Gran Jurado investiga tráfico sexual infantil en Miami

En su reporte de 28 páginas, los miembros del Gran Jurado revelaron su propia falta de conocimiento sobre el problema del tráfico humano en Miami-Dade.
El Nuevo Herald | Junio 26 de 2013
MELISSA SANCHEZ Y DAVID NORIEGA
MSANCHEZ@ELNUEVOHERALD.COM

Cuando los 21 miembros de un Gran Jurado decidieron investigar el tráfico sexual infantil en el Condado Miami-Dade, quedaron sorprendidos al enterarse de que las autoridades mismas reconocen que nadie sabe cuál es la mejor opción para tratar a las víctimas.

En algunos casos, de acuerdo con las conclusiones del Gran Jurado, las jóvenes se escapan de los albergues y regresan a los brazos de los traficantes, a quienes consideran como sus novios. En otros, se dedican a reclutar a nuevas víctimas entre sus compañeras en los albergues.

“Es hora de comisionar un estudio definitivo para determinar cuáles son las mejores prácticas, de acuerdo con la evidencia, para tratar y cuidar a estas víctimas”, indicó el Gran Jurado en un reporte que se hizo público el martes. “Francamente, es una pena que todavía no se haya hecho esto”.

La comisión de un estudio profundo sobre el tratamiento de las víctimas del tráfico sexual infantil fue una de las 13 sugerencias presentadas por el Gran Jurado, convocado entre ciudadanos el pasado otoño y que terminó su sesión el martes.

La fiscal estatal para el Condado Miami-Dade, Katherine Fernandez-Rundle, dijo que el tráfico humano se ha convertido en una prioridad para su oficina. Aun así, sigue pendiente el problema de qué hacer con las víctimas debido la relación de dependencia que pueden formar con sus proxenetas como consecuencia del trauma.

“A veces el lazo es tan fuerte que las víctimas ven a estos traficantes sexuales como salvadores”, dijo Fernández-Rundle durante una entrevista el martes con El Nuevo Herald. “Hay que recalibrar todo su modo de pensar”.

El Gran Jurado también sugirió la creación de un sistema de protección para las víctimas del tráfico sexual infantil, incluyendo órdenes de restricción contra los violadores, como existe actualmente para las víctimas de la violencia doméstica.

En su reporte de 28 páginas, los miembros del Gran Jurado revelaron su propia falta de conocimiento sobre el problema del tráfico humano en Miami-Dade.

“Pensábamos que consistía de personas nacidas en otros país que son traficadas a este país bajo premisas falsas, y forzadas a trabajar, tanto en la explotación sexual como en otros ramos”, indicó el reporte. “Nos quedamos escandalizados y horrorizados tras descubrir que, en lo que considerábamos nuestra sociedad moderna y tolerante, la esclavitud aún existe en nuestras propias narices”.

Esta esclavitud empieza con la manipulación de niñas, principalmente de familias pobres, que se convierten en trabajadoras sexuales a los 12 o 13 años. Para el Gran Jurado, los criminales verdaderos en estos casos son los hombres que las reclutan.

“Quizás le dice que le puede ofrecer un trabajo como ‘modelo’, o quizás le tira un anzuelo, preguntándole si tiene dónde vivir”, de acuerdo con el reporte. “Luego un día empieza el abuso: El hombre puede decir, ‘Oye, ¿tú crees que podías vivir aquí de gratis? Puedes pagar el alquiler al tener relaciones sexuales con mi amigo”.

No se sabe cuántas víctimas del tráfico humano hay en el Condado Miami-Dade, ya que muy pocos casos son reportados. Sin embargo, las autoridades califican al sur de Florida como una de las tres capitales más importantes del país en cuanto a la trata de personas, una industria de $36,000 millones a nivel nacional. El área del gran Miami también ha sido calificada como tercera en la nación en cuanto a la explotación sexual comercial de niños.

A raíz de la investigación del Gran Jurado, la Fiscalía estableció una unidad dedicada a este tipo de tráfico humano. Fernandez-Rundle dijo que el número de casos bajo investigación ha crecido masivamente desde que su oficina ha convertido el tema en una prioridad.

“Cuando empecé a mirar este problema, había cero casos de tráfico abiertos en el condado”, dijo la fiscal. “Ahora hay más de 100”.

En la Ciudad de Miami, la policía actualmente investiga a un hombre conocido como “Suave”, que supuestamente forzó a una niña de 13 años a tatuarse los párpados. Era una manera de marcarla como su propiedad, de acuerdo con los documentos presentados en abril ante un juez de Miami-Dade.

Cuando la niña se quejó y dijo que quería irse, el hombre le dijo que le pegaría un tiro.

“La víctima dijo que ‘Suave’ le tapó la boca con cinta y amenazó con matarla”, señaló una orden de registro presentada en los tribunales.

Las autoridades han establecido una línea telefónica para ayudar a las jóvenes víctimas del tráfico humano. Para más información o para reportar un caso, llame al (305)-350-5567.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: