Revelan más detalles del asesinato de madre y sus dos hijas

La parte posterior del Altima se encontraba contra unos arbustos, como para ocultar el número de la placa, dijo la orden.
El Nuevo Herald | Diciembre 4 de 2012
DAVID OVALLE
dovalle@MiamiHerald.com

Los detectives encontraron manchas de sangre sospechosas en el auto de la madre asesinada Gladys Machado, quien murió el mes pasado junto con sus dos hijas, según documentos judiciales.

El descubrimiento, recién detallado en órdenes de registro presentadas en la corte de circuito de Miami-Dade, corrobora la confesión de su esposo y del cual se había separado, Alberto Luis Sierra, quien está acusado de los asesinatos.

De acuerdo con la policía de Miami-Dade, Sierra admitió haber apuñalado a su esposa en el interior de su auto, y después haberla conducido a ella y sus hijas a la casa de ellos, en las cercanías del lugar.

Allí, Sierrra las asfixió con una bolsa de plástico, y violó a Machado, de 29 años, y a su hija de 8 años de edad, Julia, según la policía. En un crimen que conmocionó al sur de la Florida, sus cuerpos —Machado desnuda, las niñas vestidas— fueron descubiertos el mes pasado en un armario del dormitorio de la casa, en el área de Flagami.

Las muestras de ADN tomadas a Julia coincidieron con las de Sierra, quien según la policía confesó haber cometido los asesinatos después de haber sido confrontado con la evidencia forense.

Sierra, de 28 años, está acusado de tres cargos de asesinato en primer grado y dos de agresión sexual. Se espera que sea encausado pronto, y podría ser condenado a la pena de muerte.

La pareja se había separado recientemente. Machado, madre de tres hijos, había estado viviendo con su abuela en Homestead, mientras que Sierra se había mudado a la casa de su madre en Kendall.

Machado fue vista por última vez la noche del 10 de noviembre, cuando salió de Homestead para hacer compras con sus dos hijas, de 8 y 4 años. Dejó a su hijo de 6 años con su abuela.

De acuerdo con el informe del arresto, Sierra acompañó a Machado y sus hijas al centro comercial Mall de las Américas en el Nissan Altima dorado de Machado, del año 2004. Durante una discusión dentro del auto, Sierra utilizó un cuchillo para herir a Machado.

Después, la condujo a la casa de ellos, en la cuadra 7300 de Northwest Fourth Street, que había estado vacía desde que se separaron. Una mujer que vive en un estudio alquilado vio el Altima allí esa noche, pero el auto ya no estaba a las 11:30 p.m.

Después que la misma inquilina encontró los cadáveres tres días después, el Altima siguió desaparecido hasta el 19 de noviembre. Fue entonces cuando los agentes descubrieron el automóvil estacionado en un sitio para visitantes de los apartamentos Calusa Club, de Kendall, en 8810 SW 132nd St., al otro lado de la calle donde está la casa de la madre de Sierra.

La parte posterior del Altima se encontraba contra unos arbustos, “como para ocultar el número de la placa”, dijo la orden.

Se encontró sangre en los asientos del pasajero y del conductor. Los detectives tomaron muestras de ADN en muchas partes del auto, y encontraron una camiseta de mujer “con posibles manchas de semen”, dijo la orden.

Los investigadores esperan los resultados de más pruebas realizadas a todos los objetos incautados. Dentro de la casa de Sierra, los detectives de la policía también encontraron la tarjeta de débito de Machado.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: