Más sismos sacuden Managua

El epicentro fue en el Lago Managua, a menos de diez kilómetros de profundidad, y causaron la caída de algunas casas.
AP | Abril 14 de 2014
Miles de personas salieron a la calle y decenas de familias eran evacuadas en Managua después de que entre las 10 y las 11 de la noche del domingo, dos sismos que en la medición preliminar se ubicaron en 4,6 y 5,6 grados en la escala de Richter se sintieran en la capital de Nicaragua.

Los sismos tuvieron epicentro en el Lago Managua, a menos de diez kilómetros de profundidad, y causaron la caída de algunas casas según el Instituto Nacional del Territorio de Nicaragua (INETER).

"Que no se multiplique el pánico", pidió el presidente Daniel Ortega a la población. "No se trata de no dormir, sino de buscar el lugar de mayor seguridad, el patio, estar en la puerta con los colchones y salir a la acera, la calle, tener identificados los puntos de mayor seguridad", dijo Ortega. "Hablamos de terremotos, provocan daños, Lo que está claro independientemente de la intensidad es que elevamos al máximo las medidas de seguridad", insistió.

"Hay dos viviendas colapsadas en Managua y cinco en Ciudad Sandino, sin pérdidas humanas qué lamentar", dijo por teléfono Rosario Murillo, secretaria de Comunicación del Gobierno al canal de noticias oficial "el 19".

Pocas horas antes, Murillo había pedido a través de la televisión a los habitantes de Managua que extremasen las medidas de seguridad y en la medida de lo posible pasasen la noche al aire libre ante la activación, por primera vez en 41, años de las mismas fallas que destruyeron la ciudad y dejaron miles de muertos durante el terremoto de 1972.

"El INETER nos reportó un sismo que es para nosotros particularmente preocupante. Un sismo de 2.8 a ocho kilómetros de profundidad y a dos kilómetros exactamente del puerto Salvador Allende. Es un temblor que puede querernos decir que se han activado las fallas que van debajo de la ciudad de Managua", dijo Murillo en una comunicación telefónica con el medio oficialista.

"Hacemos un llamado a las familias de tomar medidas extra de precaución esta noche en particular", advirtió Murillo, y detalló que su consejo era "dormir en los porches, en los patios si podemos, permanecer con la posibilidad de salir y auxiliarnos inmediatamente, salir y evacuar las viviendas inmediatamente".

"Antes del terremoto del 72 se produjo un sismo de fuerte intensidad, la población se preocupó, salió de sus casas, estuvo un rato en las aceras y luego regresó a sus casas. De modo que cuando llegó el sismo fuerte, encontró a la gente en sus casas", recordó el presidente. "La gente tiene que estar alerta, durmiendo en la calle" porque "en esta ocasión estamos recibiendo señales desde el jueves".

Las familias, siguiendo las indicaciones del gobierno, pasaban la noche en la calle con aparente calma pese a la intensidad y frecuencia de las réplicas, constituidas en enjambre sísmico, y con epicentro en el Volcán Apoyeque a pocos kilómetros de la capital.

"Le dije a mi familia vámonos rápidamente. Se rechinaron las paredes", explicó Fabián Ortiz, un empleado de la alcaldía de Managua que mostraba el techo de su casa destruido y las paredes rajadas en el céntrico Distrito 1 de Managua.

La televisión local mostraba imágenes del ejército evacuando familias por derrumbes de paredes en el barrio Boer, en la antigua Managua.

El teniente coronel Mario Rivas, jefe de la Defensa Civil de Managua dijo a la televisión local: "tenemos orden de evacuar a todas las familias".

El lugar de concentración de los evacuados era el Instituto Nicaragüense del Deporte según las autoridades.

"Aquí estamos reunidos, nerviosos, tratando de mantener la calma, que los vecinos despiertos, saquen de sus casas al resto de vecinos", decía al canal TN8 una residente del Distrito 6 que había ubicado a toda familia en la calle.

En la cancha del barrio Osvaldo Manzanares, unas 370 familias pasaban la noche a la intemperie según Amanda Banegas, una de las vecinas.

El aviso de alerta extrema llega después de que entre el jueves y el viernes se registrasen en los alrededores de Managua dos terremotos de más de seis grados de magnitud en la escala de Richter y miles de pequeñas y constantes réplicas que seguían sintiéndose la tarde del domingo con esporádicos fallos en el sistema eléctrico.

Posteriormente se registraron más de 1.000 réplicas, lo que llevó al gobierno del presidente Daniel Ortega a decretar alerta roja, que implica activar todos los comités locales de emergencia y mantener constante comunicación entre las diversas entidades sobre eventos específicos que tengan que ver con riesgos inminentes para la ciudadanía.

Según Murillo, el número de viviendas afectadas por los dos terremotos de jueves y viernes ascendía a 2.354 en Managua, León, Granada, Carazo y algunas en Madriz, y Boaco.

En Nagarote, el lugar más afectado, 587 deberán ser reconstruidas. En Managua, según datos oficiales, han sido evacuadas al Instituto de Deportes (IND) 647 personas, que vivían en los escombros de la vieja Managua, destruida por el terremoto de 1972 y cuyos escombros comenzaron a ser derribados el viernes, 41 años después del terremoto que devastó la ciudad.

Autoridades anunciaron que las clases del lunes fueron suspendidas en los centros educativos de la capital.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: