Deportaciones abren heridas en las familias de Miami

La hermana de Medina en Miami, Lesly Maradiaga, de 43 años, dijo que la deportación de su hermano le afectó profundamente, no sólo en lo emocional, sino económicamente.
El Nuevo Herald | Enero 27 de 2013
ALFONSO CHARDY
achardy@elnuevoherald.com

El primer indicio de que había un problema llegó en la forma de una carta que invitaba a Juan Carlos Medina a pasar por la corte de inmigración en el downtown de Miami.

Días más tarde, Medina fue detenido por las autoridades migratorias y para finales del 2010 había sido deportado a Honduras, su país natal. De esta manera, Medina, de 38 años, se sumó a las filas de más de un millón de inmigrantes indocumentados deportados durante el primer mandato del presidente Barack Obama, una cifra récord de expulsiones en la historia reciente de Estados Unidos. Para finales de diciembre, la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) anunció otro año sin precedentes en el número de deportaciones, con un total de 409,849 extranjeros expulsados ​​del país.

Esas deportaciones durante el año fiscal 2012, que fue del 1ro. de octubre del 2011 al 30 de septiembre del 2012, marcó un hito histórico. Aunque es cierto que el número de deportaciones aumentó dramáticamente durante el primer periodo presidencial de Obama, también es cierto que ICE alteró el enfoque sobre la clase de extranjeros que expulsa ​​del país como prioridad.

Durante los mandatos de presidentes anteriores, las autoridades de inmigración deportaban mayormente a extranjeros que no tenían documentos de inmigración, o sea, inmigrantes indocumentados que no habían cometido ningún delito.

Pero después de que Obama tomó posesión del cargo en el 2009, ICE comenzó gradualmente a modificar sus prioridades, centrándose en la deportación de extranjeros con antecedentes penales, los que habían sido deportados previamente y luego regresaron ilegalmente, así como inmigrantes que no han acatado órdenes de deportación emitidas por jueces de inmigración o que han participado en la falsificación o compra de documentos falsos.

John Morton, el director de ICE, dijo a los periodistas en Washington el mes pasado, que en el año fiscal 2012 alrededor del 55 por ciento de los 409,849 extranjeros deportados habían sido condenados por delitos.

Los deportados condenados por delitos, un total de 225.390, incluyen 1,215 condenados por homicidio, 5,557 condenados por delitos sexuales, 40,448 condenados por drogas, y 36,166 condenados por manejar bajo la influencia de alcohol o drogas, según Morton.

Francisco Portillo, presidente del grupo con sede en Miami Organización Hondureña Francisco Morazán, que defiende los derechos de los inmigrantes indocumentados, dijo que si Obama realmente desea la reforma migratoria debe emitir una orden ejecutiva suspendiendo todas las deportaciones de inmigrantes indocumentados que no tengan antecedentes penales.

“Es lo menos que puede hacer si es serio acerca de impulsar la reforma migratoria”, dijo Portillo, que está organizando una campaña a nivel nacional de recolección de firmas para una petición instando a la Casa Blanca a presionar al Congreso en favor de la legalización de los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país.

La hermana de Medina en Miami, Lesly Maradiaga, de 43 años, dijo que la deportación de su hermano le afectó profundamente, no sólo en lo emocional, sino económicamente.

“El me ayudaba a pagar por todo y entre los dos enviábamos dinero a nuestras familias en Honduras”, dijo Maradiaga en una entrevista. Medina trabajó en la construcción antes de ser deportado.

Maradiaga afirmó que su hermano fue erróneamente deportado porque tenía el beneficio migratorio conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS), que protege a ciertos inmigrantes indocumentados contra la deportación.

Maradiaga afirma que los funcionarios de inmigración le dijeron que el TPS de su hermano no era válido porque tenía una orden de deportación previa a la que hizo caso omiso.

La mujer afirmó que no sabía cuándo fue que su hermano pudo haber comparecido ante un juez de inmigración para su deportación, porque a lo largo de su estadía con ella en Miami, Medina nunca le dijo haber sido descubierto por las autoridades de inmigración después de haber cruzado ilegalmente la frontera con México en el 2000. Además, aseguró que su hermano nunca fue detenido por cargos penales, aunque una vez fue detenido por una violación de tránsito.

La detención de Medina por las autoridades de inmigración se produjo en noviembre del 2010, ya dentro del marco del año fiscal 2011, cuando las autoridades de inmigración deportaron lo que entonces fue una cifra récord de 396,906 extranjeros. Al igual que en el 2012, alrededor del 55 por ciento de los deportados en el 2011 también tenían antecedentes penales, de acuerdo con un comunicado de ICE.

Un mes después de su detención, en diciembre del 2010, Medina fue deportado. Ahora trabaja como guardia de seguridad en Honduras, dijo Maradiaga.

Agregó que ella fue la primera en llegar a Estados Unidos en 1997, cruzando la frontera con México sin ser detectada. Pudo obtener el TPS posteriormente. Su hermano, Medina, llegó en el 2000 y obtuvo el TPS en el 2005, dijo Maradiaga.

La hermana menor de Maradiaga, María del Milagro Medina, de 37 años, cruzó la frontera con México hace siete años con sus dos hijas. Hoy encara una orden de deportación final.

En cuanto a Juan Carlos Medina, todo parecía marchar bien hasta que le llegó la carta convocandolo a la corte de inmigración. Medina se presentó en la corte, pero le dijeron que no había constancia de un caso en su contra.

Días más tarde, agentes de inmigración lo arrestaron cuando salía de casa para ir al trabajo temprano por la mañana, recordó Maradiaga.


Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: