México corrobora la veracidad de la odisea del náufrago salvadoreño

Imagen donde se muestra a José Alvarenga antes y después de su desaparición.
La compañía pesquera para la que trabajaba José Alvarenga presentó un parte de su desaparición frente a las autoridades mexicanas.
EFE | Febrero 6 de 2014
Las autoridades de México corroboraron hoy la veracidad de la historia contada por el pescador salvadoreño, José Alvarenga, quien asegura que pasó más de un año a la deriva en el Pacífico en una pequeña embarcación.
 
"Sabemos que la compañía pesquera para la que trabajaba José Alvarenga presentó un parte de su desaparición frente a las autoridades mexicanas en noviembre de 2012, lo cual corrobora la historia del náufrago", dijo a Efe el embajador de México en Filipinas, Julio Camarena, en una entrevista telefónica.
 
Alvarenga, hallado la semana pasada en un remoto atolón de las Islas Marshall, explicó que había zarpado de México a finales de 2012 en una expedición de pesca de tiburones pero que una tormenta alejó de la costa su embarcación de siete metros y le dejó a la deriva en el Pacífico.
 
El embajador indicó que la condición física de Alvarenga es la que cabría esperar de alguien que ha estado más de un año a la deriva en alta mar: "Está lánguido y muy débil".
 
"Lo poco que se ha visto en los medios es una fotografía en la que el náufrago aparece con ropa que le queda muy grande, pero nuestro personal que se ha desplazado hasta las Islas Marshall me confirma que José Alvarenga está debilitado, desnutrido, con las piernas inflamadas y la espalda lastimada", explicó.
 
El diplomático mexicano no pudo concretar la fecha en la que el salvadoreño será trasladado hasta Honolulu, en las islas Hawái, y luego a El Salvador.
 
"Hasta que no se nos dé el beneplácito médico, no se le puede trasladar a Honolulu, y aun no está en condiciones de viajar. No sabemos exactamente cuándo será, pero no parece que vaya a ser mañana", insistió el embajador.
 
Por otra parte, Camarena apuntó que tras la alegría inicial de haber llegado a tierra el estado de ánimo del salvadoreño sufre altibajos.
 
"En el momento en el que llegó estaba exhuberante por haber sobrevivido, pero ahora hay momentos en los que está contento y otros en los que está más deprimido", comentó el embajador.
 
Alvarenga zarpó supuestamente junto a un compañero llamado Ezequiel que, según la versión del superviviente, murió unos meses después en alta mar.
 
El marinero, de quien inicialmente se dijo que era mexicano, es oriundo de la localidad salvadoreña de Garita Palmera y su último domicilio estaba en Costa Azul, en el estado mexicano de Chiapas, de acuerdo a la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.
 
El pasado 30 de enero, el barco reapareció en un arrecife cerca de Ebon, un remoto atolón de las Islas Marshall, donde los lugareños encontraron a Alvarenga y tuvieron problemas para comunicarse con él, ya que éste solo hablaba español.
 
Las autoridades de las Islas Marshall enviaron un barco a Ebon para trasladarlo a la capital Majuro para efectuarle una revisión médica.
 
Alvarenga aseguró que sobrevivió tantos meses en alta mar bebiendo sangre de tortugas cuando le faltaba agua de lluvia y comiendo quelonios, aves y peces que cazaba con las manos.

Está más débil 

El náufrago salvadoreño que dice haber pasado más de un año a la deriva en el Océano Pacífico lució más debilitado que en otra aparición pública que hizo a principios de la semana.
 
José Salvador Alvarenga saludó a unos 50 funcionarios y periodistas el martes en el hotel de las Islas Marshall donde se hospeda. Afeitado y con el pelo más corto fue ayudado por dos personas mientras otros lo seguían para ayudar en caso necesario.
 
Hablando en voz baja agradeció al gobierno y sus amigos por su ayuda pero no aceptó responder preguntas.
 
The Associated Press tuvo acceso a una grabación hecha con un teléfono celular que fue descrita por un funcionario, quien pidió no ser nombrado porque no estaba autorizado a hablar con los medios.
 
"Caminaba pero necesitó mucha ayuda", dijo el funcionario. "Diría que ahora da la impresión de haber pasado por un viaje como el que dice haber hecho. Estaba mucho más débil, parecía muy cansado, mucho menos animado y habla muy despacio. Se veía exhausto, francamente. Como alguien que ha corrido dos o tres maratones".
 
La apariencia vivaz de Alvarenga el lunes, cuando saludó a cientos de personas en Majuro, capital de las Marshall, tras desembarcar en un remoto atolón provocó dudas sobre su historia. Antes había dicho a las autoridades que salió de México a fines de 2012 con otro pescador, quien murió después, para pescar tiburones hasta que una tormenta los arrastró.
 
Autoridades dijeron que era necesario llevarlo al hospital para revisiones médicas y se espera que en tres o cuatro días esté listo para regresar a El Salvador.
 
EN la reunión también participaron el ministro de Exteriores de las islas Marshall Phillip Muller y el diplomático mexicano Chris Clay Mendoza.
 
Muller dijo que Islas Marshall está feliz de cumplir con sus obligaciones humanitarias y hará todo lo necesario para ayudar a Alvarenga.
 
Clay Mendoza dijo que está ayudando a El Salvador en los trámites de repatriación de Alvarenga.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: