Comida en mal estado en comedores de ancianos en Hialeah

El martes por la noche, los tres miembros que asistieron a la sesión de la Junta Directiva del HHA votaron en contra de renovar el contrato anual con Construction Catering.
El Nuevo Herald | Marzo 27 de 2013
Enrique Flor
eflor@elnuevoherald.com
Enrique Flor el Nuevo Herald

Arroz con piedras, picadillo grasiento y pan con moho forman parte del menú de quejas que presentó la Autoridad de Vivienda de Hialeah (HHA) para rescindir el contrato que tenía con una empresa de la familia de una ex jueza de Miami-Dade para preparar alimentos a los ancianos de bajos recursos en Hialeah.

La ex magistrada Ana María Pando y su padre, Esteban Bencomo, dueño de Construction Catering Inc., alegaron que la intempestiva cancelación de un contrato anual por más de $900,000 obedecía a una represalia política para sacarlos del negocio en esa ciudad.

El director ejecutivo de HHA, Julio Ponce, indicó el miércoles que desde mayo del 2012 su despacho había registrado 39 quejas por parte
de los comensales, algunas de ellas por la mala calidad de la comida repartida en los comedores públicos de Hialeah.

“Esto no tiene nada que ver con política”, aseguró Ponce en declaraciones a El Nuevo Herald. “A los viejitos les estaban llevando comida en mal estado y nosotros no podemos permitir eso”.

El martes por la noche, los tres miembros que asistieron a la sesión de la Junta Directiva del HHA votaron en contra de renovar el contrato anual con Construction Catering.

La presidenta de la junta, Maida Gutiérrez, y los comisionados Lucía Rodríguez y Mario Díaz aprobaron la medida pese a que la ex jueza Pando solicitó durante la audiencia un plazo de 60 días para investigar lo ocurrido y tomar las medidas correctivas.

“Esto [la cancelación del contrato] es motivado por política”, dijo Pando a El Nuevo Herald una vez culminada la sesión. “Nosotros, mi familia, somos muy amigos del señor Raúl Martínez, quien fue alcalde de Hialeah y es enemigo político del alcalde de ahora, Carlos Hernández”.

Hernández derrotó a Martínez en las elecciones municipales de noviembre del 2011. Desde entonces varios empleados han denunciado represalias de la administración de Hernández, desde degradaciones hasta súbitos despidos, por haber apoyado a Martínez.

Hernández y Martínez se encontraban fuera del sur de la Florida por lo que El Nuevo Herald no pudo recoger sus versiones.

El jefe de despacho de Hernández, Arnaldo Alonso, rechazó la alegación de la ex magistrada.

“Usar la política como excusa da pena”, criticó Alonso. “Esto es categóricamente falso. Como servidores públicos en Hialeah tenemos el deber de que las personas reciban un servicio de calidad”.

Ponce precisó que el contrato establecía que Construction Catering debía entregar de lunes a viernes 1,300 raciones de comida en 11 comedores públicos de Hialeah y 303 viviendas de ancianos incapacitados.

De acuerdo con el reporte presentado por la directora de servicios sociales de HHA, Ileana Sanabria, se registraron nueve casos de comida en mal estado, seis quejas por reparto tardío; seis quejas por raciones incompletas; cinco por no recibir los alimentos; y cinco por entrega de comida que no había sido conservada a la temperatura debida.

También se reportaron cuatro quejas por comida extremadamente salada o sin sabor; tres por entregar productos distintos; y una por “garbanzos duros”.

Durante la audiencia, Sanabria presentó a los comisionados varias fotos de comida en mal estado, entre ellas la de una fuente de macarrones con manchas verdes.

El miércoles, Bencomo sostuvo que la alta temperatura provocó que parte del papel aluminio utilizado para tapar la fuente se derritiera y se mezclara con el queso parmesano de los macarrones. Bencomo aseguró que para solucionar el incidente, se entregaron de inmediato
“cajitas con comida fría”.

En septiembre del 2012, Ponce le informó en una carta a Bencomo que, ante la serie de quejas, la empresa había sido puesta en una etapa de prueba

Bencomo manifestó que los problemas con HHA empezaron a registrarse tras ganar la licitación en el 2012. A principios de año, Bencomo dijo que recibió una carta con el logotipo de la empresa de alimentos Che Joseito, de Hialeah y que también participó en esa licitación. De acuerdo con Bencomo la carta decía: “Felicidades en estos momentos por haber ganado el contrato, pero ¿el futuro qué?”.

“Esto me incomodó y fui a ver a los representantes de esa empresa, pero allí me aseguraron que nada tenían que ver con esa carta”, relató Bencomo.

La tarde del miércoles no fueron respondidas varias llamadas a esa empresa para conocer su versión.

La ex jueza Pando dijo que Che Joseito era una empresa que había apoyado a Hernández durante la campaña municipal del 2011 y que Construction Catering hizo lo propio con la campaña de Martínez.

“Llevamos 28 años trabajando en Hialeah, sin mayores problemas. Hacemos lo mismo en Hialeah Gardens, Sweetwater, y Allapatah”, dijo Pando. “¡Qué casualidad que el único lugar donde tenemos problemas ahora es en Hialeah!”.

Por su parte, Ponce criticó que Construction Catering haya decidido no honrar el abastecimiento de alimentos hasta el próximo 19 de abril, por lo que el martes por la noche debió buscar de emergencia 1,300 raciones de comida. Indicó que 300 las adquirió en el Palacio de los
Jugos y 1,000 en el establecimiento La Frutería, en el este de Hialeah.

“Eso demuestra la falta de profesionalismo”, cuestionó Ponce. “Hoy [miércoles] hemos tenido uno de los días más fríos del año y ellos dejaron a nuestros ancianos sin alimentos. Pero nosotros, así sea hamburguesas de McDonalds, íbamos a darles de comer”.

Bencomo dijo que el martes, alrededor de las 9 p.m., contactó a Ponce para comunicarle que sí proveerían las raciones de comida por un mes más, pero éste le respondió que ya había hecho las coordinaciones para buscar un reemplazo. Ponce agregó que a partir de este jueves las comidas serán proveídas por Master Host Greater Miami Caterers Inc.

Bencomo insistió en que la decisión de HHA fue injusta.

“A nosotros nos hicieron una ‘cama’ para sacarnos del medio”, dijo Bencomo. “Con nosotros se ha cometido una injusticia”.

Ponce destacó que no se reportó ningún anciano enfermo por ingerir esa comida ya que el personal a cargo de los comedores informaba de inmediato a los supervisores ante cualquier alerta y prohibía su consumo.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: