Demócratas moderan sus críticas a los republicanos

Y pese a todas las menciones por Bradley de la necesidad de encontrar un terreno común, algunos votantes siguen escépticos, lo que resalta el reto para todos los políticos.
AP | Octubre 31 de 2013
En las afueras de un moderno elevador de granos, el representante demócrata Bruce Braley habla de cómo republicanos y demócratas en el Congreso deben superar sus diferencias que hundieron una ley agraria en el verano. Un día después, Braley le dice a veteranos de guerra en un centro de recreaciones en este distrito de clase trabajadora en el norte de Iowa que ambos partidos tienen que colaborar para ayudarles.

"Los asuntos relacionados con los veteranos deberían ser asuntos que nos unen, no asuntos que nos dividen", dijo Braley en un discurso de tono bipartidista en el cual no hubo críticas directas a los republicanos por el cierre parcial del gobierno federal por 16 días.

En este distrito de pueblos agrícolas, como en otros en el país, el ambiente político es tóxico para legisladores que aspiran a la reelección o a puestos más altos. Sondeos muestran que los votantes de todas tendencias están furiosos con Washington, especialmente tras el cierre. Aunque la gente responsabiliza a los republicanos, los demócratas no son inmunes a las críticas y muy posiblemente pudieran perder sus escaños el año próximo. Además, lo más común es que el partido de un presidente en su segundo mandato sufra pérdidas en las elecciones de medio término.

Braley y muchos otros demócratas están maniobrando cuidadosamente, evitando las críticas partidistas que marcaron la crisis del cierre, presentando delicadamente al partido como la mejor opción para romper el estancamiento y tratando de aprovechar una posible oportunidad política.

De acuerdo con un sondeo de CBS News tomado inmediatamente tras el cierre del gobierno, la mayoría de los estadounidenses piensan que son los demócratas, no los republicanos, quienes buscan un acuerdo.

Aun así, los demócratas están conscientes de los peligros de ir demasiado lejos. Regodearse de las disputas públicas de los republicanos no sentaría bien con un público furioso y que desea más colaboración en Washington. Tachar a los republicanos de obstruccionistas ideológicos pudiera además dar razones a los votantes para ver a todos los políticos de la misma forma.

Y actuar con confianza excesiva pudiera causar críticas de que los demócratas están desconectados de un público enfurecido no sólo por el cierre del gobierno, sino también por semanas de problemas con la ley de salud creada solamente por su partido.

Y pese a todas las menciones por Bradley de la necesidad de encontrar un terreno común, algunos votantes siguen escépticos, lo que resalta el reto para todos los políticos.

"No estoy seguro de que él sea diferente del resto", dijo Larry Van Lincker, un veterano retirado. "Pienso que deberíamos sacarlos a todos".

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: