Surgen interrogantes tras caída de terraza de bar en North Bay Village

El accidente tuvo lugar en el popular restaurante de North Bay Village, localizado detrás del hotel Best Western Plus en la marina Bay Inn & Marina, en el 1819 79 Street.
El Nuevo Herald | Junio 14 de 2013
CHARLES RABIN, FERNANDO PEINADO, HANNAH SAMPSON Y LUISA YANEZ
LYANEZ@MIAMIHERALD.COM

Mientras los fanáticos llenaban el restaurante deportivo Shuckers Waterfront Grill para ver el juego entre el Miami Heat y los San Antonio Spurs el jueves por la noche, la terraza del lugar se desplomó, y docenas de aterrorizados clientes cayeron a las aguas de la Bahía de Biscayne Bay.

El accidente tuvo lugar en el popular restaurante de North Bay Village, localizado detrás del hotel Best Western Plus en la marina Bay Inn & Marina, en el 1819 79 Street.

Infinidad de policías y rescatistas de todo el Condado Miami-Dade acudieron de urgencia al lugar después de la inesperada caída, que ocurrió a alrededor de las 9:45 p.m., minutos antes del entretiempo del partido, cuando el Heat se alejaba en el marcador de los Spurs.

Unas 24 personas resultaron lesionadas. Ya al filo de las 11:20 p.m., 15 personas habían sido llevadas a varios hospitales del área, dos de ellas en estado de gravedad, dijo el capitán Eugene Germain Jr., del Departamento de Rescates de Miami-Dade. Otro capitán de los rescatistas dijo que tal vez haya desaparecido una persona y que la búsqueda estaba en camino en medio de la lluvia.

Germain dijo que unas 100 personas se encontraban en la terraza cuando cayó al agua. La capacidad oficial de la terraza se desconoce por el momento.

“Vimos que se abría una grieta, y de repente estábamos en el agua”, dijo Crystal Infante, de 23 años, que estaba comiendo con su amigo Hernán Reyes, de 21 años, cuando la terraza se desplomó. “Fue muy difícil salir, y no podías encontrar a nadie”.

Infante dijo que el agua no estaba lo suficientemente profunda y ellos pudieron ponerse de pie, pero era difícil salir porque la madera, sombrillas, mesas, sillas y otros desechos les cayeron encima.

Muchas unidades de rescate aéreo acudieron al lugar. Las autoridades cerraron la calle 79.

En las fotografías del sitio del accidente pueden verse a los socorristas sacando sillas verdes de plástico y montones de desechos del agua.

Leah Masters, camarera de Shuckers, le dijo al canal CBS4 News, asociado noticioso de The Miami Herald, que la muchedumbre se había puesto de pie para vitorear una canasta del Heat cuando la terraza colapsó.

Mientras los helicópteros daban vueltas en círculos por encima del restaurante, los rescatistas se llevaban uno tras otro a los heridos en camillas.

Chris Volz, de 39 años, dijo que estaba sentado en la esquina oeste del establecimiento, a unos 10 pies de donde la terraza se desplomó.

“Todos estaban mirando el juego. Sonó como un tren de carga y, de pronto, todo el mundo desapareció. La terraza se partió en forma de V”. Voltz agregó que todo ocurrió en una fracción de segundo y que nadie tuvo la oportunidad de escapar.

Voltz añadió que camareros se lanzaron en el agua para ayudar a rescatar a los clientes. Camiones de bomberos se apostaron en la orilla del agua y extendieron sus escaleras para ayudar a los clientes del restaurante a subir por ellas.

Shuckers quedó sin electricidad cuando ocurrió el colapso, dejando a las víctimas y a los rescatistas en una total oscuridad.

Ernesto Reyes, cliente habitual de Shuckers cuando el Heat llega a los playoffs, acababa de estacionarse en “el último espacio disponible” del restaurante cuando escuchó aclamaciones de júbilo y luego un enorme estruendo seguido por gritos cuando la terraza se vino abajo y cayó en las oscuras aguas.

“Corrí adentro y vi por todas partes gente en el agua. Empecé a sacar las sillas y mesas para ayudarlos a salir; muchos estaban como aturdidos. Parecía que entendían lo que había pasado”.

Otros estaban aterrorizados, dijo Reyes.

“Era una situación absolutamente caótica”.

Reyes dijo que ayudó a una mujer que tenía una gran herida en la cabeza y un bebé en los brazos, a otra joven que perdió los dientes de abajo y a un muchacho que había quedado atrapado entre las mesas.

Reyes, de 36 años, que trabaja como paralegal y vive cerca del restaurante, le agradeció a su jefe por hacerlo trabajar hasta tarde en el bufete de abogados Law Offices of Kent Harrison Robbins.

“Yo hubiera estado en esa terraza. Es mi sitio preferido para ver al Heat; siempre hay mucha gente allí”.

Reyes cree que la tragedia sucedió poco antes del entretiempo del partido, cuando el Heat aventajaba a los Spurs por 10 puntos.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/06/14/1499834/surgen-interrogantes-tras-caida.html#storylink=cpy
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: