Mar humano marcha por Henrique Capriles en Venezuela

Venezuela tiene la cuarta tasa mundial más elevada de homicidios después de Honduras, El Salvador y Jamaica, de acuerdo con datos de Naciones Unidas.
El Nuevo Herald | Septiembre 30 de 2012
Juan O. Tamayo
jtamayo@elnuevoherald.com

Cientos de miles de venezolanos que agitaban banderas llenaron el domingo una avenida de Caracas durante el cierre de la campaña de Henrique Capriles Radonski, que en las elecciones de la próxima semana buscará poner fin a los casi 14 años de gestión del presidente Hugo Chávez.

Capriles fustigó al socialista Chávez como un autócrata que malgasta el dinero de Venezuela en amigos extranjeros, un gobernante que promete mucho pero cumple poco, y un hombre que habla de la paz mundial mientras los crímenes en las calles de su país llegan a un nivel récord.

“El es luz para afuera y oscuridad en Venezuela,” declaró Capriles desde una elevada plataforma ante la enorme multitud reunida en al amplio Avenida Bolívar, vestido con una camisa y un sombrero con los colores amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana.

Chávez ha dado cientos de millones a amigos en el extranjero —para un estadio deportivo en Uruguay, una clínica en la República Dominicana y una banda de salsa en Puerto Rico— a pesar de que muchos venezolanos permanecen sumidos en la pobreza, agregó.

Capriles nunca mencionó a Cuba, que recibe subsidios de miles de millones de dólares de Chávez pero que mantiene a un personal médico de 30,000 personas en Venezuela que atienden a la población pobre del país y son vistos con buenos ojos.

“El quiere salvar a la humanidad… ¿pero quién nos salvará a nosotros?”, dijo Capriles a la multitud asistente al acto, que constituyó el cierre de su campaña como candidato de la oposición unificada para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en el país productor de petróleo, con 30 millones de habitantes.

Chávez, socialista declarado y áspero crítico de Estados Unidos, fue elegido por primera vez en 1998 y tiene previsto cerrar su campaña de reelección con un acto semejante en la misma avenida el jueves. Muchas encuestas le dan la ventaja, mientras que otras favorecen a Capriles.

Los partidarios Capriles comenzaron a marchar alrededor de las 10 a.m. desde siete puntos alrededor de la capital, en lo que parecían ser siete ríos humanos, y habían copado la Avenida Bolívar mucho antes de que el candidato llegara en la cama de un camión abierto a las 2:50 p.m.

Vestida con una camisa estampada con la bandera de Venezuela, Omaira Martínez, de 46 años de edad y secretaria en la oficina de recursos humanos de una empresa privada, dijo que votó por Chávez en su primera elección en 1998, pero nunca más después.

“Nunca cumple lo que promete. Nos traiciona”, dijo Martínez mientras se preparaba para iniciar su marcha desde la Plaza Venezuela. “No ha hecho nada con las viviendas, con la educación, con el crimen, porque nos están matando todos los dias”.

Venezuela tiene la cuarta tasa mundial más elevada de homicidios después de Honduras, El Salvador y Jamaica, de acuerdo con datos de Naciones Unidas.

La contadora Alexandra Martínez, de 38 años, dijo que nunca voto por Chávez, y que no lo hará esta vez debido a su autoritarismo, su embestida contra las clases media y alta del país, y sus repetidos enfrentamientos con Washington.

“Queremos paz y democracia. No queremos dictadura”, dijo Martínez mientras ella y su madre, Aura Fernández, iniciaban su marcha de cuatro millas hacia la manifestación. Capriles, añadieron, gobernó de manera excelente durante sus cuatro años como gobernador de Miranda.

Subrayando su descontento con el presidente había un grupo de unos 50 manifestantes de Bandera Roja, un partido político marxista que desciende de un grupo guerrillero de izquierda formado en Cuba durante la década de 1960.

Chávez es “sólo un capitalista disfrazado de rojo”, dijo el portavoz del grupo, Pedro Andrade, un estudiante de ciencias políticas de 25 años, en referencia al color del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela. Chávez “no está dentro de nuestros principios revolucionarios como vanguardia de la lucha proletaria”.

Después de la manifestación en apoyo a Capriles, uno de sus anuncios políticos de televisión mostró a Chávez haciendo muchas promesas que nunca se cumplieron. Otro lo mostró jactándose en un evento de que las reservas de petróleo del país pertenecen ahora al pueblo venezolano, y en otro enumerando a las compañías extranjeras que participan en la explotación de las reservas.

Un grupo de unos 50 simpatizantes de Chávez montados en motocicletas, los temidos “motorizados” que han lanzado ataques durante otras manifestaciones de la oposición, se hicieron presentes en las calles cerca de la concentración de Capriles, pero no se reportaron incidentes de violencia. También se presentaron escuadrones antimotines de la Policía y la Guardia Nacional.

Tres partidarios de Capriles fueron muertos en el estado occidental de Barinas cuando por lo menos un hombre armado abrió fuego contra una caravana del partido Primero Justicia, que es parte de la coalición opositora que respalda a Capriles.

El ministro de Justicia y del Interior, Tareck El Aissami, informó el domingo mediante un mensaje de Tweeter que se había arrestado a un sospechoso, pero no lo identificó. Funcionarios de Primero Justicia han alegado que los disparos mortales vinieron de un grupo de partidarios de Chávez.

Mientras tanto, Chávez acusó a Capriles de formar parte de una “derecha radical y enloquecida” que se está haciendo pasar por izquierdista para eliminar su modelo de “socialismo del siglo XXI”.

“Nadie en su buen juicio puede decir que el modelo está agotado. Tanto no está agotado que la derecha ha tenido que disfrazarse de izquierda”, argumentó el presidente durante una entrevista de televisión grabada el pasado jueves y difundida el domingo.

Chávez admitió que su modelo de socialismo requiere “un nuevo impulso, un nuevo vigor” después de casi 14 años en el poder, pero insistió en que la mayoría de los venezolanos apoya su gestión.

Su victoria en las elecciones del próximo domingo conviene, agregó, a los dueños de las grandes empresas privadas y “a toda la burguesía, porque con Chávez aquí se garantiza la tranquilidad, la paz y el desarrollo del país”.

Añadió que también “la clase media alta debería votar por Chávez, quien es garantía de bienestar familiar”, y lamentó no haber podido lograr hasta ahora que en esos sectores no se le mire “con odio”.

El corresponsal de The Miami Herald Jim Wyss, y cables noticiosos contribuyeron a esta nota.



Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: