Inmigración negó visa a familia asesinada en Weston

Policías inspeccionan el cuarto del motel donde se suicidó Pedro José Maldonado.
El temor de ser deportado y problemas financieros serían la causa de asesinato.
El Nuevo Herald | Diciembre 6 de 2013
El temor de ser deportado junto con serios problemas financieros, podrían haber llevado a un hombre de Weston a asesinar a su esposa y a su hijo adolescente, para después conducir a Tallahassee e intentar matar a su hijo mayor antes de sucidarse, dijeron el jueves las autoridades.

Pedro José Maldonado, de 53 años, disparó el lunes con una ballesta contra su esposa Mónica Narváez-Maldonado, de 47, y su hijo Pedro José Maldonado Jr, de 17.

Los cuerpos de ambas víctimas fueron hallados el martes en la tarde en las camas de sus respectivos dormitorios, y posiblemente murieron mientras dormían, dijo el detective de homicidios John Curcio, de la Oficina del Sheriff de Broward (BSO), quien agregó que se hallaron al menos otras dos ballestas en la casa y que no había indicios de pelea.

Posteriormente, Maldonado manejó a Tallahassee, donde su hijo mayor, José Nicolás Maldonado, de 21 años, estudia en la Universidad Estatal de Florida (FSU). En el camino, le llamó por teléfono a su hijo, le dijo que tenía graves problemas financieros y que temía que los fueran a deportar. Cuando se encontró con él, poco después de las 7 a.m. del marte, le disparó con la ballesta, pero sólo lo hirió en una oreja. Maldonado intentó entonces estrangular a su hijo pero el joven se defendió y el hombre huyó. José no reportó el ataque a las autoridades.

El martes por la tarde, Pedro Maldonado llamó a un amigo en Miami y le confesó que había matado a su esposa y a su hijo. En la madrugada del miércoles, las autoridades hallaron muerto a Maldonado en un motel de Lake City, en el norte de la Florida. Según la policía, aparentemente se cortó la garganta con un cuchillo.

“Su visa había expirado y enfrentaba problemas financieros”, dijo Curcio, quien declinó decir si Maldonado había dejado una nota antes de suicidarse.

De acuerdo con registros judiciales, en enero del 2013, los tribunales ordenaron a Maldonado y Narváez que pagaran $3,600 en mensualidades atrasadas por la renta de su antigua casa, ubicada en 4038 Peppertree Drive, en Weston. Los documentos indican que pagaron esa cantidad antes del 11 de febrero.

El detective Curcio dijo que no sabía si la deportación de Maldonado, de nacionalidad ecuatoriana, era inminente, pero los registros de las cortes federales de inmigración indican que no se había iniciado un proceso de deportación contra la familia.

Una serie de documentos obtenidos por el Miami Herald muestran que los Maldonado habían estado inmersos en un intercambio de correspondencia con la Oficina de Aduanas y Servicios de Inmigración de Estados Unidos (USCIS) sobre los negocios de la familia, que culminó con la denegación de una solicitud de visas de trabajo.

Business International Corp., la empresa familiar constituida en el 2004, había solicitado en el 2010 un visado para Mónica Narváez en su capacidad como gerente de una compañía multinacional, pero en enero USCIS consideró que la documentación era insuficiente y pidió más información. En mayo, USCIS determinó que la solicitud no era válida porque no se había demostrado que Narváez ejerciera funciones de alta dirección en la empresa.

“Esta decisión la deja sin un estatus migratorio legal y, por lo tanto, usted está presente en Estados Unidos en violación de la ley. Se le exige que salga de Estados Unidos. Permanecer en Estados Unidos sin autorización puede resultar en el inicio de procedimientos de remoción (del país) contra usted y podría afectar su capacidad de regresar a Estados Unidos en el futuro”, indicó una comunicación enviada a Narváez por USCIS el 31 de mayo del 2013.

La decisión afectaba a toda la familia, ya que todos los visados dependían de que la solicitud de Narváez fuera aprobada.

Aunque el documento indica que la decisión es inapelable, la familia presentó en julio una nueva solicitud ante USCIS para reabrir el caso. No está claro cuál es el estatus de esa solicitud.

Pero en agosto, Maldonado estaba tan desesperado que uno de sus socios, Dimitrios Tomaras, se comunicó con su ex esposa Carol Tomaras para preguntarle si tenía alguna idea sobre cómo ayudar a la familia. Pero la mujer, que ahora vive en Arizona, dijo que no había nada que ella pudiera hacer.

“Comprendo que tuviera miedo de ser deportado, pero no entiendo por qué acabar con toda tu familia”, dijo Carol Tomaras el jueves.

Los Maldonado eran originarios de Ecuador y vivían en el tranquilo vecindario de The Courtyard at the Grove en Weston. Sus vecinos los describieron como personas reservadas, aunque Pedro Jr. era muy querido en su escuela, Cypress Bay High, donde tocaba en la banda.

“Eran padres muy dedicados”, aseguró Carole Tomaras.

Dijo que Mónica Narváez procedía de una familia de clase media alta.

“Mónica hablaba mucho de Ecuador. Lo extrañaba mucho. Le hubiera gustado regresar pero era difícil porque sus hijos se habían ‘americanizado’ ”, afirmó.

“Tenía una vida diferente aquí. Pasó de vivir en una casa grande con sirvientes y niñeras en Ecuador, a un pequeño townhouse aquí”.

El BSO dijo que Maldonado tenía un negocio de importación y exportación, que enviaba sobre todo equipos de policía a Ecuador y otros países latinoamericanos. Las exportaciones no incluían armas, dijo la portavoz Dani Moschella.

El cónsul de Ecuador en Miami, Eduardo Rivadeneira, explicó por su parte que han estado en comunicación con José Nicolás y que el joven “está aparentemente tranquilo, dentro de lo que está pasando”, aunque no tiene familiares en Estados Unidos.

Indicó que para el viernes esperaban que el joven llegara a Miami y que para el fin de semana está previsto que viaje un familiar de Mónica Narváez desde Quito.

El consulado dará a conocer el viernes un número de cuenta bancaria para quienes deseen realizar donaciones para ayudar económicamente a José.

“Estamos incondicionalmente con él”, dijo Rivadeneira. “Es muy idoloroso, muy triste”.

El reportero Alfonso Chardy colaboró con esta información.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: