Ex candidato Lamar Sternad se declara culpable de contribuciones ilegales de campaña

En el caso que involucra al ex congresista republicano David Rivera.
El Nuevo Herald | Marzo 15 de 2013
Marc Caputo y Jay Weaver
mcaputo@MiamiHerald.com

Justin Lamar Sternad no tuvo mucho que decir el viernes cuando se declaró culpable en un caso federal centrado en el ex representante federal de Miami David Rivera.

Pero Sternad quería disculparse.

Y él quería dejar claro su mensaje: él está listo para testificar en contra de los que ayudaron a llevarlo a él y a su campaña congresual, condenada al fracaso, a las garras del sistema de justicia federal.

“Otros se aprovecharon de mí y me usaron”, dijo Sternad en un comunicado, escrito apresuradamente en un bloc de hojas amarillas y leído por su abogado, Enrique “Rick” Yabor, a la salida del juzgado federal.

“Esto no es una excusa, y no quiero que se interprete como una excusa”, dijo Sternad. “Quisiera ahora disculparme públicamente ante Dios, mi país, mi esposa, mis hijos, mi familia y mis amigos”.

Sternad deberá regresar al tribunal el 31 de mayo para ser sentenciado por aceptar contribuciones ilegales de campaña, conspiración y falso testimonio, los tres cargos de los cuales se declaró culpable el viernes en una audiencia de 43 minutos.

Según las pautas de sentencia, Sternad podría enfrentar como mínimo un año de cárcel, pero su abogado espera una condena mucho más breve debido a que Sternad ha cooperado y cooperará con las autoridades.

Ni Sternad ni los investigadores federales han mencionado públicamente el nombre de Rivera ni el nombre de la amiga del ex congresista, Ana Alliegro, quien dirigió la campaña de Sternad. Rivera ha negado haber hecho nada ilícito; Alliegro se ha negado a hacer declaraciones.

El FBI comenzó su investigación el año pasado luego que contratistas de campaña dijeron a The Miami Herald y El Nuevo Herald que Alliegro y Rivera ayudaron a desviar decenas de miles de dólares en efectivo y cheques no reportados a la campaña demócrata de Sternad por el Distrito Congresual 26, que se extiende de Kendall a Cayo Hueso.

Los documentos federales en el caso de Sternad sólo dicen que “cómplices” ayudaron a desviar esos fondos secretos, al menos $81,486, el verano pasado en menos de tres meses. El dinero promovió la candidatura de Sternad mientras este atacaba a su correligionario demócrata Joe García, rival de Rivera.

La campaña de Sternad produjo al menos una docena de tipos distintos de volantes de campaña de alta calidad destinados a un amplio grupo de votantes, y, en un caso, atacaban a García por su divorcio.

Sternad, novato político y un desconocido que nunca se había postulado para un cargo público, carecía de experiencia para producir una labor de campaña tan sofisticada.

Y los informes de campaña de Sternad mostraron que él no recibió dinero para pagar por todo eso. Además, sus documentos de divulgación financiera indicaron que él carecía de fondos para financiar su campaña por sí mismo.

No sólo las finanzas de campaña de Sternad eran sospechosas; su gerente de campaña lo era también. Alliegro se describía a sí misma como una “chica mala republicana”, lo cual hace de ella una extraña selección para administrar una campaña demócrata.

Como amiga íntima de Rivera, Alliegro estaba trabajando aparentemente en contra de su amigo al representar a Sternad, quien hubiera tenido que enfrentar al representante de haber ganado las primarias demócratas del 14 de agosto contra García y otros.

Sternad perdió la primaria ante García, quien a su vez derrotó a Rivera en la elección general del 6 de noviembre.

Pero, para entonces, el daño a Sternad, un modesto empleado nocturno de hotel con una familia de cinco y cuentas que pagar en su humilde casa de Cutler Bay, ya estaba hecho.

Sternad dijo desde el principio que él sólo quería postularse al Congreso para hacer una diferencia. El se dio cuenta de lo difícil que era postularse para un desconocido.

Sternad se quejó en un inicio a The Miami Herald de que él no estaba recibiendo cobertura de prensa. El no podía realmente recaudar fondos. Y pasó trabajo para conseguir las firmas necesarias para calificar para la boleta.

Entonces, justo antes de la fecha límite para calificar, los conspiradores no nombrados depositaron $10,500 en las cuentas de banco de Sternad, según muestran documentos federales. El dinero le permitió pagar la tarifa de calificación que el estado requiere en lugar de las firmas, difíciles de obtener, para calificar por petición.

Desde entonces, el dinero llovió a manos llenas para ayudar a Sternad. Casi nada del mismo fue reportado.

El abogado de Sternad, Yabor, sostiene que su cliente pudo haber actuado incorrectamente, pero que fue engañado, y está tratando de reparar lo hecho por medio de aceptar su responsabilidad, colaborar con la fiscalía y decir la verdad.

¿Testificará Sternad en contra de Rivera?

“Eso depende del Departamento de Justicia”, dijo Yabor. “Si el Departamento de Justicia decide que eso es parte de su cooperación, entonces él lo hará… Tengo la esperanza de que él saldrá libre el día de su sentencia”.




Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: