La prisión fortalece determinación de disidente cubano Antonio Rodiles

En Miami y La Habana el trabajo de Rodiles ha sido reconocido como uno de los más importantes y prometedores por el cambio.
El Nuevo Herald | Diciembre 3 de 2012
Juan Carlos Chavez
jcchavez@elnuevoherald.com

Las autoridades cubanas lo mantuvieron encerrado 19 días en un calabozo para delincuentes comunes del Departamento Técnico de Investigaciones de la Policía (DTI), en el municipio habanero 10 de Octubre. Los presos no lo llamaban por su nombre. Le decían “político”.

Antonio G. Rodiles, de 40 años, resultó con un ojo morado y diversas lesiones en el cuerpo debido a una andanada de golpes y patadas que recibió el 7 de noviembre durante un operativo policial en su contra. Ese día fue detenido por agentes de la Seguridad del Estado cubano, el tenebroso aparato de inteligencia del gobierno encargado de cerrarle el paso al movimiento disidente. Y quedó también claro que su nombre dejó de ser un secreto a voces.

“Hay un grupo de personas que están completamente enfocadas en generar más conflicto. Debemos frenar la ola de violencia que se está dando”, dijo Rodiles en una entrevista telefónica con El Nuevo Herald tras su liberación la semana pasada. “Realmente mi conclusión principal de todo esto es que trabajaré con más fuerza en este tema y con una visión más clara de lo que necesitamos”.

Rodiles, de 40 años, dirige el proyecto independiente Estado de Sats, radicado en La Habana. El proyecto está lejos de actuar como un movimiento tradicional de oposición. Su apuesta se sostiene en la profundidad de ideas así como en la discusión y el análisis de temas desde donde se originan propuestas de cambio.

En varias ocasiones Sats ha demandado por escrito el cese de la censura que ejerce el gobierno cubano y ha pedido consistentemente apertura democrática. Lo ha hecho también a nombre de las libertades individuales y la igualdad de condiciones con el propósito de que no se limite a la isla la entrada de intelectuales y artistas que no se ajustan a las expectativas políticas del gobierno.

Las autoridades cubanas no permiten el ingreso de sus críticos en el exilio, ni autorizan la salida de otros como la bloguera Yoani Sánchez, invitada por decenas de instituciones académicas en Estados Unidos, América Latina y Europa.

“Hacia ahí va el trabajo del proyecto Estado de Sats y la Campaña por otra Cuba, que busca respeto a la pluralidad, el pensamiento y los derechos básicos de los ciudadanos y seres humanos”, explicó Rodiles.

La llamada Demanda por otra Cuba exige al gobierno de Raúl Castro que ratifique los pactos del 2008 sobre derechos políticos y civiles de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Fue suscrita este año por decenas de figuras de la oposición dentro y fuera de la isla. Surgió como resultado del análisis y la discusión de un grupo amplio de personas comprometidas en la búsqueda de un nuevo escenario. Uno de sus párrafos demanda que se garantice un marco legal para el pleno debate de ideas y soluciones a la crisis interna.

Rodiles afirmó que el documento traduce el espíritu de las voces de una sociedad civil que exige libertad y oportunidades.

“Soy un cubano libre y como tal uno se opone y se pronuncia. Eso creo que es suficiente”, explicó Rodiles. “Por eso espero que en algún momento en el mismo poder se percaten de la situación insostenible de Cuba, y se den cuenta de que la vía del respeto al otro y la esperanza son completamente necesarias”.

Rodiles fue apresado junto a una veintena de opositores pacíficos. A estas detenciones se sumaron otras 16 al día siguiente cuando varios críticos al gobierno cubano, como Guillermo Fariñas y la propia Sánchez, acudieron a dependencias policiales para conocer la situación de los arrestados.

Inicialmente las autoridades planeaban acusar a Rodiles de desacato, un delito que el Código Penal Cubano castiga con sentencias hasta de un año de prisión. Finalmente recibió una multa de 800 pesos cubanos, aproximadamente $30.

Una foto de Rodiles confirmó la violencia con que los policías actuaron al momento de arrestarlo. La foto mostró el rostro del activista con golpes y una fuerte lesión en el ojo izquierdo.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, radicada en La Habana, puso especial atención al caso. La CCDHRN concluyó que Rodiles era un prisionero político.

En el calabozo, Rodiles dijo que los carceleros de la DTI lo trataron con respeto. Incluso permitieron que recibiera asistencia médica. La actitud de la DTI, según explicó, fue diametralmente opuesta a la actitud de los miembros de la Seguridad del Estado, especialmente con el agente Camilo.

“Este sujeto junto con otros dos estuvieron provocándome y tratando de generar un conflicto para buscar una mayor discriminación”, indicó Rodiles.

El activista añadió que su encierro confirmó una vez más la necesidad de luchar por el cambio pacífico, tal como lo hizo en vida el recordado Oswaldo Payá, del Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

“Y realmente te lo digo así. Estar en un lugar como esos es una presión tremenda, una incertidumbre total, porque no sabes cuál va a ser el final de la historia”.

En Miami y La Habana el trabajo de Rodiles ha sido reconocido como uno de los más importantes y prometedores por el cambio.

En ese contexto Oscar Peña, director del Comité Cubano Pro Derechos Humanos y del Proyecto CubaEntreTodos, en Miami, dijo que Rodiles se inscribe en el caso de muchos otros cubanos que decidieron tomar la batuta de la lucha cívica.

“El régimen tiene un problema muy serio y es lo difícil que se les hace desacreditarlos”, agregó Peña.

El sacerdote José Conrado Rodríguez, párroco de la Iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, en Santiago de Cuba, describió a Rodiles como un hombre de un compromiso ético impresionante.

“Antonio es uno de esos cubanos que tiene una estatura suprema en la lucha por la libertad de ideas y pensamiento. Creo que es un tipo fuera de serie, y un hombre de gran bondad e inteligencia”.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: