Demandan a Sweetwater por Porsche confiscado por la policía

Acusa al gobierno y a compañía de grúas de confiscar ilegalmente su auto para venderlo.
El Nuevo Herald | Marzo 3 de 2014
Lázaro Dalmauc nunca se imaginó que tener su anhelado Porsche Panamera le causaría tantos dolores de cabeza. Para su mala suerte, el auto fue incautado por agentes de la Policía de Sweetwater tras un altercado en el Dolphin Mall en el 2012.

En el último año y medio, el lujoso automóvil pasó de manos de la policía de Sweetwater a una compañía de grúas, luego a un concesionario de autos y de allí fue confiscado por detectives de la Unidad Anticorrupción de Miami Dade que eventualmente lo devolvieron a la empresa que lo remolcó. En días recientes, Dalmauc, quien hasta hace dos meses seguía pagando las cuotas al banco, descubrió que el Panamera está siendo vendido a través del portal de internet craigslist.org por $54,900.

Mientras tanto, en un intento más por recuperar el Porsche, Dalmauc presentó recientemente una demanda civil contra la Ciudad de Sweetwater, la compañía de grúas Southland the Towing Company, que lo remolcó, y la compañía Magia Motors, que compró el auto a Southland.

Los problemas para Dalmauc empezaron el 4 de octubre del 2012 con una pelea en el restaurante Mojitos del Dophin Mall. Agentes de Sweetwater lo arrestaron, interrogaron y horas después lo dejaron libre. Sin embargo, al día siguiente varios policías de Sweetwater llegaron sorpresivamente a su casa en Miami y sin mostrarle una orden de cateo le confiscaron el Porsche —que no estuvo relacionado con la pelea— y se llevaron además joyas, computadoras y $120,000 en efectivo.

La demanda, presentada por el abogado John de León, alega que Sweetwater y Southland conspiraron para confiscar y retener el automóvil de manera ilegal, y que de forma fraudulenta eliminaron un embargo bancario sobre la deuda del carro con el banco JP Morgan Chase para poder hacer una transferencia de título.

La demanda también hace referencia a una investigación federal sobre los vínculos entre la empresa de grúas Southland, el ex alcalde de Sweetwater Manuel “Manny” Maroño —quien paga prisión federal por un caso separado de corrupción pública— y agentes de la Policía municipal.

El Nuevo Herald y CBS4 han investigado desde agosto del año pasado casos de remolques presuntamente injustificados por parte de Southland, que por años operó un monopolio en la Ciudad. De acuerdo con un análisis realizado por el Nuevo Herald, el 37 por ciento de todos los arrestos que hizo la Policía de Sweetwater en el 2012 terminaron en remolques. Sin embargo el reporte del arresto de Dalmauc a finales de ese mismo año no se encontró entre los documentos que el Nuevo Herald y CBS4 obtuvieron mediante un pedido de información pública.

“Este patrón de acciones por parte de Souhtland y la ciudad de Sweetwater ha perjudicado las vidas de mucha gente en nuestra comunidad”, dijo De León, quien se especializa en derechos civiles y litigio. “La demanda tiene el propósito de establecer justicia para mi cliente, porque su propiedad fue tomada ilegalmente para enriquecer a algunos personas y negocios”.

Dalmauc exige la devolución del Porsche Panamera 2011, valorado en más de $100,000, por el que pagó la mayor parte en efectivo y financió más de $20,000 con el banco JP Morgan Chase. Además pide que se le pague una indemnización por daños.

Alexander Fox, el abogado de Southland, aseguró que la compañía de grúas envió a Dalmauc las notificaciones legales sobre la fecha limite para pagar la multa y recuperar el vehiculo.

“Si el quiere enojarse con alguien debe ser consigo mismo”, dijo Fox. “Perdió su vehiculo por no recogerlo a tiempo cuando se le enviaron las notificaciones”.

Pero en la demanda, Dalmauc alega que nunca recibió esas notificaciones porque según él fueron enviadas a una dirección incorrecta. También asegura que su madre acudió personalmente a las oficinas de Southland intentando recuperar el auto, pero le informaron que el vehículo estaba siendo retenido porque era parte de la investigación sobre su caso. Durante los primeros dos meses del envío de las notificaciones Dalmauc estaba arrestado, acusado de matar a un hombre con un cuchillo durante la pelea del Dolphin Mall. Su caso aún se encuentra en las cortes.

“Como he dicho siempre, yo no iba a arriesgarme a perder un carro de casi cien mil dólares por no pagar $395”, dijo el viernes Dalmauc, quien está en libertad bajo fianza.

Agentes de corrupción pública de la Policía de Miami-Dade incautaron a principios del 2013 el Porsche y otros dos autos de un caso separado como evidencia en la investigación federal sobre Southland y Sweetwater.

William García, uno de los agentes que arrestó a Dalmauc, fue detenido en agosto del 2013 por el FBI, acusado de fraude con tarjetas de crédito y robo de identidad. Fue liberado bajo fianza y su caso sigue pendiente.

En julio Southland presentó una demanda civil contra el jefe de la Policía de Miami Dade, J.D. Paterson Jr., en la que alegaba que los vehículos fueron incautados sin razón aparente. Los autos fueron devueltos a la compañía de grúas en octubre. Juan Pérez, subdirector de la Policía de Miami Dade, justificó la decisión diciendo a el Nuevo Herald que había sido una recomendación del FBI.

Dalmauc, cuyo caso estás bajo investigación federal, ha cooperado con las autoridades y para él fue una desagradable sorpresa que su carro hubiera sido devuelto a Southland cuando aún hay una pesquisa pendiente.

“Han pasado los meses y todavía nadie me ha llamado para explicarme”, dijo el viernes. “Uno no puede confiar ni en las autoridades”.

La decisión de regresarle los vehículos a Southland provocó nuevas interrogantes en una amplia investigación sobre el Departamento de Policía de Sweetwater. Hasta hace poco, la Ciudad cobraba un cargo administrativo de $500 para recuperar los autos remolcados. Ahora el cargo es de $250 y el número de remolques disminuyó de 40 carros mensuales a solo tres, según cifras de ese departamento.

Dalmauc insiste en que no le queda claro cómo el embargo bancario sobre el carro fue eliminado para que Southland pudiera tomar posesión del mismo y luego vendérselo a Magia Motors por casi $60,000, mientras él continuó pagando el préstamo bancario. Representantes de JP Morgan Chase no respondieron a llamadas de el Nuevo Herald la semana pasada, pero el abogado De León dijo que un representante le había informado que están investigando el asunto.

El Nuevo Herald llamó al número del anuncio de Craigslist y un hombre que rehusó dar su nombre dijo que había comprado el Porsche a una compañía de grúas y que no tuvo problemas en transferir el título.

También dijo que en días recientes un hombre lo había contactado por teléfono para contarle sobre la controversia con el Porsche, pero que el llamó al concesionario de autos y le aseguraron que no había problemas legales.

En el anuncio de Craigslist dice que el auto tiene “18,000 millas…como nuevo…corre grandiosamente”.

 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: