Allanan oficina que al parecer espiaba a Juan Manuel Santos

Aseguran que planeaban sabotear, interferir y afectar el proceso de paz en La Habana.
AP | Mayo 7 de 2014
La fiscalía colombiana anunció el martes el allanamiento de una oficina desde donde supuestamente se espiaba el correo electrónico del presidente Juan Manuel Santos. Más tarde, la campaña del candidato presidencial opositor Oscar Iván Zuluaga informó que esa oficina realizaba trabajos para su campaña y afirmó que no tenía nada que ver con el supuesto espionaje.

El presidente Santos calificó de muy grave el hecho en una actividad pública.

El equipo de comunicaciones de la campaña de Zuluaga explicó en un comunicado que la oficina en cuestión, ubicada en el norte de Bogotá, prestaba "servicios de divulgación en redes sociales y seguridad informática a esta campaña".

El fiscal general Eduardo Montealegre informó que se contaba "con algunos elementos de juicio para suponer que... a través de esta oficina se pudo hacer la interceptación de los correos electrónicos del presidente".

Informó que fue detenido Andrés Fernando Sepúlveda, a cargo de la oficina y quien "conoce muy bien todo el tema de informática, de interceptación de medios, sobre todo a través de medios electrónicos; es una persona altamente calificada", puntualizó Montealegre, quien agregó que el detenido quiere colaborar con las autoridades.

Sostuvo que también fue interceptado el correo del jefe de prensa de las FARC, que mantienen un diálogo de paz con el gobierno de Santos desde fines de 2012. Además, fueron interceptados los correos de dos periodistas cubanos en La Habana "que cubren el proceso de paz", según el fiscal.

El funcionario explicó que "la finalidad de esa oficina, la finalidad de las personas que están vinculadas en esta empresa criminal, era la de sabotear, interferir y afectar el proceso de paz en La Habana".

Más tarde, en declaraciones al Canal RCN, Montealegre aclaró que por ahora lo que tiene la Fiscalía es "una coincidencia" entre un hombre que trabajaba para la campaña de Zuluaga y simultáneamente realizaba actividades ilegales.

"Hasta este momento la Fiscalía no puede afirmar que exista una conexión verdadera entre estas actividades ilegales y su asesoría en la campaña", dijo.

Horas después, durante un acto público, el presidente advirtió que no conocía en detalle los hechos, pero dijo que le perecía "muy grave que cualquier persona o cualquier organización esté deliberadamente tratando de sabotear el proceso de paz a través de interceptaciones ilegales y, en el mismo sentido, tratar de desestabilizar las instituciones del país".

Apuntó que pidió al fiscal ahondar en las investigaciones porque "ese tipo de actuaciones ilegales no se pueden permitir bajo ninguna circunstancia".

Pero ni el fiscal ni el jefe de Estado vincularon la oficina allanada con la candidatura de Zuluaga.

El equipo de prensa de la campaña de Zuluaga rechazó en el comunicado "cualquier utilización que se pretenda hacer en el marco de la campaña electoral de los hechos denunciados. Que no se quiera confundir a la opinión pública...".

Adujo que durante tres meses esa oficina "ha desarrollado las tareas convenidas a plena satisfacción de la campaña y sin ninguna queja de parte nuestra".

El comunicado expresó su preocupación por la información "sobre posibles y gravísimos hechos de interceptación ilegal de comunicaciones" e indicó que "no se puede asociar de ningún modo la campaña presidencial" con actividad ilegal alguna.

En declaraciones a la prensa, Zuluaga dijo que la empresa de comunicaciones en cuestión prestaba a su campaña servicios en redes sociales, pero observó que a "cualquier actividad ilegal que ellos estén desarrollando... tiene que caerle todo el peso de la ley".

Zuluaga es el aspirante del movimiento Centro Democrático, del expresidente Alvaro Uribe (2002-2010), enemigo de Santos, de sus políticas de gobierno y contrario al proceso de paz con la guerrilla.

Las denuncias de la jornada sobre supuestas actividades de espionaje se conocen en momentos en que Zuluaga, según las encuestas, es el más serio rival de Santos de cara a las elecciones presidenciales del 25 de mayo próximo.

El martes se conoció la renuncia a la campaña de Santos del asesor venezolano Juan José Rendón, conocido como J.J. Rendón, quien según un narcotraficante detenido en Estados Unidos recibió 12 millones de dólares en 2011 como pago por sus gestiones para la entrega a la justicia de un grupo de narcos.

Rendón negó las acusaciones.

No es la primera vez que se denuncia que un presidente colombiano es víctima de espionaje. En 2007 se reveló en un medio de comunicación una conversación telefónica privada del entonces presidente Uribe.

En febrero pasado, el canal Univisión informó que al menos dos correos que Santos envió desde su cuenta personal fueron interceptados ilegalmente.

En enero el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía allanó en el barrio Galerías de Bogotá otro centro de inteligencia del ejército que, según dijo en su momento la revista Semana, espiaba ilícitamente, entre otros, a los negociadores del gobierno en la capital cubana.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: