Muerte de niño guatemalteco que cruzó solo la frontera alerta a otros menores

Desde octubre del año pasado han cruzado la frontera más de 52.000 menores solos.
EFE | Julio 2 de 2014
La muerte por deshidratación de un niño guatemalteco de 11 años en Texas se convirtió en la voz de alerta para familias que decidan enviar a menores a cruzar la frontera, señaló hoy Oscar Padilla, viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala.

El cuerpo fue identificado por la Policía del condado de Hidalgo, en el sur de Texas, como Gilberto Francisco Ramos Juárez, originario del departamento de Huehuetenango.

Según las autoridades, el cadáver fue hallado a mediados de junio pero hasta ahora fue reconocido por su hermano en Chicago y su padre en Guatemala, quienes supieron que se trataba del menor por la ropa y el rosario que portaba.

"Lamentablemente recibimos el reporte del niño guatemalteco que murió a las afueras de McAllen (en el condado de Hidalgo) por deshidratación, un niño de 11 años que quería llegar donde su familia en Estados Unidos, pero las fuerzas no le dieron", dijo hoy a Efe el viceministro Padilla, quien se encuentra en Tucson para coordinar la visita de cuatro días prevista para esta semana por la Primera Dama de Guatemala, Rosa María Leal Flores de Pérez.

"Para nosotros es muy triste que la primera víctima sea un niño guatemalteco, pero es una llamada de atención para todos y especialmente para los padres y los mismos menores adolescentes que no viajen de esta manera, no vale la pena", aseguró el funcionario.

Desde octubre del año pasado han cruzado la frontera más de 52.000 menores solos.

Cientos de ellos han sido trasladados temporalmente a la estación de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona, donde la mayoría, unos 400, son guatemaltecos.

El viceministro Padilla dijo que el gobierno de Guatemala está preocupado por la situación y que a ello se debe la visita de la Primera Dama, quien estará en el centro de detención y se reunirá también con el obispo de la diócesis de Tucson, Gerald Kicanas.

"Van a conversar de la situación de los menores desde la perspectiva de la iglesia católica y cómo ellos, como comunidades de fe, están preocupados y ayudando en todo sentido en la atención inmediata de la emergencia", aseguró Padilla.

"He tenido la oportunidad de visitar los albergues y allí los niños tienen una mejor situación", comentó el viceministro.

Diariamente las autoridades federales procesan un promedio de cien menores en Nogales, pero ellos son reemplazados por otra centena diariamente.

Joaquín Chacón, cónsul de El Salvador en Tucson, señaló hoy a Efe que casi diariamente funcionarios consulares visitan las instalaciones en Nogales para atender a los menores salvadoreños que hasta ayer eran 312.

"El número se ha mantenido, no baja de 300, salen muchos, pero igual llegan", dijo Chacón.

El gobierno de Honduras no tiene consulado en Arizona por lo que para estos menores ha sido más difícil tener atención de funcionarios consulares.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: