Cubano de Hialeah acusado de fraude contra decenas de inversionistas

Mijail Colominas puso una oficina en este edificio.
Es el caso más reciente de fraude en los últimos años que han dejado sin fortunas a decenas de residentes del Sur de la Florida.
El Nuevo Herald | Enero 20 de 2014
 Hace cuatro años, un cubano residente en Hialeah, fundó una empresa llamada Phoenix -FX Investors Group.
 
La compañía, que más tarde cambió su nombre a Phoenix Global Group, prometía a sus clientes ganancias mensuales de entre 14 y 28 por ciento dependiendo de la cantidad invertida y duración de la inversión.
 
Pero todo era mentira, de acuerdo con investigadores federales.
 
De los más de $500,000 que Mijail Colominas, el fundador de la firma, obtuvo de unos 70 inversionistas, sólo invirtió alrededor de $71,000 dólares y se embolsó el resto, de acuerdo con documentos del tribunal federal en Miami. En un momento dado en el 2010, Colominas, de 43 años, transfirió todo el dinero restante a sus cuentas bancarias personales, de acuerdo con una denuncia penal en el caso.
 
Los inversionistas perdieron ahorros que habían acumulado por años y que muchos pensaban utilizar en su vejez, dijeron los investigadores federales .
 
El caso es el más reciente de una serie de casos de fraude similares en los últimos años que han dejado sin fortunas a decenas de residentes del Sur de la Florida.
 
El 3 de enero pasado, dos acusados ​​se declararon culpables de un cargo de fraude electrónico en la corte federal de Fort Lauderdale en relación con un caso en Miami, en el que más de 50 inversionistas perdieron millones en inversiones falsas. Un tercer acusado huyó a Venezuela, su país de origen.
 
En el caso que se ventila en el tribunal federal de Fort Lauderdale, los acusados gastaron gran parte del dinero de los inversionistas en artículos de lujo, incluyendo una camioneta SUV y el arrendamiento de un apartamiento de lujo con cinco dormitorios en Manhattan.
 
Entre noviembre del 2011 y noviembre del 2012, los acusados ​​recibieron al menos $4 millones de más de 50 inversionistas, de acuerdo con funcionarios de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) que investigó el caso. Los acusados ​​operaban desde una compañía llamada Bancard Financial Services en el distrito financiero de Brickell en el downtown de Miami.
 
En el caso Colominas, una denuncia penal presentada en la corte federal de Miami por un agente especial del FBI dice que el fraude fue detectado inicia,mente en el 2011, cuando dos inversionistas se quejaron a las autoridades por no recibir dividendos según lo prometido. Los inversionistas fueron identificados en la denuncia como ML y CL. El abogado de Colominas no devolvió una llamada a su oficina buscando comentarios.
 
“El 8 de junio del 2011, dos inversionistas de Phoenix-FX/Phoenix Global Investors, ML y CL, presentaron denuncias ante la Oficina de Campo del FBI en Miami alegando que habían sido víctimas de fraude a manos de Colominas después de enterarse de que había abandonado bruscamente el área de Miami en octubre del 2010 sin regresar sus inversiones y el prometió 20 por ciento de ganancias", según la queja.
 
Aunque Colominas desapareció por un tiempo, más tarde regresó al sur de Florida y fue detenido a principios de diciembre . Se declaró inocente durante la lectura de cargos a mediados del mes pasado. El juicio ha sido programado tentativamente para febrero.
 
El caso comenzó el 12 de agosto del 2009 cuando Colominas presentó documentos ante la División de Corporaciones de la Florida relacionados con la creación de la compañía Phoenix -FX Investors Group. En los documentos de incorporación, Colominas figuraba como presidente, director y accionista principal. La sede la firma se encontraba sobre la calle 56 del oeste de Hialeah.
 
En esa dirección se ubica una modesta casa de un piso dentro de una nutrida zona residencial de clase media.
 
Una mujer que abrió la puerta dijo no conocer a Colominas, pero se negó a ser entrevistada diciendo que no tenía tiempo. Poco después salió de la casa y se marchó en un vehículo.
 
Los registros de la oficina del Tasador de Propiedades del Condado Miami-Dade muestran que la casa es propiedad de Colominas. Construida en 1956, la casa fue comprada en el 2007 por $420,000.
 
Una vecina dijo no conocer a Colominas y no saber que la dirección era la sede corporativa de una empresa de inversión internacional.
 
Los registros públicos muestran también una dirección para Colominas en Miramar, en el Condado Broward, con tres números de teléfono -- todos desconectados.
 
Colominas también aparece en los registros públicos como ejecutivo de varias otras empresas en el sur de Florida , incluyendo una agencia de viajes, dos cafeterías o restaurantes y una fundación para la infancia.
 
El 26 de febrero del 2010, Colominas avisó a la División de Corporaciones que la compañía había cambiado su nombre al de Phoenix Global Group. Seis meses más tarde, Colominas dijo a las autoridades estatales que la empresa se ​​había mudado al 5580 de la avenida 16 del oeste de Hialeah. En esa dirección se localiza un pequeño centro comercial.
 
La sede corporativa se ubicaba en el segundo piso del centro comercial, entre una oficina de servicios de inmigración y una tienda de armas.
 
El sitio donde una vez operó Phoenix Group Global hoy parece ser una agencia de viajes, pero estaba cerrada el jueves, cuando un fotógrafo y un reportero de El Nuevo Herald tocaron a la puerta.
 
Dos empleados de oficinas cercanas dijeron recordar que una media docena de hombres y mujeres entre 40 y 50 años de edad trabajan en esa oficina en el 2010.
 
"Entraban y salían, siempre hablando por sus teléfonos celulares y conduciendo coches de lujo como Mercedes Benz”, señaló uno de los empleados en una oficina cercana . “Recuerdo haber hablado con una de esas personas y me dijo que eran inversores y decía que uno podía obtener grandes ganancias si inviertía una buena cantidad de dinero. Sonaba demasiado bueno para ser verdad”.
 
La denuncia penal dice que Colominas promovía la noción entre sus clientes de que su empresa era un “club privado para inversionistas”, especializado en los mercados de divisas internacionales, así como otros tipos de inversiones.
 
“Colominas decía a los potenciales inversionistas que podrían obtener ganancias mensuales de entre 14 y 28 porciento”, según la denuncia penal del FBI. “También decía que tenía entre 200 y 500 inversionistas y que la cantidad mínima necesaria para formar parte del club era de $1,000. El máximo permitido era de $50,000 y que lo invertido no se podía retirar por un período mínimo de 180 días”.
 
En el 2013, el indice S&P 500 aumentó casi 30 porciento -- uno de los incrementos más grandes de la historia de la bolsa. Pero no hay una ganancia promedio de inversiones porque esto depende de las inversiones especificas y cada portafolio es diferente.
 
Los empleados que hablaron con El Nuevo Herald, ninguno de los cuales quiso ser citado por nombre, dijeron también que nunca invirtieron en la compañía. Pero uno de ellos dijo que un guardia de seguridad que conocía había invertido sus ahorros. Pero el empleado dijo que no sabía si el guardia de seguridad había perdido dinero y que ya no estaba en contacto con él.
 
“Esas personas estuvieron en esa oficina por sólo unos meses y luego se fueron”, dijo uno de los empleados.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: