Nuevos arrestos por muerte de soldado en Londres

La víctima fue identificada por el ejército como el soldado Lee Rigby, de 25 años, ametralladorista del Regimiento de Fusileros Reales, casado y padre de un niño de dos años.
AP | Mayo 23 de 2013
Dos musulmanes dijeron que el individuo que esgrimía una cuchilla de carnicero después del asesinato de un soldado británico es un converso musulmán que participó en manifestaciones con el grupo radical proscrito al-Muhajiroun.

La identificación se produjo mientras la policía anunciaba el jueves por la noche el arresto de dos sospechosos más en el caso. La policía dijo que un hombre y una mujer, ambos de 29 años, fueron arrestados bajo sospecha de asociación ilícita para asesinar.

La víctima fue identificada por el ejército como el soldado Lee Rigby, de 25 años, ametralladorista del Regimiento de Fusileros Reales, casado y padre de un niño de dos años.

El exdirector de al-Muhajiroun, Anjem Choudary, identificó al individuo que aparece en un video tomado después de la matanza como Michael Adebolajo, un cristiano que se convirtió al islam en 2003 y participó en varias de las manifestaciones del grupo en Londres.

Omar Bakri Muhammad —que vive en el Líbano pero que fue predicador musulmán radical en Londres— también dijo que reconoció al hombre que vio en televisión como Adebolajo y dijo que asistió a sus discursos en Londres a principios de la década pasada.

Bakri dijo que recuerda a Adebolajo como una persona tímida interesada en el islam que formulaba preguntas interesantes. "Solía escuchar más que hablar", afirmó. "Me sorprendió mucho enterarme de que es sospechoso del ataque".

Un segundo atacante hospitalizado todavía no fue identificado.

Los dos sospechosos de matar al soldado a machetazos y cuchilladas habían sido investigados antes por los servicios de seguridad, dijo un funcionario el jueves, mientras los investigadores inspeccionaban varios sitios y trataban de determinar si los atacantes eran parte de una confabulación para provocar terror en las calles de Londres.

Los dos amenazaron más actos de violencia en imágenes grabadas por los aterrorizados peatones en sus teléfonos móviles. Con cuchillos ensangrentados aguardaron la llegada de la policía, que les disparó en las piernas, según una mujer que trató de auxiliar al soldado agonizante.

El primer ministro David Cameron aseguró que Gran Bretaña no se acobardará por el hecho de violencia y dijo que rechazaba "la manifestación venenosa de extremismo en la que se alimenta esta violencia".

En Washington, el presidente Barack Obama condenó el "repugnante ataque".

Obama dijo el jueves en una declaración escrita que Estados Unidos respalda a Gran Bretaña "ante la extorsión violenta y el terror". Agregó que la relación especial entre ambos países es especialmente importante en momentos difíciles.

Obama dijo que "no hay justificación alguna de dichas acciones" y ofreció sus plegarias por la familia de la víctima y el pueblo británico.

"Es odioso, es horrible e inquietante. Pero no parece tener demasiado efecto", afirmó Christian White, un hombre de 43 años, cerca de una estación de subterráneo donde estalló una bomba en julio del 2005. "Los londinenses están acostumbrados a vivir en una ciudad donde la vida es complicada".

Las autoridades reforzaron la seguridad en los cuarteles militares en la capital y la policía dijo que se movilizaron patrullas extra en sitios vulnerables como templos, centros de transporte y zonas congestionadas.

El ministerio de defensa dijo que el soldado muerto era Lee Rigby, de 25 años, con un hijo de 2 años. Se incorporó al ejército en el 2006 y sirvió en Chipre, Afganistán y Alemania.

El ataque del miércoles ocurrió cerca de un cuartel militar en la zona de Woolwich en el sur de Londres.

La escena fue desusada: un hombre muerto a cuchilladas y machetazos a media tarde, exánime en la calle, mientras los dos agresores se desgañitaban haciendo propaganda ante los peatones asombrados y aparentemente aguardando un enfrentamiento con la policía.

Escenas de video mostraron a un hombre negro, con las manos manchadas de sangre y una cuchilla de carnicero, criticando al gobierno británico y a la presencia de soldados británicos en el extranjero.

Maajid Nawaz, exislamista que ahora integra el grupo antiextremista Wuilliam en Londres, dijo que los videos y los primeros detalles indican que el individuo había sido inspirado por al-Qaida.

"No digo que estén vinculados operativamente a al-Qaida", dijo Nawad a The Associated Press, "pero estos hombres claramente sentían una afinidad con este sentir yihadista. Y no tienen que haber visitado ningún otro país para que esta ideología repercutiese en ellos".

______
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: