Florida protege sus registros del fraude electrónico

En una agencia donde se reciben 5 millones de solicitudes o de reinicios anuales, sabíamos que necesitábamos algo más inteligente, mejor y más rápido.
Caracol 1260 | Julio 22 de 2013
Laura Green
Post Washington Bureau
Laura Green

La Florida es conocida desde hace tiempo como un paraíso para los estafadores que intentan robar los beneficios de todo tipo, desde cupones de alimentos hasta el Medicaid. Sin embargo, funcionarios estatales están contraatacando con un nuevo programa que se basa en datos demográficos para eliminar a los criminales.

El programa se centra en la llamada información fuera de la cartera. Es algo que un estafador no puede encontrar mediante el robo de la cartera o el correo de alguien. Con la ayuda de LexisNexis, una empresa que posee informaciones sobre direcciones, teléfonos, licencias y otros datos de identificación personal que abarcan décadas, la Florida espera ahorrar cerca de $60 millones al año en beneficios que hubiera pagado a los estafadores.

“Esto está cambiando toda la manera en que enfocamos nuestros esfuerzos contra el fraude”, dijo Amanda Huston, directora de integridad de beneficios públicos del Departamento de Niños y Familias de la Florida. “Estamos poniendo el freno antes de que un solo dólar se vaya por la puerta por la que no debería”.

El programa de la Florida es el primero de su tipo, dijo Huston. El Proyecto de Autenticación de Clientes se ha iniciado en algunas comunidades, y para mediados de agosto se empleará en todo el estado en programas como el de cupones de alimentos, Medicaid y asistencia en efectivo. El estado gasta $26,000 millones al año en los tres programas.

Florida está a la cabeza del país en considerar denuncias de robo, el 72 por ciento de las cuales son por documentos y beneficios gubernamentales robados, de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio. Por el contrario, los estados como conjunto informan que alrededor del 46 por ciento de sus casos de fraude están relacionados con documentos o programas del gobierno.

Los delincuentes roban beneficios porque tienen un valor en la calle y es difícil que los atrapen. Los cupones de alimentos, del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, valen 50 centavos de dólar en el mercado negro.

El departamento comenzó a tomar medidas enérgicas contra el uso de la tecnología hace alrededor de dos años y medio. Era un trabajo manual e intensivo que en gran parte significaba tratar de detener los pagos fraudulentos que habían sido aprobados.

“Estábamos, literalmente, utilizando hojas de cálculo”, dijo Huston.

“En una agencia donde se reciben 5 millones de solicitudes o de reinicios anuales, sabíamos que necesitábamos algo más inteligente, mejor y más rápido”.

El estado sabía qué tipo de conjuntos de datos resultaban tradicionalmente vulnerados. Los mismos incluían la fecha de nacimiento, el nombre de la madre y su fecha de nacimiento, cosas que un delincuente astuto puede encontrar a través de registros de las cortes o de los sitios genealógicos en internet.

“Sucede que esa información no es muy difícil de obtener, por desgracia”, dijo Huston.

Y entonces llegó LexisNexis.

La compañía utiliza complejos algoritmos complejos y “miles y miles de millones de registros a lo largo de varias décadas” para llevar a cabo lo que se denomina análisis de identidad, dijo Clint Fuhrman, director principal de programas de atención médica en LexisNexis Risk Solutions.

En una prueba realizada en Orlando y Ocala, la compañía encontró que podía rastrear los registros asociados a una identidad en el 99 por ciento de las solicitudes presentadas.

Un motivo de orgullo para el estado es lo que lo hace más vulnerable. La Florida aventaja a muchos otros estados en procesar las solicitudes de beneficios estatales a través de internet. Aproximadamente el 90 por ciento de las solicitudes son presentadas a través de internet. Y aunque esto es bueno en cuanto a la eficiencia, pone al estado en riesgo de mayores tasas de fraude.

“Ahora, con el proceso a través de internet, no existe interacción cara a cara”, dijo Fuhrman. “Uno está tratando, literalmente, con una identidad fantasma en el otro extremo de la línea”.

De modo que LexisNexis tuvo que erigir barreras para detener las reclamaciones fraudulentas de beneficios.
La compañía no ha querido revelar la receta exacta de su salsa secreta. Pero Fuhrman dijo que vuelve sus datos en contra de los estafadores.

Los solicitantes deben aprobar un examen de opción múltiple diseñado para eliminar a los ladrones de identidad. Podrían preguntarles qué color de auto no han tenido. O podrían enumerarles varios nombres de calles y ciudades y preguntarles dónde no han vivido anteriormente.

“Si usted está utilizando información que ha robado, en realidad solo tiene dos opciones: puede optar por salirse,o puede tratar de adivinar, y va a fracasar”, dijo Huston.

Los solicitantes que opten por salir de la prueba en línea, tienen entonces que pasar preguntas similares en una prueba por teléfono o no son aprobados para recibir los beneficios, dijo Huston.

“Si usted es un delincuente, y cree que va a saltarse por encima de las preguntas (y a saltar por encima de nosotros), piénselo mejor”, dijo.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: