Avión monomotor efectúa aterrizaje de emergencia en los Everglades

El piloto no sufrió daños.
El Nuevo Herald | Noviembre 17 de 2013
cteproff@MiamiHerald.com
Carli Teproff The Miami Herald

Como corredor de lancha rápida, Daniel Lawrence sabe lo importante que es mantener la calma bajo presión.

De modo que cuando empezó a sentir una ligera vibración en su avión monomotor cuando regresaba a Sarasota desde Cayo Hueso el lunes por la mañana, se limitó a chequear una lista de cosas para ver qué pasaba.

No le tomó mucho tiempo darse cuenta de que tenía que tomar una decisión muy importante: ¿cuál era el mejor lugar para aterrizar?

“Yo sabía que estaba empeorando, que no tenía mucho tiempo”, dijo.

El estudiante para piloto –quien empezó a volar meses atrás– dijo que no quería aterrizar en el agua y decidió que los Everglades eran su mejor opción.

Tras otear el paisaje desde el aire, encontró una parcela de ciénaga bastante plana, redujo la velocidad del avión lo más que pudo y aterrizó, arreglándoselas para mantener el avión derecho.

Cuando la Guardia Costera –la cual recibió una llamada del Centro de Control de Misiones de Tránsito Aéreo de Miami– lo encontró una hora después, él había colocado su equipaje en lo alto del avión y estaba parado en el ala esperando a que lo rescataran.

“Cuando aterricé me dije: ‘Estoy vivo’ ”, dijo Lawrence, y añadió que salió enseguida del avión porque el agua empezó a filtrarse en la cabina. “Fue un aterrizaje tan suave que no choqué con nada”.

El oficial de guardia del Comando de la Guardia Costera Michael Mullen dijo que no fue solo la destreza lo que ayudó a Lawrence a aterrizar el avión sin problemas; él también tuvo la suerte de su parte.

“Si yo fuera él, hubiera ido a comprar un boleto de la lotería”, dijo. “No todos estos incidentes salen tan bien”.

De hecho, entre el 1 y el 11 de noviembre, cuatro aviones pequeños se estrellaron con consecuencias fatales en Estados Unidos.

De acuerdo con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB), hubo 12 aviones estrellados en la Florida con consecuencias fatales desde principios de año. Y esta semana hubo otro extraño caso en el que un piloto hizo una llamada de emergencia diciendo que se había abierto una puerta del avión y que su pasajero se había caído.

El sábado, investigadores reportaron que habían encontrado el cadáver de Gerardo Nales, el hombre que al parecer se desplomó desde el avión en pleno vuelo el jueves. Ellos aguardaban resultados positivos de la Oficina del Médico Forense de Miami-Dade.

Lawrence, quien lleva 12 años en carreras de botes, acababa de ganar el primer lugar en una carrera del Campeonato Internacional Super Boat de Cayo Hueso. Además, también ganó el segundo lugar de la competencia total con su lancha, llamada Hulk.

Fue la primera vez que él viajaba por sí solo en su avión Piper Cherokee a una competencia, dijo. El había comprado el avión en junio para aprender a volar. “Es algo que siempre he querido hacer”, dijo.

El despegó a eso de las 7:30 a.m. y estaba impaciente por llegar a casa. Pero alrededor de una hora después del despegue, se dio cuenta de que algo pasaba. Fue en ese momento que todo su entrenamiento se puso en acción.

Había pasado incontables horas con un instructor aprendiendo a planear, a calcular cuánta distancia le quedaba hasta el suelo si se apagaba el motor y cómo aterrizar con la mayor suavidad posible.

Según un instructor de vuelo y piloto, Adriel Anderson, el hecho de que Lawrence era un estudiante para piloto puede haberlo ayudado. “Ese es el momento en que las cosas están más frescas”, dijo.

Anderson, quien lleva 17 años como piloto, dijo que toda persona que esté aprendiendo a volar un avión practica cómo manejar situaciones difíciles, entre ellas el fallo del motor. “Por supuesto que cuando sucede de verdad es traumático, pero para eso es que los entrenamos”, dijo.

Stephen Hedges, de la Asociación de Pilotos y Propietarios de Aviones, un grupo de más de 400,000 miembros que son propietarios de aviones o pilotos, dijo que al parecer Lawrence lo hizo todo bien.

“Aterrizar con el avión al revés hubiera sido un problema enorme”, dijo.

El avión permanece estancado en el lodo, pero Lawrence dijo que le informaron que la NTSB investigará lo sucedido.

En cuanto a volar de nuevo, Lawrence no lo dudó un momento. “No tengo miedo de volver a volar”, dijo. “Yo estaba decidido a sobrevivir y así lo hice”.

Este artículo incluye comentarios de la Red de Opinión Pública (Public Insight Network), una comunidad en Internet de personas que han acordado compartir sus opiniones con The Miami Herald y WLRN. Participa en MiamiHerald.com/ insight.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: