Debate migratorio sube los ánimos en Senado

El grupo de ocho senadores autores del proyecto de ley lo completan los republicanos Marco Rubio, John McCain, Jeff Flake y los demócratas Dick Durbin, Bob Menéndez y Michael Bennet.
Caracol 1260 | Abril 22 de 2013
El senador demócrata Chuck Schumer y el republicano Chuck Grassley sostuvieron el lunes un acalorado intercambio sobre el impacto que los eventos de Boston podrían tener sobre el proyecto de ley de reforma migratoria durante una audiencia celebrada por el comité judicial del Senado.

Schumer se quejó de que críticos al proyecto de ley que él y otros siete senadores de ambos partidos presentaron la semana pasada usaran las explosiones de Boston como "una excusa" para no darle el debido trámite.

"¡Nunca dije eso!", le interrumpió Grassley visiblemente molesto, obligando al presidente del comité -el demócrata Patrick Leahy- a golpear el escritorio varias veces con su martillo para restablecer el orden en la sala.

"Si cosas surgen tras los sucesos en Boston que necesitan mejorarse, agreguémoslas al proyecto de ley. Estoy abierto a eso", indicó Schumer refiriéndose a los dos hermanos inmigrantes que las autoridades han acusado de las explosiones ocurridas en el maratón de Boston. Los hermanos habían emigrado a Estados Unidos legalmente y uno de ellos se había naturalizado estadounidense.

Durante la audiencia celebrada el viernes, Grassley había dicho que los eventos ocurridos en Boston darán énfasis a la necesidad de arreglar el sistema migratorio.

"Si bien no conocemos el estatus migratorio de las personas que han aterrorizado a las comunidades en Massachusetts, cuando lo sepamos, ayudará a arrojar luz sobre las debilidades de nuestro sistema", indicó.

Schumer fue el segundo demócrata en quejarse durante la audiencia sobre las referencias a los eventos en Boston durante el debate de la reforma migratoria.

Al iniciar la audiencia del lunes, Leahy dijo "no seamos tan crueles y tratar de usar los actos repudiables de dos jóvenes la semana pasada para descarrilar los sueños y futuros de millones de personas trabajadores", refiriéndose a los 11 millones de inmigrantes sin papeles que pudieran beneficiarse de una reforma migratoria.

Varias voces de la bancada republicana expresaron críticas el lunes al proyecto de ley al considerar que ofrece demasiadas facilidades a personas que ingresaron a Estados Unidos violando las leyes.

Uno de los más agudos fue el conservador Ted Cruz, el senador por Texas de ancestros cubanos, quien advirtió que "cualquier proyecto de ley que insista (en brindar a los inmigrantes sin papeles la opción de la naturalización) pone en riesgo la aprobación de cualquier reforma migratoria".

"Mi esperanza es que aprobemos un proyecto de ley concentrado en las dos áreas donde hay consenso bipartidista: seguridad fronteriza y la inmigración legal", dijo. "Espero que la reforma migratoria no quede secuestrada por un tema profundamente divisivo" como la opción a la naturalización.

Su copartidario Lindsay Graham, uno de los ocho autores del proyecto de ley, fue el único republicano en defender la iniciativa durante la audiencia y respondió a Cruz que la "mayoría de los estadounidenses aprueban la opción a la naturalización si incluye condiciones. La mayoría la ve como una solución práctica".

Los inmigrantes sin papeles que hayan fijado residencia en Estados Unidos antes del 31 de marzo de 2011 que aún permanezcan en ese país y que cumplan con otros requisitos legales, podrán obtener un estatus legal provisional una vez que la Secretaría de Seguridad Nacional certifique al Congreso un aumento en la seguridad fronteriza y optar a la residencia permanente 10 años más tarde, según la propuesta.

La audiencia del lunes incluye una cantidad inusual de cuatro paneles para analizar diversos aspectos del proyecto de ley, tales como las necesidades de los sectores agrícola, tecnológico, de construcción y de servicios.

Leahy anunció para la mañana del martes otra audiencia con la secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano, cuya comparecencia estaba prevista el viernes pero debió cancelar debido a los eventos en Boston.

El proyecto buscaría reforzar la seguridad en las fronteras y permitiría el ingreso de nuevos trabajadores al país, siempre y cuando los empleadores verifiquen que se encuentran legalmente en Estados Unidos.

Los ocho senadores esperan que el comité judicial someta a votación el proyecto de ley la primera semana de mayo y que el presidente del Senado -el demócrata Harry Reid- lleve la iniciativa al pleno de la cámara antes de junio.

El grupo de ocho senadores autores del proyecto de ley lo completan los republicanos Marco Rubio, John McCain, Jeff Flake y los demócratas Dick Durbin, Bob Menéndez y Michael Bennet.

Otro grupo bipartidista prepara un proyecto de ley similar en la cámara baja, controlada por republicanos reacios a ofrecer la naturalización a personas que han incumplido leyes estadounidenses.

El presidente Barack Obama ha expresado su expectativa de que el proceso legislativo culmine durante el primer semestre de 2013.

El Congreso planea iniciar su receso veraniego el viernes 2 de agosto
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: