Sismo 8.2 norte de Chile; alerta de tsunami vigente

Hasta el momento hay cinco muertos que quedaron atrapados en construcción que colapsó.
AP | Abril 2 de 2014
Miles de personas permanecían fuera de sus camas y en alerta en Chile durante las primeras horas del miércoles tras el terremoto de 8,2 grados que la costa norte de Chile.

El movimiento telúrico provocó la muerte de cinco personas que quedaron atrapadas en construcciones colapsadas o sufrieron ataques al corazón y heridas de gravedad a tres más mientras las autoridades ordenaron la evacuación de los 4.000 kilómetros de costa como precaución por un moderado tsunami que arribó al litoral chileno bien entrada la madrugada.

La magnitud de los daños no podrá conocerse hasta que se hagan revisiones con luz de día, dijo la presidenta Michelle Bachelet quien no quiso correr riesgos y declaró el estado de emergencia en la región y envió un contingente de 100 policías antidisturbios para prevenir saqueos y detener a un grupo de prisioneras que escapó de la cárcel de Iquique.

El terremoto provocó deslizamientos de tierra que bloquearon carreteras, además de la interrupción del servicio eléctrico e incendios en diversos comercios.

En Arica, otra de las poblaciones cercanas al epicentro del terremoto, ocurrido a 99 kilómetros (61 millas) al noroeste de Iquique, 1.800 kilómetros al norte de Santiago, los hospitales atendieron a pacientes que requirieron cuidados menores y algunas casas de adobe fueron destruidas.

El gobierno de Bachelet mantuvo la alerta de tsunami para la costa norte de Chile mucho después de que ésta había sido levantada en otras partes. La orden de evacuación obligatoria seguía vigente poco antes del amanecer en el litoral al norte de Antofagasta, una decisión que fue apoyada por el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico, con sede en Hawai.

El geofísico de ese centro Gerard Fryer dijo a The Associated Press: "cancelamos la alerta para todas partes, excepto para Perú y Chile. Consideramos que la costa de Chile todavía es peligrosa, por eso hemos mantenido la alerta".

La alerta también sigue vigente en Isla de Pascua, en medio del Pacífico Sur, unos 3.200 kilómetros frente al continente chileno.

En un breve mensaje emitido casi cinco horas después de ocurrido el terremoto la presidenta anunció la declaratoria de zona de catástrofe en las regiones Arica-Parinacota y Tarapacá, en el norte del país, lo que significa que dos generales de las fuerzas armadas asumirán el control de ambas regiones "para tomar el mando del orden público".

Bachelet dijo que "el país ha podido enfrentar de buena manera estas primeras horas de la emergencia".

Agregó que viajará a la zona afectada el miércoles en la mañana.

El ministro del Interior Rodrigo Peñailillo estará a cargo del comité de emergencia, quien monitoreará la zona durante la noche hasta que se cancele la alerta de tsunami.

Las alertas del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico seguían en vigor para las costas de Perú y del norte de Chile.

Peñailillo dijo que las clases del miércoles fueron suspendidas y precisó que los fallecidos son cuatro hombres y una mujer, muertos por ataques cardiacos o aplastamientos.

Gonzalo Prieto, gobernador de Iquique, puerto cercano al epicentro del terremoto, dijo que dos de las personas muertas fallecieron de un ataque cardíaco mientras eran evacuados. Agregó que otras tres personas se encuentran heridas de gravedad.

En Arica se registraron olas de 2,17 metros, mientras en Iquique llegaron a 2,55 metros.

Peñailillo dijo que los militares colaborarán con la policía pero que no tomarán el control. En las próximas horas despegará desde Santiago un avión con 100 policías antimotines para evitar saqueos. Por ahora, los aeropuertos de Arica, Iquique y Tarapacá no están prestando servicio por la alerta de tsunami aún vigente.

El siquiatra Ricardo Yévenes dijo a la televisión local que estaba en consulta atendiendo un paciente al momento del terremoto cuando "rápidamente empezó a moverse toda la consulta, se caían las cosas", dijo desde Arica. "Está casi toda la ciudad en penumbras".

El movimiento telúrico también sacudió edificios en zonas cercanas de Perú y Bolivia y se sintió en la capital boliviana de La Paz.

Al momento se han presentado una docena de réplicas del terremoto, algunas con una magnitud de 6,2 y 5,5 grados, según la información del servicio geológico de Estados Unidos.

El único impacto en Estados Unidos podría ser de olas más elevadas en Hawai el miércoles, señaló el centro.

La Oficina Nacional de Emergencias de Chile dijo que se esperaba una gran ola, producto del tsunami, que va a golpear las tres islas que conforman el archipiélago de Juan Fernández en el Pacífico, a 600 kilómetros al oeste del aledaño puerto de Valparaíso.

Julio Leiva, jefe de la Corporación Nacional Forestal del archipiélago de Juan Fernández, dijo que informaron por radio de la emergencia a un grupo de 50 a 60 pescadores que se encuentran en la vecina isla Alejandro Selkirk, para que se pusieran a salvo del tren de olas esperado con fuerza en ese lugar.

Añadió que en Juan Fernández "todos evacuaron por sobre 30 metros de altura, aunque hubo, como siempre, unos pocos que no querían salir".

Precisó que la isla esta sin energía eléctrica "por seguridad", ya que en el terremoto de 2010 fueron alcanzados por un poderoso tsunami que mató varias personas. La única alerta que tuvieron los isleños entonces fue el toque de una campana por parte de una niña pequeña, lo que posibilitó que decenas de pobladores se salvaran.

El director de la oficina nacional de emergencia, Ricardo Toro, dijo que los pobladores de Iquique y Arica tuvieron que soportar un movimiento de tierra de 7 y 8 grados, respectivamente, que implica que es difícil que las personas puedan permanecer de pie.

Chile es uno de los países más propensos a terremotos del mundo. La actividad telúrica inició con un sismo de magnitud 6,7 el pasado 16 de marzo que causó una evacuación de más de 100.000 personas. Ningún tsunami se materializó y se presentaron daños menores.

La costumbre ha hecho que los chilenos huyan hacia zonas altas apenas sienten un movimiento telúrico, lo que permitió salvar muchísimas vidas en 2010.

Un funcionario de la oficina de Defensa Civil de Perú dijo que se estaban realizando evacuaciones en las costas de ese país. El funcionario, que no dio su nombre, dijo que no había reportes inmediatos de daños. El policía Alejandro Rosado, en Tacna, ciudad de la costa peruana, dijo que no se presentaron reportes de daños ni heridos.

El 27 de febrero de 2010, cuando faltaban pocos días para que la presidenta Michelle Bachelet culminara su primer mandato (2006-2010), un terremoto de magnitud 8,8 y un posterior tsunami azotaron al país. Ese sismo y el tsunami ocasionó 526 muertos y 25 desaparecidos, destruyeron 220.000 viviendas y se llevaron muelles y complejos turísticos a la orilla del mar, lo que costó a Chile 30.000 millones de dólares.

El movimiento telúrico la encontró ahora cuando había retornado sólo hace 20 días al poder.

El terremoto más fuerte registrado en el mundo también ocurrió en Chile, en 1960, con una magnitud de 9,5 y un saldo de 5.000 fallecidos.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: