El legendario Rivera anuncia que se retirará en el 2014

Rivera ha sido reconocido como un seguro candidato a entrar al Salón de la Fama en su primera oportunidad y sus números avalan dicha apreciación.
EFE | Marzo 9 de 2013
La figura del legendario taponero panameño Mariano Rivera dejará de verse en los montículos de los estadios del béisbol de las Grandes Ligas a partir de la próxima temporada cuando ha decidido retirarse.

Rivera, de 43 año, el cerrador con más salvamentos en la historia de las Grandes Ligas, anunció hoy, sábado, sus planes de ser la temporada del 2013 la última que disputa como profesional.

El cerrador panameño hizo el anuncio en el complejo deportivo que su equipo de los Yanquis de Nueva York tiene en Tampa (Florida) donde realizan toda la preparación de pretemporada.

Aunque durante toda la semana ya se había dado a conocer las intenciones de Rivera, que la pasada temporada no pudo jugar al tener que operarse para superar una grave lesión de rodilla derecha, hoy lo confirmó ante los periodistas el propio lanzador con detalles del por qué
de su decisión.

"Luego de este año, me retiraré del béisbol", anunció Rivera con emoción, pero también lleno de humor, y acompañado por su esposa Clara, y sus dos hijos.

Rivera bromeó al decir que el gerente de los Yanquis, Brian Cashman, había roto su política de contratos y que le había dado un acuerdo de tres temporadas.

El estelar cerrador de los Yanquis dijo que su decisión no tenía nada que ver con el desgarro en la rodilla derecha que sufrió el año pasado sino que había llegado el momento de centrarse en otras realidades de su vida personal y familiar.

Cuando se le preguntó cómo quería terminar su carrera, respondió: "Espero que mi último juego esté lanzando en la Serie Mundial".
Rivera fue categórico cuando dijo que ese es siempre el objetivo de los Yanquis, y por lo tanto hacerlo con el resto de sus compañeros sería algo grandioso.

"Ganar la Serie Mundial sería mi ambición", agregó. "Es por lo que siempre se pelea dentro de nuestra organización".
Rivera también reconoció que después de tantos años en el montículo no era fácil tomar la decisión, pero había que hacerla para el bien de todos.

"No es fácil tomar una decisión como esta", admitió Rivera. "Después de este año estaré retirado. Ahora lo oyen de mi propia boca. Ahora es oficial".

Rivera comentó que se habría retirado al final de la pasada temporada de no haberse lesionado. "No quise irme así", explicó. "Pensé que quería darlo todo".

Mientras otros lo han proclamado el mejor cerrador en la historia del béisbol como le acreditan los 608 rescates que tienen en su carrera, Rivera no quiso atribuirse tal reconocimiento.

"No me siento el más grande de todos los tiempos. Soy un jugador de equipo", subrayó . "Me gustaría ser recordado como un jugador que siempre estuvo para apoyar a los demás, eso si que es grandioso e importante para mi".

Rivera no ha lanzado en un juego de exhibición en esta primavera, pero asegura que llegará en perfectas condiciones a la competición regular.

El cerrador panameño elegido 12 veces al Juegos de las Estrellas tiene marca de 42 salvamentos en la fase final con un promedio de carreras limpias de 0.70.

Rivera comenzó su carrera de ligas mayores en 1995 y siempre jugó para los Yanquis, algo que le hace sentir "muy orgulloso" de concluir la carrera también con los Bombarderos del Bronx.

Rivera solo jugó nueve veces en la temporada anterior antes de desgarrarse los ligamentos de la rodilla derecha el 3 de mayo, en un entrenamiento previo al juego que iban a disputar en Kansas City, y el 12 de junio fue operado.

El legendario lanzador concluye su carrera como siempre deseo, a su forma y manera, y dándolo todo por los Yanquis, el equipo que también siempre le respondió de manera brillante.

Rivera, hijo de un pescador, fue firmado en Panamá por 3.000 para que fuera campocorto y cuando se lesionó en Kansas City dijo que no se iría del béisbol de esa manera tan fea, por culpa de una lesión.

"Mis creencias y confianza en el trabajo y la superación de dificultades no me permitió que me fuese sin hacerlo como auténtico profeesional", subrayó Rivera.

Sin embargo, también reconoció que por años había valorado la idea de la retirada, ya que quería pasar más tiempo con su familia y dedicarle más tiempo y energías a su iglesia.

Rivera ha sido reconocido como un seguro candidato a entrar al Salón de la Fama en su primera oportunidad y sus números avalan dicha apreciación.

Desde el 1900, solo un lanzador con más de 1.000 entradas tiene un WHIP (boletos más imparables por entradas) mejor que Mariano Rivera (.998) en su carrera desde 1995 al 2012.

El mejor en ese apartado fue Addie Joss que consiguió (.968) desde la temporada de 1902 hasta la del 1910.

El legendario pelotero panameño tiene el récord de salvamentos en Grandes Ligas con 608, y ha contribuido a que los Yanquis ganaran cinco títulos de la Serie Mundial.

Pero esas son las cifras actuales, Rivera está convencido que cuando concluya la temporada del 2013 estás sean todavía más grandiosas y que el número de títulos de Serie Mundial de los Yanquis también se haya incrementado.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: