Catalina Marista Bruno, un peligro que el DCF nunca vio

La llamada del Departamento de Niños y Familias (DCF) de la semana pasada para informar de la muerte de Bryan marcó el tercer contacto del estado con Catalina Bruno y su hijo bebé.
El Nuevo Herald | Mayo 21 de 2013
Carol Marbin Miller
cmarbin@MiamiHerald.com

Catalina Marista Bruno había sido arrestada tres veces por cargos que involucraron drogas o alcohol. Ella había estado bebiendo en julio pasado cuando la policía arrestó a su esposo por golpearla delante de sus hijos. Y a ella se le consideró en estado de ebriedad en noviembre cuando se informó que ella golpeó varias paredes antes de pasarlas sin problemas con su hijo bebé que se encontraba en el asiento delantero con ella.

Sin embargo, administradores estatales del bienestar social de los niños concluyeron que “no había pruebas” de que el beber de Bruno hubiera puesto en peligro la vida de su hijo, Bryan Miguel Osceola. Ellos cerraron su caso en noviembre sin requerir que la madre se sometiera a un tratamiento de alcohol, clases para los padres o cualquier otro servicio diseñado para proteger a los niños de ella.

Seis meses después, Bryan caería de nuevo víctima de la peligrosa mezcla de los autos y la presencia del alcohol.

El jueves, Bruno manejó al mediodía hasta su casa de Kendall en su Chevrolet Impala, y dejó una bolsa, una lata de cerveza y a su niño de 11 meses en el auto, dijeron los fiscales. Horas después, cuando el padre de Bryan se dio cuenta que éste estaba desaparecido, se encontró al niño inconsciente en su asiento para bebé. Su temperatura corporal era de 109 grados. Bryan fue declarado muerto en el Hospital Regional de Kendall.

Bruno permanece en la Cárcel del Condado Miami-Dade sin derecho a fianza mientras espera juicio por cargos de homicidio agravado de un niño.

Los investigadores aún tratan de imaginarse dónde estuvo Bruno, acompañada por el niño, las cuatro horas antes de volver a su casa y dejar a Bryan en el auto.

En una audiencia de fianza del lunes, el abogado de Bruno dijo que ella había estado sufriendo de depresión post parto desde semanas después del nacimiento de Brown, y no se ocupó de esta condición después que se quedó sin medicamento y no solicitó que la volvieran a surtir.

Lonnie Richardson, el abogado defensor de Bruno, dijo que ella “está en crisis” y necesita que la evalúe un psiquiatra. “Le hablo y veo a alguien que es un cascarón de ser humano”, dijo Richardson a Samantha Ruiz-Cohen, jueza de Circuito de Miami-Dade. “Ella está muy enferma y necesita ayuda.

La llamada del Departamento de Niños y Familias (DCF) de la semana pasada para informar de la muerte de Bryan marcó el tercer contacto del estado con Catalina Bruno y su hijo bebé.

La historia del DCF con la familia comenzó el 7 de julio, cuando la línea de emergencia de la agencia recibió una información de que el padre de Bryan, Amos Osceola, había sido arrestado por violencia doméstica después que “atacó” a Bruno delante de sus tres hijos – Bryan, uno de 4 años y otro de 10 años de un padre diferente.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: