Fallece el cómico cubano Guillermo Alvarez Guedes en Miami

El artista nunca regresó a la isla. Sin embargo, siempre estuvo al tanto del acontecer político y musical cubano.
El Nuevo Herald | Julio 30 de 2013
Arturo Arias-Polo
aarias-polo@elnuevoherald.com
Arturo Arias-Polo el Nuevo Herald

Guillermo Alvarez Guedes, uno de los humoristas cubanos más queridos por el público de Miami y de los países latinoamericanos que lo aplaudieron, falleció hoy martes 30 en su casa de Kendall. Tenía 86 años.

Con su partida, el mundo del espectáculo hispano pierde una de sus estrellas más versátiles que supo traducir el “cubaneo” de sus chistes a un lenguaje universal.

“Siempre trato de hacer reír a todos los que hablan en español. Unos se ríen más que otros, pero para mí lo más importante es que la gente tenga ‘material’ suficiente para mejorar su salud”, expresó Alvarez Guedes en entrevista a El Nuevo Herald, en el 2010.

El humorista ingresó el lunes 15 de julio en la sala de cuidados intensivos del hospital de Coral Gables aquejado por un padecimiento estomacal. Tras experimentar una mejoría, fue trasladado a una habitación, donde lo visitaron amigos, antiguos colegas y respondió llamadas telefónicas. Pero él dijo adiós rodeado de su familia en su residencia.

Hasta el año 2011, el artista fue la figura central de la revista radial Aquí está Alvarez Guedes, espacio de la Clásica 92.3 FM que compartió durante 15 años con el presentador Adrián Mesa, quien lo consideraba su mentor.

Guillermo Alvarez Guedes comenzó su carrera artística en su pueblo natal, Unión de Reyes, Matanzas, donde participó en funciones teatrales desde los cinco años de edad. Tras darse a conocer en la radio desde finales de la década de 1940, debutó en la televisión gracias al productor y animador Gaspar Pumarejo. Su carisma y su sentido del humor le permitieron incursionar en sainetes, comedias musicales y espectáculos de cabaret.

Alvares Guedes estelarizó Casino de la Alegría, Jueves de Partagás y un sinnúmero de programas estelares de la CMQ TV. Su mancuerna artística con la legendaria Rita Montaner, en la década de 1950, hizo historia en las tablas, la radio y la televisión cubanas.

Durante esa etapa apareció en las películas San Rifle en la Habana ( Thief in Silk, 1953), Yo soy el hombre (1952) y La pandilla del soborno ( The Big Boodle, 1957).

Entre sus múltiples facetas, Alvarez Guedes se destacó como el visionario productor discográfico del sello GEMA, que lanzó al mercado a Rolando Laserie, Celeste Mendoza, Elena Burke y otras estrellas de la canción.

“Le abrí muchos mercados a la música cubana. La impusimos donde no existía. De eso estoy muy orgulloso”, dijo en la entrevista del 2010.

Tras exiliarse en 1960, el artista vivió en Nueva York y San Juan, Puerto Rico, donde retomó su labor musical, creando El Gran Combo de Puerto Rico, y lanzando las carreras discográficas de Danny Rivera y Luisa María Güell.

En otra de las múltiples encuentros que concedió a esta redacción, Alvarez Guedes confesó que nunca recurría a amuletos “ni a todas esas porquerías” antes de presentarse ante el público. Tampoco usaba apuntador porque ejercitaba su memoria aprendiéndose los números telefónicos sin escribirlos.

Sobre la queja de algunos colegas, que culpaban a la audiencia cuando la función fracasaba, el humorista aseguraba que era capaz convertir un público “malo” en “bueno”.

Cuando se le preguntaba si algún día escribiría sus memorias, sostenía que si algún día se decidiría a escribirlas, sería cuando fuera “viejo”.

“Leopoldo Fernández, Alberto Garrido, Federico Piñero y Enrique Arredondo (…) me dejaron el amor a la profesión y el respeto por el público”, reconoció en una ocasión al referirse a los grandes humoristas cubanos que le precedieron.

En otra oportunidad manifestó que sus recuerdos de Cuba le entristecían.

“Los mejores recuerdos (de Cuba) me entristecen”, reveló en agosto del 2007. “Cuba es un país que ya no existe, aunque yo nací allí”.

El artista nunca regresó a la isla. Sin embargo, siempre estuvo al tanto del acontecer político y musical cubano.

Alvarez Guedes se presentó en España, Latinoamérica y varias ciudades de Estados Unidos, grabó 32 discos de chistes, escribió libros –uno de ellos, la novela Cadillac 59 (2000)-, y apareció en las películas Dios te salve psiquiatra (1966), A mí qué me importa que explote Miami (1976) y Que todo quede entre cubanos (2008). Sus espectáculos unipersonales abarrotaron el Miami Dade County Auditorium en innumerables ocasiones.

“El problema no está en hacer chistes nuevos, si no en procurar que la gente se ría”, solía decir el humorista, cuyos miles de admiradores hoy lloran su partida.

Hasta el cierre de esta edición se desconocían detalles de los servicios fúnebres.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: