Polémica por retención de inmigrantes por parte de las autoridades de Inmigración

Bernabé fue puesto en libertad después de que su abogado demandó al Condado Miami-Dade en los tribunales. En última instancia, Bernabé evitó ser deportado.
El Nuevo Herald | Julio 23 de 2013
Alfonso Chardy
achardy@elnuevoherald.com
Alfonso Chardy el Nuevo Herald

El abogado del Condado Miami-Dade ha dictaminado que una petición de las autoridades de Inmigración para mantener a un extranjero en la cárcel más allá del tiempo requerido no constituye una orden, sino meramente una solicitud.

“Esta solicitud de detención, o pedido de retención, no es más que una petición del Departamento de Seguridad Interna de que el detenido sea retenido por un periodo máximo de 48 horas”, escribió el abogado del Condado Robert A. Cuevas Jr., en un memorando al alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez. “Es mi conclusión que el cumplir con las solicitudes de retención [de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE)] es algo voluntario y no obligatorio por ley o reglamento federal”.

Es la primera vez desde que las solicitudes de retención por parte de las autoridades de Inmigración se convirtieron en asunto polémico en el sur de la Florida, en el 2010, que las autoridades del Condado han emitido directrices específicas a los funcionarios penitenciarios acerca de tales peticiones.

Hasta ahora, la política del Condado había sido la de cumplir de inmediato con las solicitudes, en algunos casos reteniendo a ciertos presos después del período de 48 horas al cabo del cual caducan las peticiones de retención conocidas en inglés como “ holds” o “ detainers”. Las autoridades de Inmigración dicen que necesitan 48 horas para asumir la custodia de un preso en la cárcel local y transferirlo a un centro de detención para inmigrantes. En un ejemplo de una petición de arraigo migratorio que se convirtió en controversia local, en la tarde del 31 de julio del 2010, el inmigrante mexicano José Bernabé se encontraba dentro de su camioneta esperando a su esposa, cuando dos agentes de la Policía lo arrestaron frente a su casa de Florida City por no tener licencia de conducir.

Bernabé no tenía licencia porque era indocumentado.

Después de su arresto, Bernabé fue transportado a la cárcel del Condado, donde un juez le dio libertad bajo fianza. Su familia pagó la fianza, pero Bernabé no fue liberado porque las autoridades de Inmigración presentaron una solicitud de arraigo migratorio en su contra cuando se enteraron de que no tenía papeles.

Bernabé fue puesto en libertad después de que su abogado demandó al Condado Miami-Dade en los tribunales. En última instancia, Bernabé evitó ser deportado.

Los activistas que defienden los derechos de los inmigrantes indocumentados aplaudieron la opinión del abogado del Condado.

“Aplaudimos al abogado del Condado de Miami-Dade, que concluyó con razón que el cumplimiento con las solicitudes de ICE para retener a esos inmigrantes es algo voluntario y no obligatorio por ley o reglamento federal”, según un comunicado de la organización de Miami
Americanos Pro-Justicia Inmigrante. “Recomendamos que el Condado Miami-Dade siga el ejemplo de numerosos estados y gobiernos locales que no aceptan las solicitudes de arraigo migratorio de ICE a menos que un inmigrante haya sido condenado por un delito grave”.

El abogado de Bernabé, John de León, también dio la bienvenida a la opinión de Cuevas. “Esta es una opinión legal importante por parte del abogado del Condado y que debe tener consecuencias en toda la Florida y los Estados Unidos”, dijo de León. “Proporciona a las cárceles en todo el país el precedente adicional para cambiar las prácticas de detención de personas que realmente no deben de quedar detenidas sin derecho a fianza”.

La opinión del abogado del Condado forma parte de un esfuerzo más amplio por parte de Giménez, el alcalde condal, de explorar el tema de arraigos migratorios y verificar si Miami-Dade estaba siendo reembolsado adecuadamente por las solicitudes.

Giménez, en una nota a la comisionada del Condado Sally Heyman el 20 de junio, dijo que los funcionarios de Inmigración no habían reembolsado al Condado por algunos de los gastos relacionados con solicitudes de detención.

“Durante el año 2012, se facturaron mensualmente a la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), los costos asociados con los presos cuyos cargos locales se habían resuelto pero que permanecieron detenidos hasta que ICE pudo asumir su custodia”, escribió Giménez. “El Departamento facturó a ICE un total de $347,853 por 1,683 reclusos que acumularon 4,221 días en nuestra custodia a la tasa federal de $82,41”.

Aunque Giménez dijo en la nota que ICE no ha hecho los reembolsos solicitados, también reconoció que otras agencias federales han dado a Miami-Dade fondos para otros servicios relacionados con presos extranjeros que excede la cantidad facturada.

ICE, en un comunicado, dijo: “Por ley, ICE no está obligado a pagar a las agencias locales del orden público por el período de espera de 48 horas, que es conforme a la presentación de una solicitud de detención. Las facturas recibidas del Condado Miami-Dade son para casos de detenidos en virtud de las disposiciones de las leyes federales que rigen pedidos de detención y, como tal, no incurren en una obligación financiera para el gobierno federal a menos que ICE asuma la custodia después del período de 48 horas autorizado por ley, exceptuando fines de semana y días feriados”.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: