El Heat de Miami vive un momento de drama y definición en la NBA

Spoelstra no lo hizo mal, pero en el momento en que el Jazz reaccionó debió traer de vuelta a Wade y Bosh.
El Nuevo Herald | Enero 16 de 2013
Pedro J. Gonzalez
pgonzalez@elnuevoherrald.com

La gira por el inhóspito Oeste tiene a la caravana del Heat de Miami dando tumbos, cuando no es la rueda, es el eje, y sino el timón. Lo cierto es que no anda bien y así el camino se hace difícil.

La próxima parada del quinteto (24-12), en este largo y tortuoso camino, será esta noche (10:30 p.m.) en Golden State enfrentando nada menos que a los Warriors (23-13), uno de los tres conjuntos que lo ha derrotado en casa.

En este periplo, el equipo de Miami tiene ahora balance de uno ganado y tres perdidos (8-9 en total) y una victoria no solo establecería el equilibrio, sino que le devolvería la confianza para cerrar su viaje mañana ante los Lakers.

Pero con otro tropiezo, no solo perdería la primera plaza de la Conferencia Este, sino que acabaría con su luna de miel y abriría la pequeña brecha de la temporada en el momento que se pensaba que mejor debería jugar.

Si no es que está abierta ya.

Algo raro está pasado: que si no le dan la bola al que está caliente, que si no se lucha por tomar rebotes, si la energía es poca, si esto o aquello, pero siempre hay una queja.

Así lo reflejan el lenguaje corporal y las declaraciones de los principales miembros del Heat tras la derrota 104-97 contra el Jazz de Utah, sobre todo luego de lo ocurrido en el último cuarto, en el que no jugaron ni Dwyane Wade ni Chris Bosh.

El entrenador del Heat decidió dejar sobre la cancha al grupo que, liderado por LeBron James, había recuperado una desventaja de 19 puntos, tratando de ser coherente con los clamaban por mantener a los que estaban calientes.

“Yo siempre estoy listo, no se que pasó”, comentó Wade con cara de disgusto. “Yo solo soy un jugador y el entrenador es el que te pone a jugar”.

Spoelstra no lo hizo mal, pero en el momento en que el Jazz reaccionó debió traer de vuelta a Wade y Bosh.

Por cierto, Bosh volvió a ser cuestionado por haber tomado un solo rebote.

“En mi posición algunas veces compito con alguno de mis compañeros de equipo al coger un rebote y, a veces me golpeo, dijo Bosh. “Así que muchas veces les dejo que ellos los tomen, sin prestarle atención a los números”.

King James volvió a realizar su mayor esfuerzo para conseguir la victoria jugando completa la segunda mitad, la pena es que fue en causa perdida.

“En la primera parte tuvimos poca energía y contra un equipo como este, en su cancha, usted no puede darse ese lujo”, señaló James. “Al final jugamos bien y tuvimos una gran cantidad de energía a la ofensiva, sin importar quién estaba disparando la bola”.

El entrenador de Miami tiene mucho que hacer, ahora que está a tiempo, para cerrar esta fisura, aunque no hay nada como la victoria para poder soldarla.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: