Obama habla de inmigración con líderes religiosos

"El presidente comprendió nuestro sentido de urgencia", declaró el reverendo Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica. "Comprende que hay un margen muy pequeño".
AP | Marzo 8 de 2013
El presidente Barack Obama manifestó el viernes su deseo de que el Senado apruebe una reforma exhaustiva de la inmigración en los próximos tres meses, aunque agregó que está dispuesto a mostrarse paciente si el proceso se extiende un poco.

Obama habló durante una reunión con líderes religiosos, una parte de la coalición, cada vez más poderosa, que busca reformar las leyes de inmigración del país. La reunión privada se realizó en momentos en que la Casa Blanca trata de mostrar que está concentrada en otros asuntos aparte de los problemas fiscales, ante la incapacidad de la clase política para evitar recortes de gastos por miles de millones de dólares y un inminente plazo para que el gobierno siga funcionando.

De acuerdo con personas que asistieron al encuentro, el presidente estuvo entusiasta por los trabajos sobre la inmigración que realiza el Senado, donde un grupo de ocho senadores —cuatro demócratas y cuatro republicanos— prepara un proyecto de ley. La Casa Blanca ha redactado su propia propuesta alternativa de inmigración, pero Obama enfatizó ante los dirigentes religiosos que solamente la enviaría al Capitolio si fracasan las gestiones en el Senado.

"El presidente comprendió nuestro sentido de urgencia", declaró el reverendo Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica. "Comprende que hay un margen muy pequeño".

La "Pandilla de los ocho" senadores dijo esta semana que dudaba en terminar la preparación de una iniciativa de ley en el plazo autoimpuesto de marzo, pero que estaba optimista de llegar pronto a un acuerdo.

La inmigración saltó al primer plano de la agenda política —tanto para Obama como para algunos republicanos— debido a los comicios generales de noviembre. Los hispanos representaron el 10% del electorado y Obama consiguió más de dos tercios de sus votos, lo cual provocó inquietud entre los republicanos sobre su capacidad de allegarse un bloque electoral cada vez más poderoso.

La reorganización de las leyes de inmigración es también una alta prioridad para los asiáticos en Estados Unidos, una comunidad de rápido crecimiento que votó igualmente en forma mayoritaria por Obama, aunque constituye una parte menor del electorado (3, de acuerdo con las encuestas a la salida de las mesas de votación en las elecciones de noviembre.

Los líderes religiosos, sobre todo los cristianos evangélicos, han sido una voz importante al apremiar a los republicanos para que apoyen nuevas leyes de inmigración.

Entre los presentes en la reunión estuvo el reverendo Samuel Rodríguez, de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano que es la mayor asociación de su tipo en Estados Unidos. Aludiendo al cruce bíblico de un río, Rodríguez dijo que los republicanos "deben cruzar el Jordán de la reforma a la inmigración" para recuperar su posición con los hispanos.

"De otra manera, permanecerán en el desierto de un partido político minoritario", agregó.

Entre los 14 asistentes estuvieron representantes de los credos cristiano, católico, judío, musulmán y mormón.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: