Los Dolphins descargan su ira contra el magnate Norman Braman

El equipo compró el martes un anuncio en The Miami Herald y El Nuevo Herald, fustigando las críticas del magnate automovilístico Norman Braman al acuerdo sobre el Estadio Sun Life
El Nuevo Herald | Enero 23 de 2013
Douglas Hanks
dhanks@MiamiHerald.com

Los Miami Dolphins intensificaron esta semana su campaña pública para lograr una renovación del estadio financiada mediante impuestos, comprando anuncios de página completa contra su principal crítico, y tratando de distanciar su plan de la impopular operación de los Marlins.

El equipo compró el martes un anuncio en The Miami Herald y El Nuevo Herald, fustigando las críticas del magnate automovilístico Norman Braman al acuerdo sobre el Estadio Sun Life, en virtud del cual la Florida y Miami-Dade dividirían los costos con el propietario, Stephen Ross, para realizar una renovación de $400 millones. Los Dolphins pagarían al menos $201 millones, y los contribuyentes utilizarían fondos estatales y un impuesto más elevado sobre los hoteles de Miami-Dade para pagar $199 millones.

En una hoja informativa enviada a los medios de comunicación la mañana del martes, los Dolphins enumeraron las maneras en que su acuerdo difiere de la oferta de los Marlins en el 2009. Primero: Ross, un multimillonario promotor inmobiliario, usaría fondos privados para financiar al menos el 51 por ciento del proyecto del Sun Life, en comparación con menos del 25 por ciento aportado por el dueño de los Marlins, Jeff Loria. En segundo lugar, el Sun Life ayudaría a la economía más de lo que lo hace el parque de los Marlins.

“El hecho de que los Marlins hicieran un mal negocio, no significa que debamos oponernos a un buen negocio donde al menos la mayor parte del costo se paga de fuentes privadas, y se crean más de 4,000 puestos de trabajo locales tan solo durante la construcción”, afirma la hoja informativa. Y mientras que el estadio de los Dolphins en Miami Gardens ha sido sede de dos Super Bowls desde el año 2007, y está compitiendo por lograr el juego del 2016, “el Estadio de los Marlins no genera la capacidad de atraer eventos deportivos de clase mundial —con excepción de la Serie Mundial de vez en cuando— en dependencia del éxito del equipo”.

Los equipos de la NFL juegan al año ocho partidos en casa si no llegan a los playoffs, mientras que los equipos de béisbol juegan 81.

Miami y Miami-Dade les construyeron a los Marlins un estadio de $640 millones en el sitio de la antigua sede de los Dolphins, en el Orange Bowl, en la Pequeña Habana. Los Marlins contribuyeron con cerca de $120 millones y se comprometieron a pagar entre $2.5 millones y $4.9 millones al año, durante 35 años, para devolver los $35 millones de la deuda que el condado tomó en préstamo para el estadio. Como es un estadio de propiedad pública, el estadio de béisbol de los Marlins no paga impuestos a la propiedad. La mayor parte del dinero público provino de los impuestos hoteleros de Miami-Dade, junto con $50 millones de deuda vinculada al fondo general del condado.

El Sun Life es de propiedad privada y paga a Miami-Dade $3 millones al año en impuestos a la propiedad. En la actualidad recibe $2 millones del programa de la Florida para estadios, una subvención vinculada a la conversión del campo de fútbol en campo de béisbol durante la década de 1990, cuando los Marlins jugaban allí. Los Dolphins también pagaron un segundo anuncio a toda página con citas de importantes empresarios hoteleros de Miami-Dade en apoyo al plan del estadio. Entre ellos: Donald Trump, cuya compañía ha adquirido recientemente el centro turístico de golf de Doral. “El compromiso de Steve Ross de modernizar el estadio Sun Life —al tiempo que cubre la mayor parte de los costos de construcción— es lo apropiado para Miami-Dade”, dice Trump en el anuncio.

También el martes, Ross y el director ejecutivo del equipo, Mike Dee, enviaron una carta al alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, y a los comisionados del condado, solicitando negociaciones sobre el acuerdo para el estadio. La carta decía que el acuerdo que Ross dio a conocer la semana pasada es una “línea de base para el debate”, y pedía negociaciones. La carta también instaba a la Comisión a adoptar una resolución propuesta por la comisionada Barbara Jordan, en apoyo del proyecto de ley estatal que permitiría los impuestos para el Estadio Sun Life. La resolución está en la agenda de la reunión de la comisión el miércoles.

En su propaganda contra Braman, los Dolphins fustigaron al ex propietario de los Philadelphia Eagles por invitar a la utilización de fondos públicos para el estadio de ese equipo antes de venderlo en 1994. Una cuenta de Twitter que los Dolphins crearon para promocionar el plan del estadio, @ miamifirst, también hizo circular un video creado por los medios de comunicación de Filadelfia, en que se califica a Braman como uno de los peores “villanos” de la ciudad por escatimar en la nómina de los jugadores mientras era el propietario.

El anuncio también refuta lo que los Dolphins dicen que son falacias de Braman en entrevistas sobre el plan para el estadio de Miami Gardens. “Usted tiene derecho a su propia opinión, señor Braman, pero no a sus propios hechos”, afirma el anuncio.

Uno de los puntos citados en el anuncio es que Braman argumenta que los impuestos hoteleros deben gastarse en el Centro de Convenciones de Miami Beach, no en un estadio. El anuncio señala que la ley de la Florida restringe el uso de los impuestos en la ley sobre estadios a las instalaciones deportivas. Eso es cierto, pero los Dolphins han propuesto cambiar la ley del estado para aumentar ese impuesto en particular. El centro de convenciones podría recibir fondos de un impuesto hotelero similar que se mantiene en la misma tasa en el proyecto de ley de los Dolphins.

Braman dijo el martes que el anuncio era un signo de “la desesperación” con que los Dolphins están presionando por la ayuda del gobierno. Los informes periodísticos de la época muestran que Filadelfia le otorgó al anterior de propietario de los Eagles dinero para construir palcos como una forma de impedir que el equipo se fuera. Braman dijo que la ciudad finalmente recuperó su dinero en el trato mediante ingresos provenientes de suites. La única vez que Braman dijo que solicitó la ayuda de la ciudad fue cuando ofreció construir un nuevo estadio en terrenos de la ciudad.

“Esto es parte de un esfuerzo muy bien preparado por los Dolphins para conseguir lo que quieren’’, dijo Braman sobre la publicidad. “Pueden decir lo que quieran. (El plan de Dolphins) sigue siendo beneficencia social para un multimillonario”. Braman instó a realizar un referendo sobre el acuerdo propuesto. “Todo lo que tienen que hacer es dejar que la gente vote’’, dijo.



Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: