Carnaval de la Calle Ocho: Fiesta de todos

Radio Caracol1260 estuvo presente en el famoso carnaval de la Calle 8.
Más de cincuenta grupos musicales participaron en el uno de los eventos más típicos de Miami.
El Nuevo Herald | Marzo 10 de 2014
Cientos de miles de personas ocuparon el domingo la Calle Ocho para celebrar el carnaval de La Pequeña Habana, escucharon en vivo a más de cincuenta grupos musicales, se hicieron fotos delante de una escultura de Celia Cruz, comieron hot dogs, arepas, pinchos y piñas coladas en los carritos de comida, tomaron muestras gratuitas de productos comerciales o participaron en un torneo de dominó que, según sus organizadores, rompió el récord mundial Guiness por el número de participantes.

En una fiesta latina en la que podían verse camisetas, gorras o banderas de Cuba, Puerto Rico, Brasil, República Dominicana, Venezuela o Argentina, la tradición cubana se notó sobre todo en los alrededores del Parque del Dominó.

Dentro del parque, desde las 9 de la mañana, 584 jugadores se enfrentaron en dos torneos de dominó, de doble seis y doble nueve, afirmó Manuel Oquendo, presidente de la fundación de dominó de Estados Unidos. Oquendo señaló que acababan de romper por segunda vez el récord Guiness de participantes en un torneo de dominó en un carnaval de la Calle Ocho.

El anterior, afirmó, fue en el 2008, cuando reunieron a 263 jugadores.

Aleira Lorenzo participó este año por primera vez y quedó en el quinto puesto de uno de los torneos. Afirma que cuando vive en Miami –entre noviembre y abril, cuando no está en Carolina del Norte–, viene al parque a jugar cuatro veces en semana.

“Nací jugando al dominó”, dijo Lorenzo, ya retirada.

Al cruzar la Calle Ocho desde el parque los visitantes se encontraron con la escultura de Celia Cruz encargada al artista Iván Galindo. El carnaval de este año fue dedicado a la cantante cubana.

Socorro Labarre, una mexicana de 51 años, hizo turno para tomarse una foto delante de la escultura. Dijo que le gustaría saber de qué está hecha, pero le da miedo tocarla.

Labarre cuenta que le encanta la música de Celia Cruz.

“Era original”, dijo Labarre. “Tenía, como ella decía, ‘Azúcar’”.

Labarre explicó que hacía tres años que no venía al carnaval porque no tuvo el día libre. El domingo la dejaron salir temprano del restaurante donde trabaja y no lo pensó dos veces para acudir a la fiesta.

“El ambiente me encanta, y tengo la oportunidad de comer platos mexicanos”, dijo Labarre.

Ya había probado unos tacos.

A unos pies de la escultura de Celia Cruz, Eugenio Cuayo tocaba un órgano fabricado siguiendo el modelo de los órganos tradicionales en Cuba oriental.

Afirmó que su familia empezó a fabricar órganos de este estilo en 1886 y que él no quería que la tradición muriera cuando llegó a Miami hace siete años. Así que Cuayo terminó el año pasado el único órgano de este tipo que existe en Miami, que diseñó y fabricó durante cuatro años, y que es algo más grande que los de Cuba oriental.

“Es lo único que faltaba de los cubanos aquí”, dijo Cuayo. “Yo no lo doy ni por $100,000”.

Ahora toca con él y con su grupo de percusión música de todo tipo, especialmente géneros tradicionales como danzón, merengue, cumbia o conga.

Delante del grupo, bailaba y servía tragos la madre y suegra de los propietarios de la galería Cuba Ocho, Marta Bárbara González. Dijo que ya ayer empezó a trabajar. Durmió en la tienda y el domingo empezó temprano en la mañana a vender cervezas y mojitos, lo que más le piden.

“Este año está un poquito más flojo, tenemos menos gente que en el pasado”, dijo González, quien lleva cuatro años sirviendo bebidas en el Carnaval y quien afirmó que este año no les habían puesto un escenario al lado.

“Para mi el carnaval es tradición de Cuba, alegría de vivir”, dijo González. “Reunirse todos los cubanos y olvidar las diferencias”.

Dice, sin embargo, que este carnaval es mejor que el de Cuba.

“Allí sólo había bebida y música. Aquí hay más”, dijo González.

Quienes estaban interesados sobre todo en la música, se pegaron a los diferentes escenarios situados a lo largo del recorrido. El cantante de reggaeton Daddy Yankee, nombrado rey del Carnaval de este año, fue una de las estrellas en un escenario rodeado de banderas puertorriqueñas.

La música y la comida fueron el gancho para Ramón González, un puertorriqueño que lleva más de 15 años viviendo en Miami y a quien la fiesta le recuerda a los carnavales de su tierra natal. Cuenta, mientras escucha cerca de uno de los escenarios una canción en homenaje a Celia Cruz, con su familia y amigos, que le encanta la música de la cantante cubana.

Fabiola Perla, venezolana de 24 años, contó mientras paseaba por el recorrido del carnaval que es la primera vez que viene desde que vive en West Palm Beach.

Perla dijo que el año que viene quiere intentar subirse a uno de esos escenarios a cantar.

“Me gusta mucho que haya gente de todas partes acá”, dijo. “Que haya tantos latinos”.
 
1 Comentarios
Página 1 de 1
  • 1 
1 Roberto | hace 24 semanas Mis felicidtaciones para radio caracol y especial para rafael mancera por esa organizacion y estuve viendo a juan garcia y sus www.losvallenatosdejuancho.weebly.com fue un gran show de este talento de la musica colombiana, roberto Responder
  • 1 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: