"Mi Sangre" se declara "perseguido político" con causa "armada" en su contra

"Nunca he movido un solo gramo de cocaína en mi vida, ni dentro de mi patrimonio tengo un solo peso que tenga que ver con el narcotráfico", agregó.
EFE | Noviembre 13 de 2012
El colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", acusado de narcotráfico, se declaró hoy "perseguido político" ante un juez argentino y dijo tener pruebas de que las causas en su contra están "armadas" por exfuncionarios y policías, explicó a Efe su abogado, Carlos Olita.

"Es víctima de una persecución política y más de una persona que estuvo en el Gobierno y tiene mucho poder podría atentar contra su vida", agregó Olita.

Henry de Jesús López Londoño, detenido en Buenos Aires con fines de extradición a Estados Unidos, declaró hoy en un tribunal de Buenos Aires ante el juez federal Sebastián Ramos durante poco más de media hora en medio de un fuerte despliegue de seguridad.

"Las causas están armadas", insistió el abogado, que aseguró que López Londoño "tiene nombres y documentación" que probarían su declaración.

"El Gobierno colombiano ha tratado de radicar una denuncia con supuestos arrepentidos que declararon en Colombia, y con eso iniciaron una denuncia en Estados Unidos", apuntó.

López Londoño "va a aportar pruebas que van a justificar que el Gobierno y policía colombiana le han fabricado pruebas", reiteró.

El abogado explicó: "esperamos a ver en qué está fundamentado el pedido de extradición" de Estados Unidos, antes de adelantar el próximo paso legal.

La justicia argentina tiene un plazo de 60 días para pronunciarse sobre la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos dado que, según Olita, su defendido no tiene causas pendientes en Argentina.

El letrado confirmó que López Londoño pidió a la Justicia que le permita recibir a un notario para dar poderes a su familia para manejar sus negocios en Colombia, relacionados con ganadería, compraventa de vehículos y operaciones inmobiliarias.

Henry de Jesús López Londoño, fue detenido en la localidad bonaerense de Pilar el pasado 30 de octubre y conducido a la cárcel de Ezeiza, donde espera la resolución del proceso de extradición a Estados Unidos.

"Tengo miedo de que me maten, mis enemigos están dispuestos a todo", dijo en un reciente diálogo con el diario porteño Tiempo Argentino desde la prisión.

"Nunca he movido un solo gramo de cocaína en mi vida, ni dentro de mi patrimonio tengo un solo peso que tenga que ver con el narcotráfico", agregó.

"Mi Sangre", conocido también como "Carlos Mario" y "El Salvador", fue uno los lugartenientes del jefe paramilitar Diego Murillo, alias "Don Berna", que fue extraditado a Estados Unidos en 2008 junto con otros jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La Justicia estadounidense ha solicitado su extradición para juzgarlo por narcotráfico, pero el presunto líder del grupo paramilitar Los Urabeños es también reclamado por los tribunales colombianos por los delitos de "concierto para delinquir agravado, narcotráfico y terrorismo". EFE

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: