Obama advierte: se agota el tiempo para aprobar la reforma migratoria

El presidente llamó de nuevo a los republicanos de la Cámara de Representantes a que sometan a voto el proyecto de ley bipartidista.
EFE | Mayo 14 de 2014
El presidente Barack Obama advirtió hoy, en una reunión con líderes de las fuerzas del orden de todo el país, de que "la ventana" para aprobar una reforma migratoria se está estrechando, y solo quedan "dos o tres meses" antes de que se cierre por completo con la llegada de las elecciones.

El presidente quiso así dar un empujón más al debate migratorio, y llamó de nuevo a los republicanos de la Cámara de Representantes a que sometan a voto el proyecto de ley bipartidista que ya fue aprobado por el Senado hace un año, o bien la versión similar redactada en la cámara baja.

Obama insistió en su reunión en que la seguridad fronteriza es una prioridad para su Gobierno dentro de los parámetros que deben conformar el nuevo sistema migratorio estadounidense.

"Nuestro roto sistema de inmigración hace más difícil para nuestras agencias poder hacer su trabajo y aplicar la ley. Nuestro sistema no es justo para los trabajadores, no es justo para las empresas y no es justo para los organismos encargados de hacer cumplir la ley", reiteró el presidente.

"Tenemos una ventana muy estrecha. Cuanto más nos acerquemos a las elecciones, más difícil será lograr las cosas", insistió en alusión a los comicios de noviembre.

Asimismo, Obama reiteró que su Administración ha puesto "recursos sin precedentes" en las fronteras del país y aseguró que alrededor del 80 por ciento de los inmigrantes indocumentados ya han pasado más de una década en el país y forman parte del "tejido social" de Estados Unidos.

"Algunos republicanos se están dando cuenta de que el bloqueo de la reforma migratoria no es una opción, y esa es la buena noticia", consideró el mandatario en referencia al viraje en las posturas de algunos legisladores de la bancada conservadora.

En la reunión, Obama habló durante unos 10 minutos a alrededor de 40 representantes de una decena de asociaciones de miembros de las fuerzas del orden. Por parte de la Administración estuvieron presentes, entre otros, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, y la directora de Política Nacional, Cecilia Muñoz.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, subrayó en su rueda de prensa diaria, tras la reunión del presidente, que Obama ha sido flexible con los contenidos del proyecto de ley, pero reiteró que debe tratarse de un paquete de reformas que contengan unos principios básicos, y no leyes por separado que traten las diferentes problemáticas.

Como ya ha hecho en otras ocasiones, Obama reiteró hoy que está dispuesto a negociar sobre la ley, pero que ésta debe albergar un camino a la ciudadanía de algún modo.

"No estamos empeñados en asegurarnos de que cada letra de lo que está en el proyecto del Senado es exactamente lo que finalmente aterriza en mi escritorio para firmarlo", dijo el presidente.

La reforma migratoria permanece estancada en la Cámara de Representantes desde hace casi un año, después de que el Senado aprobara un texto bipartidista en junio que no ha sido votado en la cámara baja y que cuenta con el beneplácito del presidente.

El ala más conservadora del Partido Republicano, que controla la Cámara de Representantes, se niega a considerar el texto que contiene un camino hacia la ciudadanía para los casi 12 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que hay en el país.

Además, los republicanos argumentan que el proyecto no es lo suficientemente fiable en términos de seguridad fronteriza y alegan que tampoco se fían de que Obama aplicara al pie de la letra una legislación que conjugara represión de la inmigración ilegal y regularización.

Sin embargo, la presión sobre los republicanos se ha ido incrementando por los grupos pro derechos civiles, y también por parte de importantes sectores empresariales, que están de acuerdo en los beneficios económicos que supondría adoptar dicha reforma.

Precisamente este lunes, el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Tom Donohue, dio un ultimátum a los republicanos.

"Si los republicanos no lo hacen, no deben molestarse en presentar un candidato en 2016. (...) Piensen en eso. Piensen en quiénes son los votantes. Lo digo por llamar la atención de todo el mundo", dijo Donohue en un acto en la capital federal, tras afirmar que aún puede lograrse la reforma en 2014.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: