Diaz-Balart optimista con la reforma migratoria

Horas más tarde, Diaz-Balart fue entrevistado por Fox News donde las profundas divisiones entre republicanos sobre la reforma migratoria se pusieron en evidencia.
El Nuevo Herald | Julio 15 de 2013
Alfonso Chardy
achardy@elnuevoherald.com
Alfonso Chardy el Nuevo Herald

El representante cubanoamericano Mario Diaz-Balart, republicano de Miami, dijo aquí el domingo que se siente optimista sobre la posibilidad de que eventualmente el Congreso apruebe una reforma migratoria que concedería estatus legal a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

En entrevistas con El Nuevo Herald y varios programas nacionales de televisión, tales como Al Punto de Univisión y Face the Nation de la cadena CBS, Diaz-Balart dijo que basaba su optimismo en el hecho de que hay un grupo importante de republicanos y demócratas en la
Cámara de Representantes que apoya la tesis de arreglar el disfuncional sistema de inmigración y legalizar a los indocumentados como parte de tal proyecto. No obstante, aceptó que también hay un grupo de republicanos en la Cámara que no desea ningún tipo de reforma migratoria, y mucho menos algo que otorgue legalización a los indocumentados.

No hacer nada, señaló Diaz-Balart, constituiría en sí una “amnistía” de hecho para los indocumentados porque todo se quedaría como está.
Los indocumentados seguirán en las sombras, sin tener que registrarse y ni pagar multas, mientras que bajo una posible reforma migratoria se verían obligados a presentarse ante las autoridades y tendrían que pagar multas como castigo por haber violado las leyes migratorias, ya sea por haber cruzado la frontera ilegalmente o por haberse quedado a vivir aquí luego de llegar al país con una visa de visitante.

“Sería una amnistía, absolutamente”, contestó Diaz-Balart cuando un reportero de El Nuevo Herald le preguntó si pensaba que si el Congreso no aprobaba la reforma migratoria, los indocumentados seguirán como están. “Hay millones de personas que están aquí. Hoy son 11 o 12 millones, pero podrían ser 15 millones la próxima semana, y el no aprobar una ley para arreglar esto sería una absoluta amnistía y lo que estamos proponiendo no es amnistía, es tratar de ver si los indocumentados que están aquí pueden cumplir requisitos para quedar bien con la ley y seguir adelante”.

La comparecencia de Diaz-Balart en los programas noticiosos nacionales, como el antiguo y prestigioso Face the Nation, realzaron el papel preponderante que juega el representante republicano de Miami en el intento por elaborar la versión de la Cámara de Representantes de una reforma migratoria.

Durante la serie de entrevistas, Diaz-Balart confirmó la existencia en la Cámara de Representantes de un grupo bipartidista de siete congresistas, incluyéndole a él mismo, que ha redactado ya un borrador de reforma migratoria. Pero Diaz-Balart dijo que por ahora no podía revelar detalles del contenido de tal proyecto.

Aunque el grupo de siete congresistas se asemeja al grupo bipartidista de ocho senadores, incluyendo a Marco Rubio de West Miami, que elaboraron la propuesta migratoria que aprobó el Senado el pasado mes, el grupo de la Cámara no ha obtenido amplio apoyo entre los conservadores. Es más, los republicanos en la Cámara parecen estar profundamente divididos sobre la necesidad de legalizar a los indocumentados.

Algunas de las entrevistas con Diaz-Balart el domingo se realizaron en el estudio de televisión Miami News Net en Miami, desde donde el congresista habló con Face the Nation, Fox News y El Nuevo Herald. Las entrevistas con Univisión y Enfoque de Telemundo fueron grabadas de antemano.

La primera entrevista en salir al aire fue con Al Punto de Univisión con la periodista María Elena Salinas, quien le preguntó a Diaz-Balart que posibilidades tiene la Cámara de Representantes de aprobar una reforma migratoria.

“La buena noticia”, dijo Diaz-Balart, “es que la mayoría de los miembros republicanos quieren arreglar el sistema migratorio, quieren reformar el sistema migratorio. La mayoría está dispuesta a aceptar que las personas que están aquí indocumentadas puedan reincorporarse en una forma legal”.

Lo que no existe aún, agregó, es un consenso entre los republicanos sobre qué tipo de legalización están dispuestos a aceptar.

La propuesta que aprobó el Senado ofrece a los indocumentados un estatus de inmigrante provisional, con una espera de 10 años antes de poder solicitar residencia y un período de 3 años más para la ciudadanía.

Aunque Diaz-Balart no estuvo dispuesto a dar detalles sobre la posible propuesta de la Cámara, dijo que una pieza central debe de ser la legalización de los indocumentados.

“Tiene que haber un proceso de legalización serio, razonable y yo creo que permanente”, declaró a Al Punto. “Ahora tenemos una oportunidad y yo creo que hay que hacerlo de una forma responsable, bien hecha, y yo creo que ahora vamos a poder lograrlo”.

Después de Al Punto, Diaz-Balart habló en Face the Nation.

El veterano presentador de Face the Nation, Bob Schieffer, le preguntó a Diaz-Balart si pensaba que el Congreso iba a aprobar la legalización.

“Creo que vamos a llegar a ese punto”, respondió Diaz-Balart. “Pero tenemos que demostrar al pueblo estadounidense que va a haber una verdadera seguridad fronteriza que se pueda hacer cumplir, y que podemos lidiar con las personas que se quedan aquí más allá del tiempo autorizado de sus visas, que exista un sistema que ayude a la economía, que tengamos un sistema migratorio legal que realmente funcione, que proteja el estado de derecho y por último tenemos que lidiar con las personas [indocumentadas] que se encuentran aquí”.

Horas más tarde, Diaz-Balart fue entrevistado por Fox News donde las profundas divisiones entre republicanos sobre la reforma migratoria se pusieron en evidencia.

Diaz-Balart dijo que para arreglar el sistema migratorio el Congreso tiene que reformar la ley de inmigración incluyendo qué hacer con los indocumentados. Pero su colega republicano, el representante Mo Brooks de Alabama, dijo que rechazaba lo que proponía Diaz-Balart.

“Necesitamos enfocar nuestra atención hacia los ciudadanos, no los extranjeros”, dijo Brooks. “No tomen esto a mal, yo le doy la bienvenida a la inmigración, pero necesitamos darle entrada a personas que van a contribuir a nuestra sociedad, produciendo más en impuestos de lo que van a consumir”.

En respuesta, Diaz-Balart dijo: “¿Que vamos a hacer? ¿Pretender que los [indocumentados] no están aquí? Eso, de hecho es una amnistía. No estamos hablando de amnistía, no estamos considerando la amnistía, no estamos apoyando la amnistía”.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: