Hialeah otorga millones en contratos sin licitación

Estos contratos representaron la tercera parte del presupuesto para la construcción del auditorio en el 4700 Palm Avenue, de acuerdo con un análisis de El Nuevo Herald de las contrataciones desde el 2011.
El Nuevo Herald | Octubre 7 de 2013
Enrique Flor y Melissa Sanchez
eflor@elnuevoherald.com

A fin de acelerar el proyecto, la Ciudad de Hialeah otorgó más de $2 millones en contratos sin licitación a decenas de compañías para culminar los interiores, instalar equipos de cocina y hasta comprar cortinas en el recién inaugurado auditorio del complejo recreativo Milander.

Estos contratos representaron la tercera parte del presupuesto para la construcción del auditorio en el 4700 Palm Avenue, de acuerdo con un análisis de El Nuevo Herald de las contrataciones desde el 2011.

Además de entregar contratos a través de un proceso que carece de un comité evaluador, la Ciudad también autorizó más de $500,000 en aumentos a los montos de unos 25 contratos para la construcción, debido a que la administración argumentó que se necesitaba realizar trabajos adicionales que cambiaban el plan original.

En todos los casos, el Concejo votó unánimemente a favor de las propuestas.

El alcalde Carlos Hernández aseguró que su prioridad era acelerar la culminación de un proyecto que quería inaugurar con una fiesta navideña en el 2012. A pesar del apuro, el auditorio finalmente fue inaugurado en junio.

“El tiempo era muy importante y lo que queríamos era terminar la obra lo más pronto posible”, enfatizó Hernández. “Nuestra prioridad siempre fue buscar la mejor calidad y el mejor precio en lo que se estaba comprando”.

Sin embargo, críticos del alcalde opinaron que la otorgación de contratos mediante la exoneración de licitaciones se ha convertido en un hábito en Hialeah.

Julio Martínez, un ex alcalde de la ciudad quien compite contra Hernández en las elecciones municipales de noviembre, dijo que ese proceso debe ser utilizado sólo en casos de emergencias, como la reconstrucción de obras por desastres naturales.

“Lo que está ocurriendo acá es un relajo”, dijo Martínez. “Es preferible que una obra se retrase un poco a que haya un festín en la entrega de contratos”.

El Nuevo Herald entrevistó a algunos contratistas que han trabajado para la Ciudad pero ninguno quiso comentar públicamente sobre el proceso para evitar problemas en la obtención de futuros contratos públicos.

Sin embargo, un contratista aseguró que la Ciudad “se burló en mi cara” al aceptar una propuesta para un trabajo en Milander que era significantemente menor a la cotización que él había ofrecido. Meses después de entregar ese contrato, la administración pidió aumentos en la orden de compra para realizar trabajos que no habían formado parte del plan original.

“Si están los planos ya hechos, ¿por qué ahora los van a ampliar?”, preguntó el contratista. “Si yo presento un bid, es completo y no hay por qué aumentarlo”.

Entre las casi 30 empresas que recibieron contratos sin pasar por una licitación pública se encuentra la de un empresario que fue socio del alcalde en una película de acción que produjeron juntos hace una década.

WeGiveSoundAdvice, Inc., una empresa de Fort Lauderdale de Peter Beshouri, recibió en marzo unos $40,000 en fondos municipales para la instalación de un sistema audiovisual en el auditorio.

Hernández aseguró que su antigua relación con Beshouri, con quien produjo la película Street Survival en el 2004, no fue considerada en la selección de la empresa.

“Yo ni hablé con Peter para eso”, aseguró Hernández, quien fue electo al Concejo de Hialeah en el 2005.

Beshouri no respondió a mensajes telefónicos y dejados personalmente en su establecimiento comercial la pasada semana por un reportero de El Nuevo Herald.

En los meses después de entregarle el contrato sin licitación a Sound Advice, el Concejo de Hialeah aprobó dos incrementos de la orden de compra por otros $58,000 a la misma compañía.

De acuerdo con Vince Rodríguez, director del Departamento de Construcción, las compras adicionales ocurrieron después de que se supiera que el proyecto en general iba a estar por debajo del presupuesto. Por esa razón, se autorizó a comprar nuevos equipos audiovisuales “que hacían el auditorio más atractivo comercialmente y también reducían el número de empleados” necesarios para la operación del edificio.

El sistema de exoneración de licitaciones plantea una convocatoria más cerrada en comparación a los concursos de contratación pública, donde la selección de empresas se realiza bajo la supervisión de un comité. Rodríguez dijo que su oficina mantiene una lista de contratistas que contacta para pedir una propuesta durante las convocatorias cerradas. A una fecha y hora establecida, a estos contratistas se les pide que entreguen las propuestas en un sobre sellado.

“Una licitación demora mucho más”, explicó Hernández. “Con las exoneraciones ganábamos tiempo, pero lo que debe quedar claro es que siempre hubo la preocupación en que se presentaran al menos tres propuestas para escoger en cada contrato”.

En el caso de Sound Advice, su oferta era la de valor intermedio. Las otras dos eran las de Revelation Sound, de Miami, que ofreció instalar el sistema de audio por poco más de $75,000. La oferta más barata era la de Luviar Technologies, de Hialeah Gardens, por unos $32,000.

Rodríguez explicó que optó por Sound Advice debido a su experiencia en el mercado.

“La empresa que había presentado la oferta más barata era una compañía nueva con poca experiencia en los sistemas de audio”, dijo Rodríguez.

Hernández enfatizó que en todas las exoneraciones autorizadas por el Concejo de Hialeah, su administración se preocupó en adquirir servicios y equipos de calidad a precios competitivos “que permitieron que todo se haga dentro del presupuesto”.

De hecho, cuando el proyecto estaba cerca de ser culminado, Rodríguez dijo que le avisó al alcalde que estaban por debajo del presupuesto, por lo cual se autorizaron nuevas mejoras que no estaban incluidas en los planos originales, como los equipos adicionales de audio.

El mayor contrato que fue otorgado sin licitación fue para la construcción de los interiores del auditorio. La empresa Builders Choice Restoration propuso hacer la carpintería, pisos y puertas, entre otros trabajos, por unos $689,000, el más barato de los tres precios ofrecidos durante una convocatoria cerrada el año pasado.

En noviembre del 2012, el Concejo le entregó el contrato a Builders Choice. Luego, en abril y junio, el Concejo decidió incrementar la orden de compra por un total de $93,000. La administración explicó que el Departamento de Construcción había pedido reparaciones finales y trabajos adicionales que no habían estado en el contrato original.

Al parecer la única queja pública que llegó al Concejo sobre los contratos del Milander fue la que hizo Alexander Arencibia, de Artistic Stone, Inc, una empresa dedicada a la instalación de molduras y marcos de imitación de piedra.

Durante una sesión del Concejo en mayo del 2012, Jorge Guánchez, el entonces director de Construcción, dijo que Arencibia estaba molesto con una propuesta de otra empresa que era tres veces más baja que la suya. El Concejo anuló la operación sin ofrecer mayores detalles ante el público sobre lo que había ocurrido.

Arencibia rechazó ofrecer su versión a El Nuevo Herald. Tras la anulación, se realizó una nueva licitación y la obra fue otorgada a Rigo’s Portable Welding, por $149,744. Esta empresa recibió dos incrementos más por un total de $40,000 para, entre otros trabajos adicionales, instalar una fuente de agua.

Para construir el auditorio del Milander, la Ciudad de Hialeah contó con un presupuesto de unos $6 millones asignados por el Condado Miami-Dade. Hernández enfatizó que la mayor parte de este monto pasó por concursos públicos.

“Se usaron dos sistemas de contratación que es algo a lo que se está acostumbrado a usar en este tipo de obras importantes, por un lado las licitaciones y por otro lado las exoneraciones”, dijo Hernández.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: