Cadáveres avión apilados en furgones refrigerados

EEUU presentó lo que calificó como evidencia 'de gran alcance', una prueba de que los rebeldes derribaron el avión con un misil ruso-tierra-aire.
EFE | Julio 21 de 2014
Rebeldes pro-rusos apilaron cerca de 200 cadáveres del avión derribado de Malasia en cuatro furgones frigorífico el domingo en el este de Ucrania. Mientras, en el lugar de la tragedia varias grúas movían los restos del Boing 777, consiguiendo la condena de los líderes occidentales que les acusaron de trampear con las pruebas del derribo.

Por su parte Estados Unidos presentó lo que calificó como evidencia "de gran alcance", una prueba de que los rebeldes derribaron el avión con un misil ruso-tierra-aire. Aunque otros gobiernos han dejado a acusar a Rusia de causar el accidente, Estados Unidos siempre ha estado a la cabeza a la hora de apuntar a Moscú como culpable del derribo del vuelo de Malaysia Airlines en el que murieron 298 personas.

"Rusia está apoyando a estos separatistas. Rusia está armando a estos separatistas. Rusia está entrenando a estos separatistas", declaró el secretario de Estado John Kerry en el programa de la CNN "State of the Union."

Los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania y Australia hablaron con el presidente ruso Vladimir Putin por teléfono la noche del domingo, instándole a utilizar su influencia sobre los separatistas para garantizar que las víctimas pudieran ser repatriadas y los investigadores internacionales tuvieran acceso completo para reunir pruebas. Dijeron que los ministros de Asuntos Exteriores europeos se reunirán en Bruselas el martes para considerar nuevas sanciones contra Rusia.

Más de tres días después de que el avión se estrellase, los investigadores internacionales seguían teniendo un acceso limitado a la zona donde cayó el avión.

Diplomáticos del Consejo de Seguridad de la ONU tuitearon el domingo que el consejo votará la tarde del lunes sobre un proyecto de resolución copatrocinado por Australia, Francia y Lituania, que exige el pleno acceso al lugar del accidente y una investigación independiente. Los diplomáticos se reunieron para discutir el tono del lenguaje hasta después de la medianoche del lunes, después de una reunión de emergencia del consejo sobre la situación en Gaza.

Pero crece la impaciencia. El primer ministro británico, David Cameron, dijo en un explosivo artículo de opinión publicado por el Sunday Times, que "el creciente peso de la evidencia" sugiere que los rebeldes derribaron el avión, y si esto es así, "este es un resultado directo de Rusia desestabilizando un Estado soberano, violando su integridad territorial, y apoyando, entrenando y armando a milicias de matones".

El primer ministro australiano, Tony Abbott, cuyo país perdió 28 ciudadanos en la tragedia, dijo Putin "había dicho todas las cosas correctas" durante su conversación telefónica para garantizar que se llevaría a cabo una investigación internacional sobre el desastre.

"Ahora voy a tratar de asegurar que Australia consiga que esto ocurra en la medida de lo humanamente posible", dijo Abbott Sydney en la Radio 2GB el lunes. "El sitio está siendo tratado más como un jardín que como el escenario de una investigación forense, y esto es completamente inaceptable". Las autoridades rusas han culpado al gobierno de Ucrania por crear la situación y el ambiente en el que fue derribado el avión, pero aún tienen que abordar las denuncias directas de que los separatistas fueron responsables del derribo o estaban operando con la asistencia técnica de Moscú.

El escenario del accidente, de unos 109 kilómetros cuadrados (42 millas cuadradas) se extiende a través de tierras de cultivo y pequeños pueblos; el domingo presentaba un paisaje totalmente diferente tras el paso de los rebeldes armados que habían montado guardia mientras decenas de cuerpos yacían expuestos al calor del verano. Los rebeldes se habían ido trasladando 192 cuerpos a varios vagones frigorífico de Torez, ciudad controlada por los pro-rusos, a unos 15 (nueve millas) de distancia de la zona del siniestro.

El gobierno de Ucrania, dijo en un comunicado publicado en su sitio web que un segundo tren con cuatro vagones refrigerados había llegado a la estación de Torez. Los miembros de los equipos de emergencia a los que los rebeldes permitieron operar bajo su control vieron como varias grúas movían las piezas del avión, aparentemente en busca de más cuerpos.

El domingo por la noche la agencia de servicios de emergencia de Ucrania dijo que el número total de cuerpos recuperados era de 251, con decenas de miembros sin identificar.

Kerry expresó su indignación por el comportamiento "grotesco" de los rebeldes en la escena del accidente.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país perdió 192 ciudadanos en el avión, dijo en una conferencia de prensa que la repatriación de los cuerpos era su "Prioridad número uno".

Dijo que orientaría todos los esfuerzos para conseguir el tren con los cuerpos entrara en "territorio controlado por Ucrania", y agregó que un avión militar holandés había sido enviado a Kharkiv para establecer un centro de coordinación.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: