Más arrestos por fraude de visas en el aeropuerto de Miami

En los aeropuertos, es el personal de las aerolíneas que recupera las formas de llegada que llenan los visitantes extranjeros a su ingreso al país.
El Nuevo Herald | Julio 8 de 2013
Alfonso Chardy
achardy@elnuevoherald.com
Alfonso Chardy el Nuevo Herald

El pasado 7 de junio, Luis Barrera llegó al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) a bordo de un vuelo procedente de Caracas.

Fue arrestado poco después de que presentara ante los funcionarios de control de pasaportes del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) un pasaporte venezolano, que contenía una visa emitida por un consulado estadounidense en Venezuela.

Barrera fue acusado de cometer fraude, no porque su visa fuera falsa –sino porque la había vuelto a utilizar aun después de quedarse ilegalmente más del tiempo que las autoridades de inmigración le habían concedido durante dos previas visitas a Estados Unidos.

Barrera fue solo el más reciente de una larga lista de visitantes extranjeros detenidos en MIA y otros aeropuertos internacionales del país acusados de fraude migratorio en el último año.

Un denominador común en muchos de estos casos es que los acusados se ​​han quedado más allá del tiempo autorizado, han entrado ilegalmente a Estados Unidos por la frontera con México o han sido deportados previamente.

Además, estos viajeros han sido descubiertos por los agentes de CBP a su llegada a Estados Unidos, no por los cónsules del Departamento de Estado cuando solicitan sus visas en el extranjero.

Si bien aparenta que los cónsules están otorgando visas a extranjeros que no las merecen, funcionarios del Departamento de Estado dicen que los cónsules están haciendo su trabajo correctamente.

Para entender lo que pasa hay que explicar cómo se expiden las visas y luego cómo se usan, así como qué papel juegan los cónsules en el extranjero y los funcionarios de control de pasaportes en los aeropuertos.

Los cónsules por lo general otorgan visas a viajeros que las solicitan con una duración de 5 o 10 años. Pero estas visas no garantizan la entrada del portador al llegar a territorio estadounidense. Esto depende de la autorización de un funcionario de CBP en el aeropuerto que por lo general otorga 6 meses de estadía al visitante. Si el visitante sale de Estados Unidos sin quedarse más alla del tiempo autorizado, puede utilizar de nuevo la visa que obtuvo en el consulado. Si no, puede ser arrestado si se descubre algún fraude.

Un funcionario del Departamento de Estado explicó que los extranjeros con visas auténticas a quienes se les niega la entrada a causa de las transgresiones anteriores generalmente tienen este tipo de visas de largo plazo.

Estas visas pueden servir para múltiples entradas a Estados Unidos mientras el visitante salga del país precisamente al final de su tiempo autorizado. Si se queda más tiempo, el visado no es válido si intenta regresar.

Si estos visitantes se quedan más allá del tiempo autorizado, los cónsules solo se percatan de la violación si el extranjero trata de renovar el visado, dijo el funcionario del Departamento de Estado.

Por eso es que los funcionarios de CBP son los que mayormente descubren las violaciones, cuando los visitantes extranjeros tratan de ingresar a Estados Unidos con el visado emitido inicialmente.

Los casos de fraude migratorio que abundan en la corte federal de Miami no indican si los visitantes extranjeros detenidos portaban visados ​​de larga duración.

Pero en el caso de Barrera, quien fue arrestado el 7 de junio, un investigador de CBP dijo que el acusado añadió sellos falsos a su pasaporte mostrando que había regresado a Venezuela antes de que expirara su tiempo en Estados Unidos.

Mediante el examen de estos sellos, los investigadores llegaron a la conclusión de que Barrera había sobrepasado dos veces –una vez en el 2007 y nuevamente en el 2009– el tiempo que CBP le había dado para visitar Estados Unidos previamente.

“Durante el interrogatorio, el acusado admitió que había sobrepasado el tiempo durante dos visitas anteriores y que obtuvo los sellos con fechas retroactivas para ocultar sus violaciones de la ley migratoria de Estados Unidos”, según señaló un investigador de CBP en una declaración jurada disponible en el tribunal federal de Miami.

El abogado de Barrera no pudo ser contactado para que hiciera comentarios sobre el caso de su cliente.

Otros casos, sin embargo, dejan la impresión de que los visitantes extranjeros obtuvieron sus visas luego de mentirle al cónsul y que este no descubrió la violación anterior.

Por ejemplo, Danielle Cristina Rodrigues dos Santos, quien llegó a MIA el 9 de junio en un vuelo de Belo Horizonte, Brasil, fue arrestada después de admitir a investigadores de CBP que había mentido en su solicitud de visa ante el consulado para ocultar que anteriormente se había quedado 10 años más allá de su tiempo autorizado. El abogado de Rodrigues no quiso hacer comentarios sobre el caso.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que los cónsules estadounidenses en el extranjero no aceptan lo que dice un solicitante de visa sin verificación. Sin embargo, el funcionario indicó que en algunos casos la información que se necesita verificar no está disponible.

“A pesar de que damos la bienvenida a un número creciente de viajeros a nuestras costas, la seguridad sigue siendo nuestra máxima prioridad”, dijo el funcionario del Departamento de Estado. “Tomamos muy en serio nuestro papel en la protección de nuestras fronteras, y creemos que cada decisión sobre una visa es una decisión que involucra la seguridad nacional”.

Otro factor que hace difícil que funcionarios de inmigración puedan descubrir rápidamente las violaciones de visado es la falta de control de salida en los aeropuertos y fronteras.

Los funcionarios de control de pasaportes no examinan los documentos de los pasajeros internacionales que abandonan Estados Unidos.
En los aeropuertos, es el personal de las aerolíneas que recupera las formas de llegada que llenan los visitantes extranjeros a su ingreso al país.

El proyecto de ley bipartidista de reforma migratoria que el Senado aprobó en junio exigiría la creación de un sistema de control de salida para extranjeros por vía aérea y marítima. La propuesta también trataría de mejorar los métodos para detectar más rápidamente a los visitantes que se quedan más allá del tiempo autorizado.

Decenas de casos de fraude de visa han aparecido en expedientes del tribunal federal en Miami en el último año. Al mismo tiempo, un centro de investigación académico que rastrea violaciones de la ley migratoria dice que ha habido un aumento considerable en los casos criminales de fraude de visado en las cortes federales de todo el país.

Un informe publicado en abril por el grupo Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse muestra que las acciones penales por fraude de visa ahora ocupan el tercer lugar entre las 10 categorías de violaciones migratorias en las cortes del país.

Además, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO en inglés) publicó en septiembre un estudio en el que dijo que los cónsules del Departamento de Estado en el exterior verifican si los solicitantes de visa cometen fraude. Sin embargo, los investigadores de la GAO encontraron que los consulados no emplean sistemáticamente métodos para prevenir el fraude.

“El Departamento de Estado tiene una variedad de herramientas y recursos tecnológicos para ayudar a los funcionarios consulares a combatir el fraude, pero no tiene una política para el uso sistemático de estas herramientas”, dice el informe de GAO.

En su respuesta, el Departamento de Estado dijo que estaba de acuerdo en lo general con las conclusiones de GAO y que pondría en práctica sus recomendaciones para mejorar el sistema contra el fraude.

El informe de GAO dice que los 10 países donde se produce la mayoría de acciones de fraude por visado son China, República Dominicana, México, India, Brasil. Ghana, Camboya, Jamaica, Perú y Ucrania.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: