiantiles también se esforzaron por mantener el impulso. Ellos se pusieron togas y birretes y celebraron una graduación en broma frente a las salas del Senado.

Para Verónica Pérez, estudiante del Hillsborough Community College que nació en México pero se crió en el condado Polk, esta lucha es algo personal.

Pérez tuvo que dejar temporalmente los estudios del 2010 al 2012 porque no podía permitirse la matrícula de no residente estatal. Ella aspira a hacerse ingeniera.

“Tengo la esperanza de que esta sea la semana decisiva para los estudiantes indocumentados”, dijo.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: