Empiezan las clases en Miami-Dade y Broward

Los nuevos estándares de aprendizaje tienen como objetivo que los graduados de secundaria se preparen mejor para la Universidad y las carreras que escojan.
Julio Sánchez Cristo | Agosto 19 de 2013
DAVID SMILEY, HOWARD COHEN Y MICHAEL VASQUEZ
DSMILEY@MIAMIHERALD.COM

La alarma del despertador suena antes del amanecer en los dormitorios de los niños quizás por primera vez en meses. Las cafeteras están listas para colar.

Las mochilas están preparadas. Los uniformes están planchados y los autobuses se mueven de un lado a otro de la ciudad.

La escuela regresó.

En el sur de la Florida, el lunes es el primer día del año escolar para más de 600,000 estudiantes desde kindergarten hasta 12mo. grado, y decenas de miles de maestros. Para ambos, es también el inicio de un nuevo año con algunos grandes cambios, entre ellos la puesta en práctica en todos los niveles escolares de un método de calificación nuevo y más difícil llamado Common Core State Standards.

Los nuevos estándares de aprendizaje tienen como objetivo que los graduados de secundaria se preparen mejor para la Universidad y las carreras que escojan.

En el Condado Broward, los padres esperan que el distrito escolar tenga razón cuando dijo que los problemas de transporte del año anterior no se repetirán. El año pasado, muchos estudiantes no sabían qué autobús debían tomar, otros llegaban tarde a la escuela debido a las demoras, y algunos autobuses nunca llegaban.

Robert Runcie, superintendente del Distrito Escolar de Broward, comenzó el día en la Terminal de Autobuses Central West en Davie, donde subió a un autobús para hacer el viaje junto a los estudiantes que iban a la escuela primaria Silver Lakes, donde Runcie ayudaría en el desayuno. Runcie dijo que este año el distrito está mejor preparado.

Sin embargo, las dificultades en la escuela intermedia Olsen Middle en Dania Beach empezaron antes de que abriera las puertas debido a los actuales problemas con los horarios de los estudiantes. Más de 100 familias visitaron la escuela el pasado viernes duante una reunión para tratar de corregir el asunto de los horarios, como por ejemplo uno que incluía dos de las mismas clases de matemáticas pero no un primer período.

El lunes era todavía muy temprano para decir si la situación con el horario que surgió el viernes se repetiría. A los estudiantes se les dijo que conocerían su horario en el primer período de clase, de modo que los padres que dejaron a sus hijos no tenían forma alguna de saber si habría o no más problemas. Algunos estudiantes no sabían dónde estaba situada su aula, y debieron esperar en la cafetería mientras los directivos de la escuela se ponían de acuerdo.

Para Tommy Villanueva, padre de una estudiante de sexto grado, su principal preocupación era alentar a su hija Myalani en su primer día en la escuela intermedia.

“Está empezando una nueva jornada”, dijo Villanueva. “Le dije que actuara de forma natural, que se comportara como siempre hace y que si algo o alguien la molestara que me lo dijera”.

“Está lista”, dijo Villanueva. “Se trata de algo social, conocer a muchos nuevos amigos”. Olsen no era la única escuela de Broward que empezó el lunes con dificultades. La Academia Intercultural de Florida, una nueva escuela K-8 lista para iniciar las clases en Hillcrest a pesar de las protestas de los vecinos, no estaba lista. El plantel, que se supone albergaría a 850 estudiantes, todavía está en construcción.

Algunos de los padres que dejaron a sus hijos el lunes no estaban satisfechos con la situación. “Creo que va a ser una magnífica escuela cuando esté funcionando”, dijo Teresa Grampa, que dejó allí a sus cuatro hijos. “Los niños están muy entusiasmados”.

Hasta ahora, el tiempo ha estado cooperando. En algunas partes de la Florida hacía mucho calor y la humedad era alta, pero los radares indicaban que las tormentas permanecerían mayormente en el sur del condado.

En Miami-Dade, el superintendente del Distrito Escolar Alberto Carvalho también viajó en un autobus escolar, que compartió con algunos estudiantes que se dirigían a las academias iTech y Hospitality, algunas de las que tienen programas especiales. Carvalho, que con anterioridad fue maestro de Miami-Dade, dijo que recordó sus habilidades como maestro durante el viaje.

“Aproveché para enseñar un poco de matemática durante el viaje”, escribió en Tweeter. “Todavía recuerdo muchas cosas”.

Mientras miles de autobuses corrían por las calles del sur de la Florida, Gregory y Gillian Pons caminaban junto a su madre, Miriam, a la escuela primaria Cypress, con 300 estudiantes, localizada en el 5400 SW 112 Court, en Kendall. Pons, presidenta de la barriada de la escuela, colgó globos en columnas de la 112 Court y colocó varias alfombras rojas en distintas entradas de la escuela.

Pons dijo que el domingo toda la familia disfutó de la “playa, la piscina y un barbecue” para de este modo agotar un poco a sus hijos Gregory, de siete años, y Gillian, de nueve, y que estuvieran listos el lunes temprano. Su hija Gillian, que empieza el cuarto grado, tenía un espíritu festivo. “¡Es un buen día! Es el primer día y todo es nuevo. Tengo nuevos maestros y otros maestros que conozco hace tiempo”. Gregory, por su parte, todavía no tenía mucha energía a esa hora. Levantarme tan temprano no es fácil, masculló entre dientes.


1 Comentarios
Página 1 de 1
  • 1 
1 I1xriae1eef | hace 22 semanas Good job mankig it appear easy. Responder
  • 1 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: