Proyecto de amnistía a perseguidos políticos divide a venezolanos de Miami

Esto tiene todas las características del comienzo de una transición para la regularización de la vida política del país, expresó Poleo.
El Nuevo Herald | Noviembre 27 de 2012
Antonio María Delgado
adelgado@elnuevoherald.com

El exilio venezolano en Miami se mostró el lunes dividido respecto a una iniciativa que otorgaría amnistía a decenas de personas perseguidas por el gobierno de Hugo Chávez, con algunos representantes diciendo que las gestiones parecen ser serias y otros expresando desconfianza sobre las verdaderas intenciones del régimen.

La propuesta fue presentada por el diputado opositor Edgar Zambrano, quien sostuvo el lunes varios encuentros en Miami con representantes del exilio venezolano para brindar detalles sobre la iniciativa, que forma parte de los pasos tentativos del gobierno de emprender el diálogo con sus adversarios.

“Estas gestiones tienen mérito. Ponen un píe adentro; podrían favorecer a los presos políticos y a quienes se han visto obligados a salir del país. También podrían ayudar a que se produzca un ambiente de reconciliación”, comentó Juan Fernández, ex director ejecutivo de planificación de la estatal Petróleos de Venezuela.

“El gobierno por alguna razón está buscando que eso ocurra. Y con esto, no es que ya consideremos que esto está resuelto, pero la impresión que tenemos es que se está realizando una labor bastante seria”, añadió Fernández, quien vive exiliado en Miami.

Estados Unidos es el cuarto país visitado por Zambrano como parte de la iniciativa, que busca liberar de las cárceles a 22 personas consideradas por la oposición como presos políticos y permitir el retorno del país a cerca de un centenar de dirigentes y personalidades que se vieron obligados a abandonar al país para escapar la persecución del régimen.

La gira internacional para promover la iniciativa se produce luego de que Zambrano se reuniera con el canciller y vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, y con la Procuradora General, Cilia Flores, para analizar el caso de los exiliados.

“Este proyecto nace de una invitación que formuló el presidente de la República el ocho de octubre, luego de haber finalizado el proceso electoral, donde hizo un llamado al diálogo nacional, que nosotros aceptamos […] bajo la condición previa de tratar la problemática de quienes están en el exilio y permanecen en prisión”, dijo Zambrano en una entrevista.

“El presidente […] bajo el punto de vista constitucional puede resolver la mayoría de los casos de quienes están en prisión y los de aquellos que permanecen bajo la condición de exilio. Allí están no solamente la ley de amnistía [actualmente sometida a discusión en la Asamblea Nacional], sino que también están los indultos, están las medidas humanitarias, los destacamentos de trabajo y las medidas substitutivas de pena”, añadió.

Rafael Poleo, dueño del diario El Nuevo País y la revista Zeta, dijo que la disposición del gobierno a discutir el espinoso tema de los exiliados muestra lo que parece ser una sincera intención de establecer líneas de entendimiento con la oposición de cara a las dificultades económicas que se vislumbran para el próximo año.

Esa necesidad luce apremiante dados los problemas médicos que enfrenta el mandatario venezolano y la necesidad de crear espacios de coexistencia entre la oposición y lo que podría llegar a ser un gobierno chavista encabezado por un heredero, comentó.

“Esto tiene todas las características del comienzo de una transición para la regularización de la vida política del país”, expresó Poleo.

Según Zambrano, la mayoría de los exiliados venezolanos que contactó en Perú, Costa Rica y Panamá expresaron interés en que sus nombres sean incluidos en la lista de posibles beneficiarios.

Zambrano también prevé reunirse con los que viven en Madrid y Bogotá.

Pero algunos de los exiliados en Miami veían con recelo las propuestas planteadas por el diputado.

Entre estos se encontraba José Colina, director de la Organización de Venezolanos Perseguidos por el Exilio (Veppex), quien dijo que la iniciativa, tal como está formulada, presenta problemas éticos y prácticos para los exiliados.

Al centro de estos está el propio concepto de la amnistía, la cual contempla de alguna manera la admisión de culpa por parte de quienes se beneficien de ellas.

“Pedir perdón significa admitir que se es culpable de los delitos de los que se nos acusan, y eso es totalmente inaceptable. Ellos más bien están haciendo un daño a las personas que persiguen a través de cargos que fabricaron para actuar contra ellos”, sostuvo.

Adicionalmente, el gobierno venezolano en realidad no puede brindar garantías de que las personas que retornen al país no sean blanco de represalias a través de un sistema judicial controlado por la revolución bolivariana.

“El mismo sistema judicial que han utilizado para perseguir a la gente, está allí intacto, con los mismos jueces y con los mismos fiscales. Y los organismos de seguridad del Estado, que han sido utilizados para armar estos expedientes, sigue allí intactos”, sostuvo.

Y finalmente, la iniciativa parece estar dirigida para beneficiar solo a la dirigencia política que se encuentra en el exilio, planteamiento que excluye a miles de venezolanos que viven en el exilio.

“El Socialismo del Siglo XXI ha generado el exilio venezolano del Siglo XXI, que está conformado por amas de casa, ingenieros y periodistas que se vieron obligados a salir del país. No solo son los dirigentes políticos los que son víctimas de la persecución”, expresó.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: