Derrota de Cantor podría empeorar cosas para Obama

Eric Cantor y su contrincante y ganador Dave Brat.
La Casa Blanca insiste que el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes no detendrá los esfuerzos por una nueva ley de inmigración.
AP | Junio 12 de 2014
Durante años, la Casa Blanca veía al líder de la mayoría en la Cámara de Representantes Eric Cantor como el principal motor de la firme oposición de los republicanos a casi todas las iniciativas del presidente Barack Obama. Ahora, la sorpresiva derrota de Cantor en las primarias republicanas hace probable que las cosas sean aún más difíciles para Obama.

En lugar de abrir caminos para el presidente, la derrota de Cantor podría llevar a los republicanos más a la derecha y endurecer la hostilidad de los republicanos en la cámara baja hacia la Casa Blanca, prácticamente condenando los esfuerzos de Obama hacia la aprobación de un proyecto de ley de inmigración o de otra legislación importante.

Robert Gibbs, un asesor de Obama desde hace mucho tiempo, dijo que cualquier alegría en la Casa Blanca por la derrota de Cantor fue "reemplazada rápidamente por la realidad de que este es el final de cualquier avance productivo en el Congreso, legislativamente hablando, ya sea este año o tal vez en los próximos años".

Cantor, el segundo republicano más importante en la Cámara de Representantes, fue derrotado en la primaria republicana de Virginia el martes por su rival respaldado por el movimiento conservador Tea Party, un profesor de economía poco conocido llamado David Brat.

A pesar de que Cantor lo superó financieramente por mucho, Brat aprovechó una ola de indignación contra los llamados a leyes de inmigración más indulgentes, lo que redujo drásticamente las posibilidades de que los ya renuentes republicanos de la cámara baja concreten un proyecto de ley este año.

Un día después de su derrota, Cantor anunció que cumplirá su mandato, pero que renunciará a su puesto de liderazgo en el tercer trimestre, lo que desató una oleada de maniobras entre los legisladores republicanos dispuestos a tomar su lugar.

Cantor expresó su apoyo al congresista Kevin McCarthy, de California, el tercer líder republicano más importante de la cámara baja. El representante Pete Sessions de Texas también dejó en claro su interés en ser considerado cuando los representantes republicanos voten por un nuevo líder de la mayoría, el 19 de junio.

La sorpresiva derrota de Cantor se vio acompañada de un flujo constante de comentarios de satisfacción por parte de congresistas demócratas, quienes vieron la caída del líder republicano como un premio codiciado en este año de elecciones de medio mandato presidencial. Sin embargo, Brat promete ser aún más intransigente que Cantor.

La Casa Blanca trató de disipar la noción de que la derrota de Cantor asestó un golpe duro a las aspiraciones del presidente en su segundo mandato.

Ante unos 40 grandes donantes del Partido Demócrata en un suburbio de Boston, Obama dijo el miércoles por la noche que rechaza "esencialmente" el concepto de que la abrumadora derrota de Cantor signifique que no podrá concretar una reforma integral a la ley de inmigración.

"Es interesante escuchar a los expertos y analistas, y a algunos con sentido común, decir que ahora parece imposible cambiar las leyes de inmigración", dijo Obama. "Rechazo esencialmente esto y le diré al presidente de la Cámara de Representantes que tiene que rechazarlo (ese concepto)", agregó.

Funcionarios de la Casa Blanca han insistido públicamente en que la derrota de Cantor no detendrá los esfuerzos de Obama de presionar por una nueva ley de inmigración, pero eso parecía más bien un ejercicio retórico, pues los republicanos en la cámara baja parecen dispuestos a aumentar la presión sobre el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para que haga de lado todo plan de impulsar un proyecto de ley este año.

"Es imposible imaginar a la Cámara de Representantes avanzando en un tema explosivo como la inmigración después de lo que pasó con el congresista Cantor", dijo Jim Manley, ex asesor del líder de la mayoría demócrata en el Senado Harry Reid.

Para Obama, eso significa perder lo que parecía ser su única oportunidad de hacer aprobar una iniciativa de ley importante en su segundo mandato.

Ahora se espera que los defensores de los inmigrantes refuercen su presión sobre el presidente para que adopte medidas ejecutivas, como las que aplicó para detener las deportaciones.

La Casa Blanca ha aplazado la adopción de tales medidas con el fin de dar a los republicanos espacio para promover la legislación.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: