Salomon Melgen, aliado de Menéndez, tiene una vida llena de secretos

Lawrence Duffy, abogado de defensa por lo criminal que representa a Melgen, dijo que su cliente desconoce las razones por la redada del FBI.
El Nuevo Herald | Enero 31 de 2013
AMY SHERMAN, ALFONSO CHARDY Y DANIEL CHANG
dchang@MiamiHerald.com

Según la mayor parte de las apariencias, el doctor Salomon Melgen encarna la gran historia del éxito del inmigrante americano. Oriundo de la República Dominicana, Melgen ha ganado renombre como uno de los más destacados cirujanos oftalmólogos del sur de la Florida. Es propietario de una enorme casa con vista al mar en North Palm Beach valorada en unos $3 millones. Contribuye generosamente con organizaciones caritativas y se codea con políticos prominentes.

“Es un hombre al que le encanta estar en el candelero. Siempre le ha gustado”, dijo Patricia Goodman, de 70 años, ex administradora de oficina y asistenta personal de Melgen, quien está ahora en el centro de dos pesquisas del FBI, una de ellas vinculada con alegaciones publicadas de que suministró viajes a la República Dominicana y prostitutas al senador federal Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey.

Menéndez, quien está designado para presidir la Comisión de Relaciones Públicas del Senado, ha calificado las alegaciones de una campaña de difamación con motivaciones políticas por parte de un website de tendencias derechistas.

Agentes del FBI hicieron una redada de la consulta de Melgen en West Palm Beach en la noche del martes, aparentemente buscando documentos relacionados con la segunda investigación, relacionada con posible fraude al Medicare. El FBI seguía registrando el lugar el miércoles junto a agentes del Departamenrto de Salud y Servicios Humanos de EEUU, lo cual sugiere que la redada estaba vinculada al Medicare.

Lawrence Duffy, abogado de defensa por lo criminal que representa a Melgen, dijo que su cliente desconoce las razones por la redada del FBI.

“El gobierno no ha informado al doctor Melgen cuáles son sus preocupaciones”, dijo Duffy en un correo electrónico a The Miami Herald. “No obstante, estamos seguros de que el doctor Melgen ha actuado apropiadamente en todo momento”.

Goodman dijo que en ningún momento Melgen celebró una actividad de recaudación de fondos para Menéndez mientras ella trabajaba para el doctor, entre 1989 y 1999. Pero ella planeó todas las fiestas de Melgen durante esos años, y dijo que ayudó a recaudar millones para campañas políticas, y se divirtió muchísimo mientras lo hacía.

“A él le gustaba que era divertido”, dijo Goodman el miércoles desde su casa en Palm Harbor, en la Costa del Golfo de la Florida. “Le gustaba compartir con la gente importante. Eso era lo suyo. A él lo impresionaban mucho los políticos”.

Los políticos quedaban igualmente impresionados con Melgen, de 58 años.

Entre los políticos de quienes Melgen se hizo amigo, y por quienes celebró fiestas privadas de recaudación de fondos en su mansión de 5,000 pies cuadrados estuvieron los ex senadores federales Christopher Dodd y Bob Graham, el difunto gobernador de la Florida Lawton Chiles — quien además fue paciente de Melgen —, el ex presidente Bill Clinton, y Leonel Fernández, ex presidente de la República Dominicana.

Goodman señaló que Bill y Hillary Clinton pasaron vacaciones en casa del doctor en Casa de Campo en la República Dominicana, y que él se hizo muy amigo de Terry McAuliffe, ex presidente del Comité Nacional Demócrata y copresidente de la campaña de reelección de Clinton en 1996.

“El iba a casa del doctor Melgen en Casa de Campo a jugar golf todo el tiempo”, dijo Goodman de McAuliffe.

No obstante, por debajo del visible éxito y las poderosas amistades de Melgen, según Goodman, ella vio además a un hombre que se comportaba imprudentemente en su vida privada.

“Había cosas pasando que a mí no me gustaban, no necesariamente en la consulta”, dijo. “Su vida personal llegó a afectarme”.

Tan es así, dijo Goodman, que ella decidió no regresar a trabajar para Melgen en 1999 luego que a ella le diagnosticaran un cáncer.

No fue la enfermedad la que la llevó a alejarse. Fueron los secretos que se vio obligada a esconder de Flor Melgen, la esposa del doctor, a quien Goodman describió como “un ángel” y “una mujer maravillosa”, y para quien Goodman trabajaba además como asistente personal los fines de semana.

“Mi conciencia me empezó a afectar, y me resultaba muy duro darle la cara. Se me hizo muy difícil”, dijo Goodman. “Yo hacía cosas para el doctor Melgen para ayudarlo personalmente”.

Entre las cosas que Goodman dijo que hacía para ayudar a Melgen: recoger a sus invitadas al aeropuerto, y alojarlas en hoteles para sus romances con Melgen.

Goodman dijo que hizo esto “a menudo”, y que necesitaba planear las cosas bien.

“Yo tenía que hacer malabares con la gente, por decirlo de algún modo, para que no se tropezaran entre ellas”, dijo. “Ellas no podían encontrarse con nadie más que con él”.

No se pudo contactar a Melgen a su casa, su consulta, teléfonos celulares o correo electrónico el miércoles, pero su consulta hizo público un comunicado en cuanto a la relación de Melgen con Menéndez:

“El doctor Melgen ha sido un amigo y seguidor político del senador Menéndez durante muchos años”, rezaba el comunicado. “El senador Menéndez has cualea viajado en el avión del doctor Melgen en tres ocasiones, las cuales fueron pagadas y reportadas adecuadamentre. Toda alegación de relaciones con prostitutas son invención de un blog de derecha motivado políticamente, y son falsas”.

Menéndez, quien fuera acusado por primera vez de conducta impropia en el website conservador Daily Caller en noviembre, ha negado lo que llamó “alegaciones falaces”. Él no ha dicho nada todavía directamente en cuanto a su relación con Melgen.

Entrevistas con ex empleados y conocidos de Melgen lo retratan como un hombre extremadamente generoso, quien pasó trabajo para adaptarse como inmigrante y tuvo un enorme éxito en su carrera médica y en varias empresas de negocios, entre ellas la creación de un website de noticias digitales de tema hispano, VOXXI.com, radicado en Coral Gables.

Él donó $15,000 en una reciente actividad de recaudación de fondos para la investigación experimental de la cura de una rara forma de distrofia musculard de la cual sufre el hijo de dos años de Art Estopiñán, jefe de despacho de la representante Ileana Ros Lehtinen, republicana de Miami.

“Él es un ángel. Yo considero que él es un ángel”, dijo Estopiñán, con la voz quebrada por los sollozos. “Esta es la única esperanza que mi hijo tiene”.

Goodman dijo que Melgen “tenía un corazón muy grande para la gente. Veíamos a miles de personas que no tenían seguro, simplemente lo asumíamos como una pérdida. Él hacía eso. Él nunca rechazaba a nadie porque no tuviera suficiente dinero”.

Una mujer que ocupa un alto puesto en la Asociación Dominicana de la Salud en la Florida, la cual concedió a Melgen su premio de miembro honorario vitalicio en abril del 2012, dijo que se sentía sorprendida por las alegaciones.

“Yo quedé atónita”, dijo, y agregó que siempre había considerado a Melgen un profesional con una total devoción por su trabajo.

“Yo lo considero un gran profesional de extrema confianza cuyos pacientes lo respetan mucho”, dijo la mujer.

Ella recordó que, cuando Melgen aceptó el premio en una cena de gala en el Biltmore Hotel en Coral Gables, él habló sobre las dificultades que había pasado para ajustarse a Estados Unidos como inmigrante.

Nadie tiene una fecha específica sobre cuándo Melgen inmigró a Estados Unidos, pero la mujer de la Asociación Dominicana de la Salud dijo que posiblemente había llegado a fines de la década de 1970.

Melgen se graduó en 1978 de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña en Santo Domingo, y en 1980 estaba haciendo su internado en Danbury Hospital en Connecticut.

Él alcanzó el éxito profesional y financiero en el sur de la Florida, donde él afirma haber sido el primer médico en llevar a cabo operaciones oftalmológicas ambulatorias en 1986.

Pero los archivos judiciales de Palm Beach muestran que Melgen enfrentaba además problemas financieros, incluyendo múltiples embargos preventivos del IRS liens por millones de dólares.

Una demanda sugiere complicaciones en su vida personal. La compañía de Melgen, Vitreo-Retinal Consultants, demandó a Yuddehiris Dorrejo en el 2000 en medio de una disputa de negocios en que se mezcló una relación íntima con Melgen.

Los archivos disponibles de inmediato en Internet en el Juzgado de Palm Beach el miércoles no contenían el archivo completo del caso, pero un mandato de cuatro páginas del juez de circuito de Palm Beach John Wessel desestimando el caso en marzo del 2002 resumió los detalles de la disputa legal.

En octubre de 1998, Dorrejo vino a la Florida y conoció a Melgen en el Ritz Carlton Hotel en el condado Palm Beach.

“A partir de ese momento, se desarrolló una relación romántica entre ellos”, escribió el juez.

Luego, Dorrejo hizo un acuerdo verbal con Vitreo-Retinal Consultants, propiedad de Melgen y controlada por el mismo.

La compañía de Melgen acordó hacer un préstamo de $700,000 a Dorrejo en una franquicia en la República Dominicana.

Melgen admitió que había sido su idea abrir una cuenta con Northern Trust Bank en el condado Palm Beach porque su compañía tenía una relación con ese banco.

“Melgen asegura que una suma de dinero tan sustanciosa no sería depositada por una persona normal como regalo en una relación romántica”, escribió el juez.

Pero Dorrejo alegó que ella no era una residente de la Florida y no hace negocios en la Florida, y que “la razón del dinero depositado en Northern Trust Bank fue la relación romántica entre Dorrejo y Melgen”, escribió el juez.

Dorrejo dijo al juzgado que ella no había incumplido ningún contrato, y que “el dinero que le confirió su amante, Melgen, carecía de obligación alguna para devolverlo”, escribió el juez, quien aprobó la moción de Dorrejo para desestimar la demanda.

Dorrejo, a quien no se pudo localizar el miércoles para que comentara al respecto, reportó además que Melgen tiene propiedades en la República Dominicana y anuncia servicios médicos en ese país.

El doctor es una figura muy importante en la isla caribeña.

En el 2009, el hijo de Melgen se casó en la histórica catedral de Santo Domingo, la más antigua de las Américas, en una ceremonia presidida por el cardenal católico dominicano Nicolás de Jesús López. La boda fue cubierta por los periódicos dominicanos, los cuales publicaron fotos de los acaudalados invitados.

En mayo del 2010 — una fecha que se corresponde con las alegaciones de fiestas con alcohol y prostitutas a todo dar en la mansión de Melgen en Casa de Campo —, Melgen dio una cena en honor de Menéndez en la cual dijo: “Para mí, el señor Menéndez no es el líder de los hispanoamericanos en Estados Unidos, sino un líder de los hispanos en todas las Américas”.

Los redactores de The Miami Herald Marc Caputo, Carli Teproff y Jay Weaver contribuyeron a este reportaje. El corresponsal especial de The Herald Ezra Fieser reportó desde la República Dominicana.




Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: