Hedy Lamarr, la estrella de Hollywood que merecía un Nobel

Todos recuerdan a Hedy Lamarr por sus glamorosos papeles en el cine, sin embargo, la actriz patentó un sistema secreto de comunicación.
EFE | Octubre 20 de 2013
Hedwig Eva Maria Kiesler, más conocida como Hedy Lamarr, participó en su país, Austria, en cuatro películas antes de marcharse y triunfar en Hollywood. Pero la bella actriz estudió ingeniería y puso de manifiesto su genio inventor al patentar un sistema secreto de comunicación utilizado en muchos sistemas de defensa. También hizo posible las señales wifi y otros avances tecnológicos que cambiarían el mundo de la comunicación.

Así era la doble faceta de Hedy Lamarr: una superdotada, aunque desconocida inventora, y una intérprete con una rutilante trayectoria pública, según refleja el servicio de información científica CyTA-Instituto Leloir (CyTA-IL), de Argentina, país donde ha tenido lugar la más reciente investigación histórica de la vida y obra de Lamarr.

SISTEMA SECRETO DE COMUNICACIÓN

Según CyTA-IL, Hedy nació en Viena en 1914, en el seno de una familia judía y, tres décadas más tarde, en 1942, cuando ya era una estrella de Hollywood, patentó la primera versión de un revolucionario sistema secreto de comunicación, que ideó junto con el músico norteamericano George Antheil.

“Esta técnica es la base del principal instrumento contra las interferencias utilizado en muchos sistemas de defensa nacionales. En la década de 1980 empezó a implementarse en la transmisión de datos sin cable, como la telefonía móvil y las redes inalámbricas”, señala la doctora Valeria Edelsztein, del Departamento de Química Orgánica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, UBA.

“Así se convirtió en la base, no solo de la telefonía móvil celular 3G, sino de prácticamente todos los sistemas de comunicación digital inalámbrica modernos, como el wifi, el GSM, el Wlan y el Bluetooth. También se usa en la transmisión de datos satelitales”, añade Edelsztein, autora del libro Científicas: cocinan, limpian y ganan el premio Nobel (y nadie se entera).

“Cualquier chica puede ser atractiva. Solo tiene que quedarse quieta y parecer estúpida”, afirmó esta actriz que, en la década de 1930, fue la primera en aparecer desnuda en una película comercial, la obra checa Extasis, en la que se la ve corriendo sin ropa por la campiña y mostrar su rostro durante el orgasmo. Según CyTA-IL, a raíz de estas imágenes, este filme fue prohibido en muchos países, entre ellos Estados Unidos.

Según CyTA-IL, Hedy comenzó a estudiar ingeniería, pero dejó la universidad para trabajar en Berlín con el director de teatro Max Reinhardt. Después regresó a Viena donde se casó en 1937, bajo presión familiar, con el fabricante de armas y municiones Fritz Mandl, quien tenía contactos con Mussolini y militares nazis, según relata Lamarr en su autobiografía Extasis y yo.

Lamarr fue sometida a un estricto control por parte de Mandl quien la mantenía encerrada en su lujosa mansión y, llevado por los celos, intentó comprar todas las copias del filme Extasis, según el artículo de CyTA-IL, que agrega que finalmente Lamarr logró escapar, viajando a París y desde allí a Londres, donde conoció al empresario Luis B. Mayer, de la Metro-Goldwyn-Mayer, quien le ayudó a reiniciar su carrera actoral en Estados Unidos.

En 1940, durante una cena en Hollywood, Lamarr conoció al compositor estadounidense George Antheil quien, entre otras producciones, creó el Ballet mecánico que musicalizó el filme homónimo de Fernand Léger y Man Ray, y cuya música la generaba una “máquina” que integraba la sincronización de pianolas, timbres eléctricos, hélices de avión y otros dispositivos.

En aquella cena Lamarr y Antheil mantuvieron una apasionada conversación sobre cómo desarrollar un sistema de guía por radio de torpedos no detectable, para que la armada de Estados Unidos pudiera utilizarlo contra los nazis.

Estas dos mentes brillantes se reunieron a menudo durante meses para seguir desarrollando ese concepto e intercambiando ideas, mientras Antheil tocaba el piano, lo que –según CyTA-IL– desembocó en la invención del técnicamente denominado “sistema de espectro ensanchado” que fue patentado como “sistema secreto de comunicación”.

DIAGRAMA DE PIANOLA

“Basándose en la música del piano, desarrollaron una fórmula teórica para crear sistemas con capacidad de controlar torpedos en forma remota por medio de cambios rápidos en la frecuencia de emisión de señales de radio, para que no fueran interferidas por el enemigo”, según Edelsztein, investigadora del CONICET, el principal organismo de promoción de la ciencia y la tecnología en Argentina.

“La idea era brillante pero, como el desarrollo tecnológico de la época era insuficiente, tuvieron que pasar 20 años para su primera aplicación conocida, en 1962, cuando Estados Unidos descubrió que la Unión Soviética había colocado misiles nucleares en Cuba. La armada estadounidense usó ese invento con transistores para que los sistemas de comunicación militar de sus barcos no fueran interferidos”, añade la doctora Edelsztein.

El sistema Lamarr-Antheil, también conocido como conmutación de frecuencias, integra conocimientos de física y de música y utiliza un diagrama de “pianola” para saltar de una frecuencia a otra, según CyTA-IL.

“Dicho de otra forma, al contar tanto el emisor como el receptor con la misma ‘cinta de pianola’ pueden sincronizar los saltos de frecuencia del aparato emisor y receptor, y transmitir el mensaje completo de forma segura. Esta sincronización entre pianolas fue utilizada por George Antheil en su famosa obra musical Ballet mecánico”, destaca Eguía.

INVENTAR ERA SU PASATIEMPO

Aunque no ganó la preciada estatuilla dorada, Lamarr ha sido reconocida como una de las mujeres más hermosas de la historia del cine y trabajó en producciones junto a grandes estrellas de la época, como Clark Gable, James Stewart, Spencer Tracy, Victor Mature, George Sanders, Lana Turner o Judy Garland, y participó en algunas películas muy recordadas, como Algiers, Sansón y Dalila, Camarada X, Cenizas de amor, Noche en el alma o Pasión que redime.

Según David Morgan, de CBS News, su idea de un torpedo radiocontrolado, guiado por una señal que no podía ser interceptada, y que la actriz e inventora denominó ‘espectro ensanchado por salto de frecuencia’, fue la precursora para la tecnología que, décadas más tarde, hizo posible los GPS, los teléfonos celulares y la wifi.

Según CyTA-IL, la actriz e inventora fue reconocida en 1997, poco antes de fallecer en el 2000 a los 85 años de edad, por la Fundación Fronteras Electrónicas (EFF) estadounidense por su aportación a una de las tecnologías más trascendentes de nuestros tiempos, y el día 9 de noviembre se conmemora el Día del Inventor en Alemania, Austria y Suiza, en homenaje a su nacimiento.

“Lamarr se abstuvo de fiestas, licores y lecturas, contrariamente a lo que se estilaba en Hollywood. Su pasatiempo consistía en inventar, hasta el punto que diseñó un ‘sistema de comunicación secreto’ que constituye la base del GPS, los teléfonos celulares, el Bluetooth o el WIFI’ ” asegura Richard Rhodes, autor del libro Hedy’s Folly: The Life and Breakthrough Inventions of Hedy Lamarr, the most beautiful woman in the world.

Además de plantar el germen de los modernos dispositivos de comunicación sin cable junto con Antheil, Lamarr ideó una pastilla que se disolvía en agua para obtener un refresco de cola instantáneo, trabajó en un escudo antiaéreo y un estiramiento de piel basado en el acordeón, imaginó un collar fluorescente para perros y un nuevo tipo de semáforo, según Rhodes, quien investigó la faceta inventora de la estrella y el músico.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: