Los taxis en el Aeropuerto Internacional de Miami dejan un sabor desagradable a los viajeros

Los administradores del aeropuerto así como algunos comisionados están organizando una estrategia para combatir lo que describen como el mal servicio de taxis en el aeropuerto.
El Nuevo Herald | Julio 30 de 2013
Alfonso Chardy y Patricia Mazzei
achardy@elnuevoherald.com
Alfonso Chardy y Patricia Mazzei el Nuevo Herald

Monica Downey, que acababa de llegar con su familia al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), se topó con la desagradable sorpresa de que el chofer del taxi que iban a tomar rehusó llevarlos porque el viaje a un sitio cerca de Coral Gables era demasiado corto.

Fernando Maroniene, que llegaba a MIA tras uno de sus frecuentes viajes a América Latina, se encontró con el problema de no poder llegar rápidamente a su casa porque tuvo que esperar largo rato para encontrar un taxi que aceptara tarjetas de crédito.

David Hill y su esposa quedaron sorprendidos cuando el taxista les exigió $100 como pago para llevarlos al Puerto Everglades en Broward donde iban a abordar un crucero, en lugar de los $62.50 que les hubieran costado si el conductor hubiera activado el taxímetro.

Los incidentes reflejan los tipos de quejas más comunes que hacen muchos pasajeros en MIA cuando intentan tomar un taxi para ir a sus casas, hoteles u otros destinos en la zona: rechazo del servicio porque el trayecto no le reditúa al chofer, falta de equipo para cobrar la tarifa por tarjeta de crédito y choferes que cobran demás a los pasajeros.

Las de Downey, Maroniene y Hill forman parte del montón de quejas enviadas por correo electrónico a las oficinas administrativas de MIA por iracundos pasajeros que tuvieron desagradables experiencias en meses recientes al tomar un taxi en la terminal aérea después de desembarcar de sus aviones.

Administradores de MIA entregaron copias de los correos electrónicos a reporteros de El Nuevo Herald y The Miami Herald como parte de una nueva campaña que están organizando para mejorar el servicio de taxis del aeropuerto luego de caer en la cuenta de que, si no hacen algo significativo, las quejas nunca llegarán a su fin.

Uno de los principales promotores de la estrategia es Emilio González, nuevo director del Departamento de Aviación del Condado Miami-Dade, quien desde que tomó posesión de su cargo en abril decidió que mejorar el servicio de taxis iba a ser una de sus principales prioridades.

González agregó en una reciente entrevista que, si no se arregla el servicio de taxis en el aeropuerto, Miami sufrirá pérdidas en la lucrativa industria del turismo.

“Vamos a estar perdiendo turistas uno a uno hasta que arreglemos esto”, dijo González.

Carlos Giménez, el alcalde Miami-Dade, está de acuerdo con la idea de modernizar la flota de taxis exigiendo que los choferes usen equipo para cobrar con tarjeta de credito y que los pasajeros puedan llamar un vehiculo de alquiler como limosinas a través de aplicaciones en telefonos portátiles.

“El chofer podría recibir una propina mucho mas grande si permite pagar con tarjeta de crédito”, dijo Giménez en una reciente entrevista.

Agregó Giménez que ninguna de estas exigencias significan que se ha “declarado la guerra” contra los taxistas.

“Es el aeropuerto con el peor sistema de transporte terrestre en América Latina, si se considera que este es un centro de transporte para Latinoamérica”, comentó Maroniene en su queja del 6 de diciembre último.

Además de las quejas contra el rechazo de servicio, la ausencia de equipo para cobrar por tarjeta de crédito y el sobreprecio en ciertos viajes, los administradores de MIA dicen que también los pasajeros se quejan de que muchos choferes no presentan aspecto higiénico, sus autos están sucios o viejos, o el aire acondicionado no funciona.

“Tenemos aquí un sistema arcaico”, dijo González. “A los taxis no se les requiere tener equipo para cobrar la tarifa con tarjeta de crédito, no tienen sistema de navegación satelital, el GPS, para encontrar las direcciones. Y cuando eso pasa de ser una molestia y se convierte en un asunto de seguridad, entonces me preocupa”.

Aunque González ha adoptado una postura más agresiva sobre el tema, las preocupaciones sobre el servicio de taxis datan desde hace varios años.

José Abreu, el predecesor de González en el puesto, le dijo en un correo electrónico en junio del 2010 a una pasajera que se quejó, que las autoridades del condado estaban al tanto del mal servicio.

“Estamos muy conscientes de esta situación”, le escribió Abreu a Francine Kulick, que reside en Coral Gables, y se había quejado de un taxista que fue descortés cuando le pidió que la llevara a su casa. “Absolutamente, me estoy volviendo loco con esto y algunas otras cuestiones relacionadas con los taxistas que sirven al aeropuerto”.

Los taxistas que se niegan a transportar a un pasajero arguyendo que el viaje es corto y por ende no rentable pueden ser sancionados con una infracción, y dependiendo de lo grave de la infracción el conductor pudiera sufrir la suspensión o revocación de su permiso de trabajo.
Pero los administradores del aeropuerto dicen que no tienen confianza en el sistema de sanciones porque el proceso se demora y en muchas ocasiones el chofer solo paga una multa y puede seguir trabajando.

Raymond Francois, líder del sindicato de taxistas New Vision Taxi Drivers Association of Miami, Inc., dijo que la raíz del problema son las condiciones de trabajo de los conductores. También dijo que tiene la seguridad de que la gran mayoría de los taxistas son corteses con sus pasajeros, aunque aceptó que siempre hay excepciones.

“Somos 6,000 choferes y debe de haber algunos que son manzanas podridas”, señaló.

Por lo general, los choferes no son dueños de los taxis sino contratistas que alquilan el vehículo a un costo que va desde $500 hasta casi $1,000 por semana.

Los taxistas, que en promedio ganan $500 a $900 por semana, no tienen lo suficiente para cubrir el costo del alquiler del vehículo, pero muchos subsisten gracias a que sus cónyuges u otros familiares trabajan y contribuyen a las finanzas de la familia.

“De otra manera no podrían subsistir”, dijo Francois.

Es por eso, agregó, que algunos choferes cobran más de lo debido o protestan si el pasajero desea ir a un sitio cercano al aeropuerto.
“La espera en el aeropuerto por un pasajero es en promedio de más de 2 horas para cada taxista”, dijo Francois.

En un comunicado, New Vision Taxi Drivers Association of Miami, Inc. explicó más en detalle los problemas financieros de los choferes.
“Los conductores pagan hasta $30,000 al año por el derecho de manejar un taxi, además de miles de dólares más en gastos de operación del vehículo,” según el comunicado. “Trabajan en promedio 12 a 15 horas al dia, frecuentemente seis o siete días a la semana, para ganarse la vida”.

Señaló Francois que la actitud de los taxistas mejoraría si las autoridades del condado se comprometieran a mejorar las condiciones de trabajo de los conductores, para que estos puedan ganar más dinero. Entre lo que Francois desearía es una reducción en los alquileres que los taxistas deben de pagar a las compañías que operan los 2,121 taxis en Miami-Dade.

Un alquiler que sería más cómodo, dijo, sería de unos $300 por semana. Francois propone también que el condado ponga un tope máximo de cuánto pueden cobrar las compañías a los choferes por alquilar el taxi.

Los administradores del aeropuerto así como algunos comisionados están organizando una estrategia para combatir lo que describen como el mal servicio de taxis en el aeropuerto.

Una propuesta patrocinada por el comisionado Juan Zapata requeriría que los taxis que recogen pasajeros en MIA y el Puerto de Miami acepten pagos con tarjeta de crédito.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: