Periódico Granma reconoce malestar por el cierre de cines y tiendas privadas en Cuba

Hay un debate sobre las duras medidas, informó el rotativo, e incluso hay quienes aseguran que hemos dado un paso atrás en el trabajo por cuenta propia, que se ha cercenado la iniciativa privada.
El Nuevo Herald | Noviembre 12 de 2013
jtamayo@elnuevoherald.com
Juan O. Tamayo el Nuevo Herald

El diario oficialista cubano Granma reconoció el lunes las críticas a las medidas severas del gobierno contra las ventas ilegales de ropa y ferretería, pero dijo que se mantendrán en efecto, aunque una orden de cerrar los teatros caseros de 3D podría necesitar una revisión.

“¿Unanimidad? Ni asomo de eso hay en el abanico social sobre este tema”, dijo el largo artículo en Granma, órgano oficial del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba y un periódico que raramente reconoce algún disentimiento en la isla.

Hay un “debate” sobre las duras medidas, informó el rotativo, “e incluso hay quienes aseguran que hemos dado un paso atrás en el trabajo por cuenta propia, que se ha cercenado la iniciativa” privada.

El gobernante Raúl Castro ha permitido actividades económicas privadas, reducido los subsidios gubernamentales y recortado las nóminas estatales desde que sucedió en el 2008 a su hermano Fidel, en una lenta y estrechamente controlada campaña para inyectar una nueva vida en la estancada economía de la isla.

Pero las autoridades intervinieron cuando las licencias para costureras se convirtieron en tiendas que vendían ilegalmente ropas manufacturadas, y las de “productores de bienes caseros” en ferreterías que revendían ilegalmente bienes subsidiados por el estado. Se les dio hasta el 31 de diciembre para cerrar sus negocios.

Las radicales medidas provocaron profunda frustración y enojo entre los consumidores cubanos, rumores de protestas planeadas por los negocios afectados y preguntas sobre la profundidad del compromiso de Castro para permitir las pequeñas empresas privadas.

De las 153 opiniones recibidas por el periódico sobre las controversiales medidas, una mayoría aprobaba terminar las ventas de ferretería, pero pocas estaban a favor de cerrar las tiendas de ropa, dijo Granma. En los locales se venden mejores ropas, compradas por viajeros que llegan de países como Ecuador y Panamá y a mejores precios, que los productos disponibles en los establecimientos del gobierno.

Granma dejó en claro que esas decisiones no se cambiarán, pero agregó que la mayoría de las opiniones se opusieron al cierre de los teatros caseros de películas en 3D, la mayoría establecidos por personas que tienen licencias para negocios privados como “operadores de equipos de recreación”.

El gobierno cubano no tiene teatros de 3D – los teatros caseros usan televisores de 3D que compran viajeros en el exterior – así que la decisión de cerrar las operaciones “podría revisarse”, destacó Granma.

El artículo, firmado por Oscar Sánchez, subdirector del periódico, alegó que las violaciones “que se estaban cometiendo, frente a los ojos de todos, no podían continuar admitiendose” y que la falta de orden en la economía privada “es el más peligroso enemigo” de las reformas de Castro.

“El interés superior de toda la ciudadanía en preservar la legalidad y el orden está por encima de la afectación temporal que las medidas adoptadas puedan causar a un sector de la población”, escribió Sánchez.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: