Miami, FL. 18 de febrero de 2019 Actualizado: 01:22
 

Arrestan a banda de asaltantes de taxis y entrega de pizzas

Con la ayuda de la victima, los detectives encontraron al sospechoso en tres ocasiones, pero este logro huir.
El Nuevo Herald | Octubre 27 de 2013
ALFONSO CHARDY
ACHARDY@ELNUEVOHERALD.COM

Agentes federales y la policía de Miami han desarticulado a una pandilla de ladrones armados que robaban a conductores de taxis y de entrega de comida a domicilio como pizzas y hamburguesas.

Los agentes federales, en colaboración con la policía de Miami, arrestaron recientemente a dos miembros de la red que durante varias semanas en agosto y septiembre aterrorizaron a taxistas y conductores de cadenas de entrega de pizza y otros alimentos en Miami, incluyendo comida china.

Uno de los robos atrajo la atención de los medios de comunicación debido a que el conductor del taxi en ese episodio recibió un disparo en la espalda cuando escapaba de los ladrones en agosto –al volante de su taxi Súper Yellow Cab. Aunque herido, logró manejar su taxi hasta una estación de policía en la esquina de la calle Flagler y la avenida 22.

Samson Tunde Ojo fue atacado alrededor de las 6 a.m. del 20 de agosto, cuando el chofer de 63 años de edad, respondía a una llamada para recoger a un pasajero en el 1971 de de la 18 Terrace del noroeste en Allapattah, cerca de donde se ubica el complejo de apartamentos Gwen Cherry . Desde la estación de policía , Ojo fue transportado al Centro de Trauma Ryder del Hospital Jackson Memorial, donde fue atendido y dado de alta.

Ojo dijo a los periodistas el día que sobrevivió el ataque, que decidió escapar y llegar a la estación de policía porque tenía miedo de que los ladrones lo hubieran asesinado si se quedaba en el lugar del robo.

“Estaba pensando en mi familia”, dijo Ojo después de salir del hospital. “No puedo dejarlos sin nada”.

La serie de robos atribuidos al grupo en realidad comenzó antes del episodio al que sobrevivió Ojo. El primer robo conocido tuvo lugar el 16 de agosto, cuando un taxi fue enviado al 2018 de la 19 Terrace del noroeste, también en Allapattah.

Cuando llegó el taxista , un hombre se le acercó empuñando una pistola de color plateado, de acuerdo con una denuncia penal presentada en el tribunal federal de Miami por un agente de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF ).

El pistolero puso el arma contra la cabeza del taxista y le advirtió: “¡Esto es un robo!”

En ese momento, un segundo pistolero apareció y conminó al taxista a salir de su vehiculo, le despojó de sus pertenencias y los dos hombres huyeron a las inmediaciones de Gwen Cherry Apartments.

Dos días más tarde, otro taxi que fue enviado al 2197 de la 18 Terrace del noroeste también se convirtió en blanco de los ladrones. El conductor fue abordado por dos hombres con armas de fuego plateadas. Uno de los pistoleros arrastraron al conductor fuera del taxi, a punta de pistola, le quitaron su billetera, licencia de conducir, la tarjeta del Seguro Social y una tarjeta de débito, según la denuncia penal de ATF.

Luego vino el robo del 20 de agosto en el que resultó herido Ojo, quien sólo tenía $29 en el bolsillo de la camisa.

El 21 de agosto, un repartidor de pizzas de la cadena Papa John’s fue enviado al 7248 de la Segunda avenida del noreste, una zona de Miami conocida como Graveyard.

Tres hombres se abalanzaron sobre el conductor que fue entonces golpeado con una pistola, según la denuncia penal.

Los ladrones le quitaron pizzas, teléfonos celulares y varias tarjetas de crédito y débito.

El 23 de agosto, un conductor del restaurante China Palace llego al 7148 de la Segunda avenida del noroeste donde un hombre le ordenó salir de su vehículo a punta de pistola y le despojó de $450, comida china y un collar de oro.

El 26 de agosto, un conductor de Burger King, fue enviado al 7178 de la Segunda avenida del noreste donde fue acosado por tres hombres con armas de fuego . Fue despojado de la comida que iba a entregar así como de una tarjeta de débito y un teléfono celular.

Unas horas más tarde, un taxista enviado a la misma dirección se topó con un hombre armado que le quitó $300 y dos teléfonos celulares.

El 17 de septiembre, un conductor de la cadena Papa John’s fue rodeado por tres hombres que le golpearon con sus pistolas y le robaron una cantidad no especificada de dinero, un teléfono celular y las llaves de su vehiculo.

Declaraciones de esta víctima ayudaron a la policía a eventualmente arrestar a Lionell Sanders, el presunto líder de la pandilla.

Los detectives llevaron a la víctima a las inmediaciones de Graveyard y a los apartamentos Gwen Cherry para ver si reconocía el Nissan dorado en el que los ladrones habían escapado, según la declaración penal.

Con la ayuda de la victima, los detectives encontraron al sospechoso en tres ocasiones, pero este logro huir.

Unos 20 minutos después de que los detectives se retiraron del lugar, una persona en la zona contactó al agente de ATF que preparó denuncia penal y dio detalles sobre el paradero de Sanders.

La primera pista en el caso se produjo unos días después, el 4 de septiembre, cuando detectives de la policía de Miami rastrearon la llamada a la compañía de taxis el 20 de agosto desde un teléfono celular en manos de Corey Lee Foster, residente de Allapattah, según la denuncia penal de ATF.

Foster fue arrestado y luego “confesó” que pertenecía a la pandilla que robaba taxis y vehículos de entrega de alimento, según reza la denuncia penal. Foster también implicó a un presunto cómplice, Sanders, diciendo que era el líder de la banda , y el que hirió a Ojo, que aparece en la denuncia penal de ATF como Víctima Número 3.

“Dijo que el ladrón principal era Sanders, y que fue quien lo reclutó para hacer los robos”, dice la demanda penal, citando a Foster. “Sanders fue el individuo con el arma de fuego que le disparó a la Víctima Número 3”, dice la denuncia penal. El 27 de septiembre, Sanders fue arrestado y acusado de intento de robo de auto a mano armada y posesión de un arma de fuego durante un delito con violencia.

Fue detenido sin derecho a fianza y el 15 de octubre Sanders se declaró inocente ante un juez federal.

Alfredo Izaguirre, abogado de Sanders, indicó que los investigadores no tienen pruebas suficientes para condenar a su cliente.

“No hay un testigo que potencialmente pueda identificarlo”, dijo Izaguirre , en referencia al supuesto papel de Sanders como cabecilla . “Esperamos que el caso vaya a juicio”.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: