Arrestan a sospechoso de brutal asesinato en la Pequeña Habana

Detectives de la Policía de Miami recibieron una pista sobre el paradero del sospechoso y el viernes en la mañana viajaron hacia el condado Collier junto a Alguaciles Federales.
El Nuevo Herald | Enero 19 de 2013
Brenda Medina
bmedina@elnuevoherald.com

Ifrain Quintana, a quien la policía acusa de asesinar a su ex novia a plena luz del día en La Pequeña Habana el pasado 28 de diciembre, fue arrestado en Naples el viernes por la tarde.

Las autoridades encontraron a Quintana escondido en una casa en el vecindario Golden Gates, localizado al este de Naples. Quintana, que estaba en una vivienda donde había armas de fuego, se entregó luego de negociar con un equipo de SWAT. La noche del viernes se encontraba bajo la custodia de la policía del Condado Collier, esperando para ser extraditado a Miami-Dade.

“Nos sentíamos con temor de salir porque ese hombre estaba suelto”, declaró Carlos Alemán, el padrastro de la víctima Ariadna González Campa.

“La noticia nos ha servido de consuelo de alguna manera”, afirmó.

Quintana era buscado desde hacía tres semanas, luego de que presuntamente escapara en un Ford Explorer tras disparar cinco veces a González frente a la farmacia La Milagrosa, en la avenida 8 del suroeste. La mujer cayó herida en la acera frente a varios testigos y murió al llegar al Centro de Trauma Ryder del Hospital Jackson Memorial.

Familiares de la víctima declararon que la mujer cubana había terminado una relación romántica con Quintana unos 10 días antes de ser asesinada.

Tanto la madre del presunto asesino como la familia de la fallecida esperaban con ansias que el hombre fuera atrapado.

Celina Quintana aseguró que prefería ver a su hijo en la cárcel y no que cometiera un suicidio. Los parientes de González señalaron que no se iban a sentir seguros hasta que el fugitivo, a quien la policía describió como peligroso y armado, estuviera tras las rejas.

“Yo pensé que cuando lo cogieran le iban a dar un tiro”, indicó Celina en entrevista telefónica. “Pero me dijeron que se portó bien y se entregó sin protestar”.

Los familiares de la víctima habían declarado que ellos no aprobaban la relación entre González y Quintana, ambos de 42 años.

En la noche, después de la tragedia, mientras la familia ofrecía declaraciones en las afueras de la casa, un hombre se acercó en una camioneta y Carlos Alemán, el hijo de Ariadna, aseguró que se trataba de Quintana. En ese momento el ex esposo de González sacó un arma y apuntó al conductor de la camioneta, quien se alejó del lugar rápidamente. Unos minutos después la policía rodeó el área. Aunque después se confirmó que no se trataba del sospechoso, el incidente demostró que los familiares de la víctima temían por su seguridad.

Detectives de la Policía de Miami recibieron una pista sobre el paradero del sospechoso y el viernes en la mañana viajaron hacia el condado Collier junto a Alguaciles Federales.

Cuando las autoridades fueron informadas de que había varias armas de fuego dentro de la casa donde estaba escondido Quintana, pidieron la asistencia de un equipo SWAT.

Después de un momento de negociación Quintana salió con una mochila al hombro y se entregó a las autoridades, contó el Alguacil Federal Barry Golden.

Una vocera de la policía de Miami informó que al sospechoso que se le presentarían cargos de homicidio en primer grado.

Alemán, el padrastro de Ariadna González , declaró que la familia no busca venganza, sino justicia.

“Queremos que pague por el crimen y todo el daño que nos ha hecho”.

Por su parte, Celina, la madre de Ifrain Quintana, contó que se sentía “más tranquila ahora”.

Según Celina, Ifrain la llamó por teléfono horas después de la tragedia para indagar sobre el estado de González.

“Me dijo: ‘Mami si ella se muere, yo me mato porque ella es mi vida’”.

Cuando Celina le preguntó a su hijo si el había matado a González, este respondió que no. Celina tiene la esperanza de que su hijo sea inocente.

“Si el dice que se mata si ella se muere, es porque él no la mató. ¿No es así?”, comentó la mujer.

Anteriormente Celina había declarado a reporteros de El Nuevo Herald que quizás su hijo mató a González por celos durante un ataque de nervios. Dijo que Ifraín padece de problemas mentales desde que era un niño en su natal Cuba, y que estuvo encerrado en hospitales para enfermos mentales en la isla. Según Celina, ella le advirtió varias veces a González sobre los padecimientos de su hijo.

Familiares de González declararon que ellos aconsejaron a la mujer que pusiera una orden de restricción contra Quintana pero ella se negó, diciendo que no quería meterlo en problemas con la policía.

En el 2010, Quintana fue arrestado y hallado culpable por posesión y venta de marihuana, y posesión de cocaína, según registros públicos.

Los reporteros Melissa Sánchez y C.M. Guerrero contribuyeron a esta información.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: