Miami, FL. 23 de noviembre de 2017 Actualizado: 01:22
 

Juegos Paralímpicos de Río 2016, mucho más que una versión benévola de Juegos Olímpicos

Los Paralímpicos son algo más que una versión benévola de los Juegos Olímpicos. De hecho, algunas marcas han sido mejores qu
AP | Septiembre 15 de 2016

La nadadora china Lu Dong, medallista de plata, compite en los 100 metros espalda femeninos S6 en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. 

 

Los Juegos Paralímpicos están en su recta final, tras superar sus problemas de presupuesto para celebrar una exitosa competición con una asistencia de público mayor de la esperada y una serie de actuaciones de récord.

 

La brasileña Terezinha Guilhermina compite en una ronda de clasificación de los 200 metros femeninos T11 durante los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro, Brasil.

La brasileña Terezinha Guilhermina compite en una ronda de clasificación de los 200 metros femeninos T11 durante los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro, Brasil. 

 

En competición hay unos 4.350 atletas, cada único con diferencias únicas a clasificar. Se hacen grupos para reunir discapacidades similares o discapacidades que producen resultados similares.

 

El estadounidense Matt Stutzman sostiene el arco con el pie mientras comite en la categoría individual de compuesto abierto durante los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, en Brasil, el miércoles 14 de septiembre de 2016. Stutzman tiene el récord del mundo por el tiro más certero de distancia en tiro con arco, que incluye a deportistas no paralímpicos. 

 

Hay 10 categorías en función de criterios físicos, visuales e intelectuales. Pero los 22 deportes paralímpicos ajustan esos grupos a cada prueba, lo que aumenta el número de clasificaciones a varios cientos.

 

El deportista chino Shuo Yan gana 3-1 contra el español Jordi Morales García por la medalla de bronce de tenis de mesa, en la categoría individual masculina de clase 7 en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, Brasil.

 

Los juegos necesitaron un rescate del gobierno brasileño de casi 80 millones de dólares para cruzar la línea de meta. Unas pocas semanas antes de la ceremonia de inauguración del 7 de agosto sólo se habían vendido 200.000 entradas, pero los organizadores señalaron que la demanda subió más tarde y casi se ha alcanzado su objetivo de 2,4 millones de boletos vendidos. Eso se debe en parte al precio de muchos boletos, apenas 10 reales brasileños (3 dólares), una oferta atractiva en un país sumido en su peor recesión en décadas.

 

Los Paralímpicos son algo más que una versión benévola de los Juegos Olímpicos. De hecho, algunas marcas han sido mejores que en los Olímpicos.

 

El nadador chino Zheng Tao calienta antes de la competición masculina de 100 metros espalda S6 en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, Brasil.

 

Los cuatro corredores más rápidos de la final del domingo de 1.500 metros masculinos —en la categoría T13 para discapacidad visual— hicieron mejores tiempos que el campeón de los Juegos Olímpicos del mes pasado, el estadounidense Matthew Centrowitz. El argelino Abdellatif Baja ganó en 3 minutos 48,28 segundos. Centrowitz hizo un tiempo de 3'50"00 en una carrera más lenta y táctica. También etíope Tamiru Demisse, el keniata Henry Kirwa y el argelino Fouad Baka, que completaron los cuatro primeros puestos de los paralímpicos, hicieron un tiempo mejor que el de Centrowitz.

El corredor italiano Giovanni Achenza compite en el triatlón masculino PT1 de los Juegos Paralímpicos en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, Brasil.

 

En muchos países, los paralímpicos reciben mucho menos apoyo que los deportistas olímpicos. El Comité Olímpico de Estados Unidos concede a los deportistas 25.000 dólares por una medalla de oro. Los paralímpicos estadounidenses reciben 5.000 dólares.

 

Un deporte paralímpico que no aparece en ninguna forma en los Juegos Olímpicos es el goalball, en el que los deportistas con discapacidad visual llevan máscaras para bloquear por completo su visión e intentan lanzar o rodar el balón hacia una portería defendida por sus rivales. La pelota contiene un cascabel para que los jugadores puedan reaccionar al disparo.

La estadounidense Jessica Long nada en una sesión de entrenamiento en el Estadio Acuático Olímpico durante los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro, Brasil. 

 

 

 

El sudafricano Ntando Mahlangu se prepara para competir en la final masculina de los 200 metros T42 en el Estadio Olímpico durante los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro, Brasil. El corredor de 14 años ganó una medalla de plata.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: