Estafa al Medicare desata pesquisa sobre amigo del senador Bob Menéndez

La acusación más explosiva del denunciante es que los dos supuestamente contrataron a prostitutas menores de edad.
El Nuevo Herald | Enero 31 de 2013
MARC CAPUTO y JAY WEAVER
mcaputo@MiamiHerald.com

El registro federal de alto perfil de la consulta de un oftalmólogo del sur de la Florida fue más sobre una potencial estafa al Medicare que sobre el senador federal Bob Menéndez amigo de muchos años del doctor Salomon Melgen.

A los agentes federales que participaron en el registro, que se prolongó dos días, del centro oftalmológico de Melgen en West Palm Beach, se les unió un equipo de investigadores del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) que investiga el fraude al Medicare.

El FBI investiga por separado los vínculos entre Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, y Melgen, en una investigación paralela de corrupción iniciada el año pasado, ha llegado a conocimiento del Herald.

Los agentes del FBI están investigando alegaciones de un denunciante cuya identidad resulta poco precisa quien ha alegado que Melgen transportó a Menéndez en su avión a la República Dominicana. Anteriormente este mes, Menéndez emitió discretamente un cheque personal por $58,500 a la compañía de Melgen para pagar el costo de los dos vuelos de ida y vuelta a la República Dominicana, confirmó el miércoles la oficina del senador.

La acusación más explosiva del denunciante es que los dos supuestamente contrataron a prostitutas menores de edad.

Menéndez ha rechazado rotundamente las acusaciones y culpa de la situación a una confabulación política en que participa la página de internet conservadora Daily Caller, que sostiene la veracidad de su reportaje.

“Cualquier alegación de vínculos con prostitutas son una fabricación de un blog derechista políticamente motivado y son falsas”, indicó el despacho de Menéndez en una declaración el miércoles, después de los registros en las clínicas de Melgen en West Palm Beach y otros dos lugares del sur de la Florida.

Un grupo de supervisión ética que llevó el denunciante a la atención del FBI también sospecha que un las alegaciones sobre las prostitutas se basaban en motivos políticos partidistas. La información fue sacada a relucir pocos meses antes de la reelección de Menéndez.

Lo que se ha conocido desde entonces es una maraña de recriminaciones políticas, grandes sumas de dinero, relaciones sexuales, investigaciones abiertamente duras y una pesadilla de relaciones públicas para un poderoso político y su amigo de muchos años, Melgen, a quien no fue posible contactar para que comentara al respecto.

En los registros en los centros oftalmológicos de Melgen participaron docenas de agentes del FBI y de la Oficina del Inspector General del HHS, quienes se llevaron varias cajas de documentos financieros, historias clínicas de pacientes y otros materiales que se usarán para la investigación conjunta de fraude al Medicare en la consulta del médico. En el sur de la Florida las dos entidades colaboran con frecuencia para investigar alegaciones de fraude, como las reclamaciones falsas presentadas por proveedores de servicios médicos al Medicare, el seguro público para personas mayores y discapacitadas.

Los agentes comenzaron el registro el martes por la noche ya tarde y lo siguieron el miércoles en la oficina del médico en West Palm Beach, a dónde los agentes escoltaron a un cerrajero.

Las autoridades realizaron el registro fundamentalmente en busca de posibles actividades de facturación fraudulenta por parte del centro de Melgen. Pero pudieran usar cualquier evidencia que encuentren en la investigación paralela de corrupción vinculada a las prostitutas, los viajes que Menéndez hizo en el avión privado del médico y los regalos que el senador ha revelado que recibió.

El despacho de Menéndez dijo que el senador sólo voló tres veces en el avión de Melgen: dos viajes personales en agosto y septiembre del 2010 de los que no hacía falta informar públicamente, y un viaje en mayo del 2010 cuyo costo fue reembolsado por el Comité de Campaña Senatorial Demócrata, que Menéndez presidía en ese momento. Los documentos muestran que durante la presidencia de Menéndez, Melgen y su esposa contribuyeron $60,400 al grupo.

Desde 1998, Melgen y su familia han contribuido otros $33,200 a diferentes campañas de Menéndez, de casi $358,000 en donaciones políticas hechas a él y a otros candidatos y causas. La mayor parte de los beneficiados por las donaciones son demócratas de la Florida.

Las contribuciones de Melgen parecen ser normales para un donante de mediana a gran envergadura. El FBI investiga si Melgen entregó algún regalo del que no se haya informado o que haya sido indebido.

El FBI también investiga las alegaciones de la contratación de prostitutas, algunas de las cuales, según el denunciante, eran menores de edad. Las relaciones sexuales con un menor de edad son un delito federal en Estados Unidos, incluso si ocurren con un menor en otro país. Menéndez ha calificado de “falaces” las alegaciones de relaciones sexuales ilegales”.

Barbara Boxer, presidenta de la Comisión de Etica del Senado, dijo que su grupo no podía comentar sobre ninguna denuncia pendiente y que no tomaría ninguna medida a corto plazo.

“Si usted se fija en la forma que hemos manejado estos asuntos en casos anteriores, si existe una investigación del Departamento de Justicia, entonces lo normal es que esperemos a que ellos hayan terminado su pesquisa”, dijo Boxer, demócrata por California.

Por su parte, el senador Chuck Schumer, el tercer demócrata de más importancia en el Senado, respondió furioso cuando se le preguntó sobre el asunto de Menéndez.

“No voy a hacer ningún comentario”, le dijo molesto Schumer a un reportero.

También se negó a dar declaraciones el senador Marco Rubio, republicano por la Florida y miembro del grupo bipartidista de reformas a la inmigración, al cual pertenecen también Schumer y Menéndez.

La noticia del registro se hizo sentir con fuerza en la República Dominicana, Washington y Nueva Jersey. El registro y decomiso de material en la oficina de Melgen ocurre en un momento en que Menéndez se convierte en una figura nacional por su liderazgo en el debate sobre la inmigración y asume la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Justo antes de que Menéndez asumiera la presidencia de la Comisión, fuentes anónimas comenzaron a hacer circular varios mensajes electrónicos entre el FBI y el denunciante en que se discuten alegaciones de que Menéndez tuvo relaciones sexuales con prostitutas dominicanas en la residencia de Melgen en Casa de Campo.

os mensajes electrónicos en entre el FBI y el denunciante, que se hace llamar “Peter Williams” y usó una cuenta de correo de Yahoo!, indicaron que un agente del FBI se sintió frustrado con sus afirmaciones esquivas en meses recientes.

El denunciante se negó a llamar al investigador principal del FBI, Regino Chávez, destacado en Miami, o reunirse con él personalmente. Todos los contactos fueron por correo electrónico.

Anteriormente, Chávez le había dicho al denunciante que “hemos podido confirmar la mayoría” de la información entregada. Pero no está claro qué era esa información en su momento. Y a lo largo de los meses, el denunciante siguió huyéndole y no le entregó más información, según un archivo de los mensajes electrónicos enviado anónimamente a los reporteros.

El grupo Ciudadanos por la Responsabilidad y la Etica en Washington (CREW), le entregaron a Chávez la dirección electrónica del denunciante en agosto.

Melanie Sloan, directora ejecutiva de CREW, dijo que el grupo se aseguró de que el FBI investigara el caso después que la misma entidad no siguió el curso de otra investigación varios años antes sobre el entonces legislador Mark Foley, republicano por West Palm Beach.

Pero Sloan tenía algunas preocupaciones al respecto. “No parecía creíble”, dijo Sloan.

El denunciante “dijo que quería que se hiciera justicia pero sugirió que conocía de estas actividades desde el 2008”, dijo Sloan. “¿Pero entonces decide no decir nada a nadie hasta la primavera, cuando Menéndez se postula a la reelección y el control del Senado está en juego? No tiene sentido”.

Pero la noticia fue sensacional y cuando la información llegó a manos del Daily Caller, la publicación pudo entrevistar a dos mujeres identificadas como las prostitutas. El Daily Caller publicó la información antes de las elecciones de noviembre, que Menéndez ganó de todas formas.

Melanio Figueroa, un abogado dominicano que representó a las mujeres, declaró al Herald el miércoles en la República Dominicana que ya no representa a las supuestas prostitutas.

Figueroa dijo que sus antiguas clientas no le habían devuelto llamadas telefónicas en varios meses. “Ya no estoy en contacto con esas muchachas”, dijo. “Eso fue lo que le dije también al investigador [del FBI]”.

Figueroa dijo que creía que las entrevistas de las mujeres con el Daily Caller fueron dignas de crédito. “No tengo razón para pensar que fue algo con motivaciones políticas”, afirmó. “No fue así”.

Figueroa agregó que cree que el mismo temor llevó a sus clientas a ocultarse. “Creo que tienen miedo”, dijo. “Por eso es que no han salido a la luz”.

Carli Teproff, redactora de The Miami Herald en West Palm Beach; Ezra Feiser, corresponsal especial en República Dominicana, y el reportero James Rosen, de la oficina de McClatchy en Washington, contribuyeron a este reportaje.



Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: