Alfredo Rodríguez y su piano cubano 'invaden' EEUU

"The Invasion Parade" es una explosiva combinación de piezas originales y versiones irreconocibles de clásicos como 'Guantanamera' y 'Quizás, quizás, quizás'.
AP | Mayo 6 de 2014
Ni salsa ni jazz latino: la música del pianista cubano Alfredo Rodríguez suena como Alfredo Rodríguez.

"The Invasion Parade", el segundo disco de Rodríguez con Mack Avenue Records (el sello de Quincy Jones, quien coprodujo sus dos discos), es una explosiva combinación de piezas originales de Rodríguez y versiones irreconocibles de clásicos como "Guantanamera" y "Quizás, quizás, quizás". El álbum, que salió a la venta en marzo, está inspirado en "El desfile de la invasión", una tradición de Santiago de Cuba que se celebra en toda la isla con el pueblo tocando instrumentos de percusión y bailando en las calles.

"Quería hacer un disco con la energía de la conga santiaguera", dijo el pianista de 28 años a The Associated Press en una entrevista telefónica reciente desde Los Ángeles, donde actualmente reside. "Aunque tengo una gran influencia de la música afrocubana, mi disco es una invasión de colores".

Esa variedad de colores se ve desde la portada de "The Invasion Parade", un ameno encuentro de las raíces de la música afrocubana con el jazz, sutiles toques electrónicos y excelencia vocal, cortesía de invitados de lujo como la bajista y cantante estadounidense Esperanza Spalding y el percusionista y cantante cubano Pedrito Martínez. Fue ese talento para la improvisación sin perder un sólido sentido melódico lo que llamó la atención de Quincy Jones, el aclamado músico que produjo, entre otras joyas del jazz y el pop, "Thriller" de Michael Jackson, el disco más vendido de la historia.

"He trabajado durante toda mi vida con los mejores músicos del mundo, y Alfredo Rodríguez es uno de ellos", dijo Jones en un comunicado de prensa.

La conexión de Rodríguez con Jones ocurrió en el prestigioso Festival de Jazz de Montreaux en 2006. Fue tal la impresión que el cubano causó en el productor, que éste le dijo que quería trabajar con él y ayudarlo en su carrera.

"Eso fue un gran empuje", dijo Rodríguez, quien acaba de terminar una gira por Asia y Estados Unidos y se prepara para estrenar en Idaho dos obras sinfónicas. "Fue un sueño, más viniendo de una persona que admiro desde los cinco años de edad."

El sueño finalmente se cumplió en 2009 cuando Rodríguez, quien acompañaba a su padre (un cantante y conductor de TV) en un espectáculo en México, aprovechó y entró a Estados Unidos en taxi a través de Laredo, Texas. Tres años después, sus padres y su hermano se mudaron a Miami.

"Fue difícil porque sabía que nunca más iba poder volver a Cuba, pero tenía que hacerlo", dijo Rodríguez.

En sus manos, el piano es más que nunca un instrumento de percusión. Y si bien las comparaciones con Art Tatum y Keith Jarrett abundan, su estilo poco ortodoxo y totalmente libre recuerda a la genialidad de Thelonious Monk.

"Yo siempre digo que Monk es un rumbero", dijo Rodríguez. "En Cuba, una de las tres tumbadoras de la rumba es el quinto, y Monk para mí es un quintero, siempre tiene ese ritmo donde saca y mete la mano como un rumbero. Es uno de mis pianistas favoritos, no sólo por su sentido rítmico sino armónico y por su mensaje de ser uno mismo, de ser honesto con lo que uno hace".

Pero Rodríguez no es el único que brilla en "The Invasion Parade". La química con la banda y los invitados es uno de los secretos del poder del disco.

"Siempre estoy dispuesto a aprender y todas las personas nos pueden enseñar algo cada día", dijo el músico. "Por eso me encantan las colaboraciones, porque aprendo mucho".

En 2013 Rodríguez presentó "La jungla", una obra sinfónica de su autoría que ejecutó en el Festival de Jazz de Barcelona. En agosto, presentará esa obra y un nuevo programa sinfónico llamado "El güije" en el Festival de Música Clásica de Sun Valley (Idaho), donde ya tocó en 2012.

"En esa ocasión toqué a Gershwin y otros, pero ahora me pidieron música original", dijo Rodríguez, quien tocará con la Sinfónica de Sun Valley. "Me encantaría grabar un disco sinfónico en un futuro, sólo de música mía para orquesta sinfónica, conmigo en el piano".

Rodríguez, quien acaba de terminar una gira por Estados Unidos y Asia, ya tiene material para por lo menos dos álbumes más. Uno de sus planes es grabar un disco que combine sus raíces afrocubanas con la música electrónica, algo con lo que ya experimentó en "The Invasión Parade" en el tema "Timberobot".

"Tengo muchas influencias, no solamente musicales sino de la vida", dijo. "Qué pobres seríamos si la música solamente tuviese influencias de la música. Estoy tratando de llevar una nueva voz de lo que es la música cubana sin dejar de mantener la raíz. Pero no le estaría haciendo nada bien a la música cubana si yo estuviera repitiendo las cosas y repitiendo lo mismo que hacen otros".
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: