Disidentes cubanos denuncian ola represiva en medio de Cumbre

Presidentes de 33 países están en La Habana, Cuba para asistir a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
Detiene a al menos 60 personas para impedirles deslucir reunión de líderes hemisféricos en La Habana.
El Nuevo Herald | Enero 28 de 2014
El gobierno cubano ha desatado “una verdadera oleada de represión política” contra disidentes, al detener o amenazar a al menos 60 para impedirles deslucir una reunión de líderes hemisféricos en La Habana, informó el lunes un grupo de derechos humanos.
 
La II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se celebrará el martes y el miércoles se enfocará principalmente en esfuerzos de integración económica entre las 33 naciones miembro. La CELAC excluye a Estados Unidos y Canadá.
 
Cuba también propuso declarar a la región una “zona de paz” y otras naciones han propuesto analizar temas como la pobreza, el cambio climático, las conversaciones de paz entre Colombia y los rebeldes de las FARC, y el embargo estadounidense contra el gobierno cubano.
 
Pero los intentos de la oposición cubana para expresar sus denuncias a los visitantes extranjeros y atrapar parte de la atención de los medios al celebrar dos pequeñas “cumbres paralelas” se encontraron con duras medidas de los agentes de seguridad en la isla.
 
La policía detuvo brevemente a al menos 40 disidentes, amenazó u hostigó a otros 18 y ordenó a otros cinco que se quedaran en casa “hasta el fin de la cumbre”, dijo el lunes un informe de la ilegal Comisión Cubana para los Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
 
Esas cifras son preliminares debido a los controles del gobierno sobre las comunicaciones dentro de la isla, pero ya significan “una gran oleada de represión política contra pacíficos disidentes”, dijo el informe, para “amordazarlos” durante la cumbre de dos días.
 
Otros disidentes han informado de unas 150 detenciones breves y bloqueos en los teléfonos celulares de varios activistas pro democracia.
 
Entre los colocados bajo arresto domiciliario se encuentran Guillermo Fariñas, ganador en el 2010 del Premio Sakharov del Parlamento Europeo por la Libertad de Concienca, y el ex preso político Oscar Elías Biscet.
 
José Daniel Ferrer, un ex preso político que fundó la Unión Patriótica Cubana, fue detenido el viernes por la policía cuando salía de la embajada sueca en La Habana y se le llevó de regreso a su ciudad de residencia de Palmarito de Cauto, 290 millas al este de La Habana.
 
Los residentes de La Habana dijeron que las autoridades también han estado limpiando la imagen de la ciudad, al sacar a los pordioseros y las prostitutas de zonas públicas, desplegar plantas en macetas a lo largo de algunas de sus principales avenidas y arreglar vallas publicitarias y fachadas de tiendas.
 
Las duras medidas contra los disidentes han destacado lo que los críticos dicen es el error de los líderes extranjeros que se reúnen en un país gobernado durante más de medio siglo por una dictadura y sin embargo, se niegan a reunirse con una oposición pacífica.
 
A la cumbre asisten los presidentes Dilma Roussef, de Brasil; Enrique Peña Nieto, de México; Juan Manuel Santos, de Colombia; Cristina Fernández, de Argentina; y Nicolás Maduro, de Venezuela, cuyo predecesor, el fallecido Hugo Chávez, lanzó en el 2011 la iniciativa de la CELAC.
 
Se informó que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo que asistía a la cumbre sólo como un observador y no se reunirá con los disidentes para evitar que vaya a “provocar problemas o incomodidades”.
 
Mientras tanto, Cuba y Panamá continuaron su enfrentamiento en la cumbre, provocado por la negativa de La Habana a cooperar con una investigación sobre el decomiso del año pasado por parte de Panamá de armas cubanas no declaradas a bordo de un carguero norcoreano.
 
El enviado de Panamá a las reuniones de planificación intercambió el sábado “palabras tensas” con un viceministro cubano de Relaciones Exteriores sobre la redacción de una declaración que elogia a Chávez por sus contribuciones a la CELAC, informó desde La Habana la agencia noticiosa AFP.
 
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, no asistirá a la cumbre para mostrar su desagrado con Cuba, de acuerdo con fuentes bien informadas. Martinelli había planeado enviar en su lugar a un funcionario de muy bajo rango de la cancillería, pero posteriormente decidió enviar al ministro de Gobierno Ricardo Fábrega.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: